El origen del caos institucional en Yemen

El origen del caos institucional en Yemen

La situación se agrava cada día con el avance de las milicias chiíes.

notitle
21 de enero 2015 , 12:28 a.m.

¿Cuál es el origen de las revueltas en Yemen?

La actual República de Yemen nació en 1990 tras la unificación de la República Árabe de Yemen (Yemen del Norte) y la República Popular Democrática de Yemen (Yemen del Sur). Yemen del Norte se había independizado del Imperio otomano en 1918, al terminar la Segunda Guerra Mundial y el Reino Unido mantuvo el control en el sur del país hasta 1967.

Tras la retirada de los británicos nació Yemen del Sur que tuvo el apoyo de la Unión Soviética. Ya en 1994 se había gestado un movimiento secesionista en el sur que se convirtió en una guerra civil que duró algunos meses.

El país, con mayoría de población y además gobernado por los suníes (una de las tendencias del islam), vivió un alzamiento de armas de rebeldes hutíes, de tendencia chií (otra de las ramas del islam) en el 2004, que esgrimieron que su lucha era por la marginación de las comunidades del norte el país en las que viven.

A pesar de la firma de un acuerdo de paz en el 2007, realizaron varios ataques y el gobierno del entonces presidente Ali Abdullah Saleh los comenzó a combatir.

Saleh tuvo que renunciar en el 2011 por la presión de los manifestantes en el marco de las protestas de la Primavera Árabe, pero este sigue teniendo grandes apoyos dentro del ejército, que mantiene una actitud de debilidad, para algunos analistas sospechosa ante los rebeldes hutíes.

¿Quién dirige y qué quieren los hutíes?

Los rebeldes hutíes son dirigidos por Abdelmalek al Huti, de 33 años, y entre las exigencias del grupo que dirige está la de frenar el proyecto de nueva Constitución que prevé dividir el país en seis regiones, frente al proyecto que defienden ellos de solo dos regiones y que les permitiría tener el acceso al mar.

Diversas fuentes estiman que han estado recibiendo financiación del gobierno de Irán para mantener su guerra contra el gobierno y buscar el retorno al poder de Ali Abdullah Saleh.

Por su parte, el gobierno yemení de Mansur Hadi recibe ayuda monetaria el régimen de Arabia Saudí. La lucha de los hutíes se ha radicalizado en los últimos meses y el fin de semana tomaron como rehén a Ahmed Awad ben Moubarak, jefe de gabinete y justamente uno de los arquitectos de la nueva Carta Magna.

Los hutíes atacaron el lunes el palacio presidencial, en lo que es una nueva escalada de violencia del país, víctima también de la presencia de una de las ramas más fuertes de Al Qaeda. La ministra de Información, Nadia al Saqaf, anunció lo que el Gobierno considera un intento del golpe de Estado. Por otro lado, el primer ministro, Jalid Mahfuz Bahá, salió ileso de un ataque de los rebeldes sobre su caravana de vehículos.

¿Qué dicen analistas sobre el futuro del país?

Diversas voces dicen que el foco regional se ha centrado en Siria, Irak y Afganistán y que por eso la rebelión yemení ha estado debilitando al país y permitió la entrada y fortalecimiento de Al Qaeda. Actualmente el Ejército combate intensamente en el sur de Yemen para liberar varias ciudades que están bajo su control.

Hay que recordar que Yemen es uno de los países de Oriente Próximo que mantiene estrechas relaciones con su pasado tribal en una gran parte del territorio. Precisamente ese componente fue fundamental en el éxito de Ali Abdullah Saleh y de la consolidación de su régimen a finales de la década de 1970.

Así mismo, Yemen es considerado el patio trasero de Arabia Saudí y su futuro podría ser clave en el porvenir de la península arábiga. Para enrarecer aún más la atmósfera del más pobre de los países del Golfo, algunos activistas laicos del sur del país han desenterrado nuevamente la bandera de la secesión del país que en el norte era de los islamistas y el sur comunista apoyado por la unión Soviética.

Los líderes del Movimiento Sudista están movilizando a sus partidarios en Adén, y pronto podría brotar en esa región otro foco de inestabilidad en el Yemen.

REDACCIÓN INTERNACIONAL

Empodera tu conocimiento

Sal de la rutina

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.