Tras 6 años de apretón, Grecia se alista para crucial elección

Tras 6 años de apretón, Grecia se alista para crucial elección

Los griegos tienen hoy el nivel de vida que tenían sus padres en los años 80. Desempleo del 25,8 %.

notitle
21 de enero 2015 , 08:15 p. m.

Los griegos podrían ser los primeros europeos que rechacen este domingo en las urnas el ajuste impuesto al sur del continente.

Grecia, con un 25,8 por ciento de desempleo y una deuda pública del 177 por ciento del producto interno bruto (PIB), fue desde el 2009 el ‘conejillo de indias’ que experimentó la receta de Berlín y Bruselas que después se aplicó en Portugal, Irlanda, Chipre, España y en parte Italia.

Ese ajuste y sus condiciones generaron más deuda, más desempleo, más pobreza y ahora, casi siete años después, pueden generar una revuelta política.

Grecia perdió desde 2009 más del 25 por ciento de su PIB, los hogares vieron caer sus ingresos un 40 por ciento, casi un tercio de la población vive en la pobreza, un 25 por ciento no tiene cobertura sanitaria y más de la mitad de los jóvenes está desempleado.

Los griegos tienen hoy el nivel de vida que tenían sus padres en los años 80, un salto atrás nunca visto en Europa en tiempos de paz.

Grecia, que había mentido hasta 2009 sobre el estado real de sus cuentas, recibió 240.000 millones de euros en dos préstamos (con sus intereses) para que fuera repagando los vencimientos de deuda y recapitalizara su banca.
Bruselas repite que los ajustes fueron necesarios, pero olvida sus consecuencias. Grecia muestra la enfermedad europea: si la construcción de la UE debía ir acercando a sus miembros y así fue durante décadas, la gestión de la crisis los alejó.

La coalición de izquierda Syriza lidera en las encuestas y, si gana, quiere parar el ajuste y renegociar la deuda, que está en un 70 por ciento en manos de sus socios europeos. La elección de un nuevo Gobierno en un país que representa solo el 2 por ciento de la economía de la Eurozona es casi un referendo sobre la política económica europea.

Syriza aboga por reestructurar la deuda vinculando su pago al crecimiento de la economía y anulando una parte; promete subsidios para alimentación a las familias pobres, ayudas a los jubilados, y salud y medicamentos gratis para los desocupados, además de una baja de impuestos a los más pobres.

Los últimos sondeos dan entre 4 y 5 puntos de ventaja a Syriza, liderada por Alexis Tsipras. Podría alcanzar el 35 por ciento de los votos mientras el gobernante y conservador Nueva Democracia se quedaría sobre el 30 por ciento.
La tercera plaza sería para los liberales de To Potami, la cuarta para los nazis de Aurora Dorada y la quinta para los comunistas del KKE. Bordeando el 3 por ciento necesario para entrar al Vouli (Parlamento) estarían los socialdemócratas del Pasok y otros.

Los griegos eligen 250 diputados y el sistema electoral entrega al ganador otros 50 para generar mayorías estables. Syriza, para conseguir mayoría absoluta (151 diputados), necesitaría poco más del 30 por ciento si los partidos pequeños no alcanzan el 3 por ciento, o cerca de 40 por ciento si estos consiguen entrar al Vouli.

La victoria de Syriza ya se da por descontada, pero si no consigue mayoría absoluta tendrá que buscar socios de coalición y no tiene ningún aliado claro. Si no consigue formar Gobierno, habría que volver a las urnas salvo que los demás partidos opten por una coalición que tendría que meter a todos, incluidos los nazis. 

IDAFE MARTÍN PÉREZ
Enviado especial de EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.