La paisa, Andrea Otálvaro protagonizó una película en Europa del Este

La paisa, Andrea Otálvaro protagonizó una película en Europa del Este

La actriz nos habló acerca de su difícil experiencia durante el rodaje en Bosnia Herzegovina.

notitle
21 de enero 2015 , 04:59 p.m.

Aunque en Colombia no es muy conocida, esta paisa protagonizó una película en Bosnia Herzegovina. Hace poco llegó al país y nos contó su difícil experiencia durante el rodaje.

El recorrido de Andrea Otálvaro en la TV nacional ha sido muy corto: participó en producciones como Los canarios, Chepe Fortuna y Rafael Orozco; además actuó en un cortometraje llamado Bang, que fue muy exitoso y con el que ganó un premio a mejor actriz. Sin embargo su sueño era hacer cine, pero estaba lejos de alcanzarlo en Colombia, pues aquí no se le daban las cosas como esperaba.

El año pasado fue escogida entre diez actrices colombianas como la protagonista de una película que será llevada a los principales festivales europeos: “Juan Pablo Felix, director de casting de cintas como María, llena eres de gracia y Satanás, películas que han tenido reconocimiento internacional, convocó a pruebas para Dew (Rosa en polaco), un filme de un director polaco. Necesitaban actrices que hablaran inglés y que fueran colombianas”.

Sin mayores pretensiones, Andrea presentó la audición y pensó que no había sido escogida, pues pasó un año y medio y no la llamaron: “En el 2011 me dijeron que el director polaco vendría a Colombia porque había escogido a diez actrices, entre ellas estaba Carolina Guerra, Ana María Medina, Paola Castaño, y que quería reunirse con nosotras. Fue un casting duro, un director muy exigente, y todas las actrices estábamos nerviosas”.

Como reza el dicho, al que le van a dar le guardan. Eso pasó con ella, pues después de tanto tiempo de espera, el año pasado por fin la llamaron: “Me llegó un mail y me contaron que había sido escogida para el personaje de Catalina, una colombiana protagonista de la historia. Viajé en agosto del año pasado a Polonia, allí hicimos todos los papeles de permisos de trabajo y viajamos a Sarajevo (Bosnia Herzegovina) a rodar la cinta”.

Para Andrea era materializar un sueño, pero le costó lágrimas: “La experiencia fue muy dura para mí. Estaba detrás de un sueño y cuando llegué me enfrenté a la realidad, una cultura distinta. El director fue un reto, ellos tienen un vínculo especial con la actriz. Él vivía pendiente de mí todo el tiempo, si hablaba, si respiraba. Me tocó estar separada de todos, no me dejaban salir casi y tenía que mantenerme muy callada todo el tiempo. Los polacos son exigentes, demandantes, muy incisivos en las situaciones, te dirigen hasta en cómo mover un dedo... era algo castrante”.

Pero no todo fue tan traumático. Andrea sabía que ese era el precio para alcanzar su meta. Quedaron amigos y la satisfacción de un trabajo realizado con mucha disciplina y el beneplácito de sus compañeros y del director:

“Trabajamos desde las 4 a.m., 12 horas diarias o más. Siento que me fue bien, fue algo extremo pero sentí la acogida de mi trabajo por parte del grupo. La película tiene la coproducción de Croacia y de Bosnia con el apoyo de Eurocine; eso nos abre la posibilidad de asistir a los mejores festivales europeos de cine”.

GLORIA FRANCO

Empodera tu conocimiento

Sal de la rutina

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.