Cultura y música irlandesa en las melodías de tres músicos colombianos

Cultura y música irlandesa en las melodías de tres músicos colombianos

Desde hace dos años, la agrupación æire irlandés hace un homenaje a la música tradicional irlandesa.

notitle
21 de enero 2015 , 07:08 p.m.

Un violín, un piano y una guitarra crean melodías capaces de transportar a melómanos y curiosos a lugares como castillos, bosques y praderas, donde personajes mitológicos como duendes, hadas, dragones y princesas son recordados.

Se trata del trío colombiano æire irlandés, que desde marzo del 2013 da a conocer la música tradicional irlandesa en la ciudad. Carolina Arango, en el violín; David Gaviria, en el piano; y Rodrigo Vélez, en la guitarra, son los artífices de una propuesta musical diferente en la que niños, jóvenes y adultos tienen un lugar.

“Es una música que atrae y genera interés en el público. Así no sepan exactamente qué están escuchando, les remite a algo”, dijo Rodrigo, el guitarrista.

La agrupación, sin lugar a dudas, debe su existencia a la violinista bogotana Carolina Arango, quien desde los ocho años se interesó por esta música. Ese gusto no es gratuito.

Su educación prescolar, primaria y secundaria la realizó en el colegio San Patricio, llamado así por el patrono de Irlanda y donde cada 17 de marzo celebran su festividad con música y danzas típicas de allí. Ese ambiente, familiar para ella, la llevó a iniciarse en el violín, estudiando por varios años música clásica en un conservatorio.

En la universidad no siguió la carrera porque “desde mi corazón sabía que lo que quería tocar era música irlandesa y allá solo iba a estar enfocada en la clásica”, recordó Carolina.

Estudió Artes visuales y durante la universidad tuvo la oportunidad de ser la violinista de un grupo de música celta, pero la que más le llamaba la atención siempre fue la irlandesa.

En el 2006 terminó la universidad y se fue para Irlanda, país en el que vivió durante seis años y donde realizó un diplomado en música tradicional irlandesa y estudió violín irlandés en la Universidad de Limerick. A la par que se empapó de la historia, costumbres y cultura en general de los irlandeses.

Antes de regresar a Colombia, estuvo en Argentina y en Chile, donde participó en talleres, conciertos y festivales. En el 2013 vuelve al país con la firme intención de “promover y enseñar esta música, para ello, necesitaba un grupo de apoyo”.

Carolina conocía a Rodrigo, músico de profesión que durante diez años fue miembro de un grupo de música celta, por lo que conocía del folclor y sonidos de toda esa región, que además de Irlanda, abarca las músicas tradicionales del norte de España, norte de Francia, Gales, Escocia y la isla canadiense Cape Breton.

La propuesta de Carolina era formar un grupo dedicado exclusivamente a la música irlandesa. Rodrigo aceptó, porque en parte, cuando la toca y la escucha “me da alegría. Aunque tiene de todo, la disfruto más por el lado festivo, alegre”,comentó.

Luego conocieron a David, el pianista, y lo invitaron a hacer parte del nuevo proyecto, pues él también tenía conocimientos y un acercamiento especial con la música y cultura irlandesa.

“Me interesó mucho que la música tradicional de ellos está presente en su cotidianidad, siempre están cantando o tocando algún instrumento y no es antigua, es muy actual”, dijo David.

Así, los tres músicos formaron el grupo æire irlandés. Escoger el nombre no fue fácil, no querían algo que fuera impronunciable o la gente no entendiera.

“Queríamos que fuera en español porque somos de acá y la idea no es copiar todo de ellos. Con la palabra aire mostramos algo autóctono, sin alejarnos de la música que escuchan allá”, explicó Carolina.

Además de ofrecer al público melodías diferentes, en sus conciertos y presentaciones al grupo le gusta hablar sobre los ritmos, regiones, historia y cultura de Irlanda. Contextualizan a la gente con lo que están escuchando.

Reconocen que Irlanda es un país muy musical, alrededor del 80 por ciento de su población toca un instrumento, sin importar que tengan otra profesión.

Arpa, gaita irlandesa, violín, acordeón bretón, piano, flauta traversa de madera, bonjo y buzuki son algunos de los instrumentos más utilizados en la interpretación de las melodías, que no solo son festivas, sino que incluye temas melancólicos y contemplativos.

“Es una música muy flexible, abarca todo tipo de colores y sentimientos”, opinó la violinista.

Así, tienen repertorios para diferentes escenarios, pueden tocar en un bautizo, un matrimonio, una fiesta de aniversario e incluso, en un funeral. Dicen que en bares y cafés, la gente se conecta de una manera más corporal con la música, “se paran a bailar así no sepan”, finalizó David entre risas.

Lo que viene para el grupo

El proyecto más próximo de la agrupación es grabar su primer disco, que esperan tener listo antes de finalizar el año.

Además, quieren darse a conocer en otras ciudades del país, que más gente tenga la posibilidad de escuchar una propuesta diferente, a la vez que conocen una cultura que los apasiona sin necesidad de ir hasta allá, pues no todos pueden. Hasta ahora, la acogida por parte del público ha sido muy buena, han gustado.

MÓNICA MARÍA JIMÉNEZ RUIZ
Para EL TIEMPO
MEDELLÍN

Despierta con las noticias más importantes.Inscríbete a nuestro Boletín del día.

INSCRIBIRSE

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.