Paulina Vega, convencida de que será la próxima Miss Universo

Paulina Vega, convencida de que será la próxima Miss Universo

La Señorita Colombia solo tiene entre sus planes ser la próxima reina universal de la belleza.

notitle
21 de enero 2015 , 11:34 a.m.

La Señorita Colombia 2013 -2014 quiere la corona de Miss Universo y en sus planes no hay nada diferente a ejercer como tal. La reina admite que es pariente de su sucesora, Ariadna Gutiérrez, pero muy lejana, y que no tiene relación alguna con Sofía Vergara. Hablamos con ella desde Miami, en plena competencia. (Vea aquí las fotos que le hicieron en Cartagena)

Cuando el certamen de Miss Universo ha perdido interés para los colombianos, Paulina Vega está concentrada en acaparar toda la atención y desde que viajó a Miami (Florida), sede del concurso, no tiene otra cosa diferente en mente. Está dispuesta a ganar y a obtener la segunda corona para el país.

El próximo domingo 25 de enero se sabrá si la barranquillera cumplió este sueño por el que sacrificó las pasadas fiestas decembrinas: “Me preparé arduamente y me olvidé de la Navidad. Por primera vez en mi vida me quedé en Bogotá aprovechando la época para hacer maleta, ultimar detalles de mi vestuario y documentación. Estoy muy cerca de la meta; Miss Universo es un certamen muy importante. No había tiempo que perder. Para mí, la etapa de Señorita Colombia fue una excelente preparación; además de dejarme una buena pasarela me permitió ganar seguridad, compromiso y responsabilidad. Estoy muy enfocada en el reinado demostrándole al resto del mundo que soy capaz de ser la próxima reina del planeta y representante de la mujer latina. Para mí, esto es mucho más que la estética, el show, la cena y todo lo demás”.

¿Cuál es su mensaje?

Quiero mostrar que soy de un país distinto al de los años del terrorismo, que Colombia tiene muchas cosas por ofrecer. Soy una embajadora de nuestra tierra, y mi objetivo es que sepan de qué estamos hechos. Cuando tenga la entrevista con el jurado, les mostraré mi verdadero ser, quién soy y les aseguraré que mi sueño no es solo ganar sino además hacer un excelente papel durante todo este 2015. Quiero que todo el mundo esté feliz conmigo como nueva Miss Universo, y soy completamente capaz de lograrlo porque no solo importa la belleza sino también el trabajo. Lo quiero hacer con mi cabeza.

¿Qué significa Miss Universo para usted?

Es una gran plataforma que hay que aprovechar porque da oportunidades infinitas, un sueño anhelado, y quisiera darle la alegría a mi gente de llevar esta corona. Sé que creceré más como persona y será el principio de muchas cosas más que quiero lograr en la vida.

En todas las competencias siempre hay nervios. ¿Qué le produce esto?

Eso exactamente, porque este no es solo un sueño de Paulina Vega sino de todo un país. Hay presión, adrenalina e incluso un poco de inseguridad; pero hay que sacarle provecho a eso para tomarlo con responsabilidad y dar lo mejor de uno. La idea es transformar esos sentimientos para hacer las cosas cada vez mejor.

¿Qué llevó en su maleta?

Mis vestidos de gala y fantasía, que fueron diseñados por Alfredo Barraza. En mi equipaje traje talento colombiano y, como hay que estar impecable en cada momento, empaqué muchas cosas. Sé que a los colombianos les gustará mi ajuar, pues lo preparé de manera muy cuidadosa. Además traje la bandera y camisetas con el nombre de nuestro país para la comitiva que me acompaña.

Hace dos meses fue la nueva elección de la Señorita Colombia y usted lucía como el primer día de su reinado. ¿Para viajar a Miss Universo hubo preparación física extra?

¡Claro que sí! Tuve una buena alimentación, reforcé el inglés, el manejo de los medios, trabajé también en conocerme a mí misma. Aunque parece lo más obvio, no lo es. Es difícil describirme a mí misma. Tuve una rutina física más intensa porque sentía la cuenta regresiva encima. Trabajé todo el cuerpo, ya que no me gusta que una parte se vea más tonificada que la otra, así que hice mucho cardio y una rutina similar a la que tuve antes de ser elegida Miss Colombia.

¿Quiénes la acompañan en este viaje?

En un avión viajaron conmigo como cien personas. Mi barra es muy grande e incluye colombianos y venezolanos. Mi familia me ha apoyado todo el tiempo, y ellos y mis amigos más cercanos vinieron en el mismo vuelo.

¿Y su novio, Alejandro Calderón?

Alejandro y yo decidimos tomar nuestros propios caminos mientras me desempeñaba como Señorita Colombia. Con él tengo proyectos, pero profesionales.

¿Pero tiene otro novio?

Mi novio es uno solo: mi país, todos los colombianos. No tengo tiempo para una pareja.

¿Cómo fue el año de reinado para usted?

De aprendizaje, de grandes y nuevos conocimientos; me enriqueció mucho palpar las necesidades ajenas y también a mi país. Fue una experiencia inolvidable y estoy feliz de haberla disfrutado. Hice grandes amigas y gocé al máximo mi labor.

¿Cuál fue exactamente su labor social?

Lo que más me conmovió fue ayudar a los demás, y hablo de ancianos, madres adolescentes, madres cabeza de familia, y lo que más valoré de esta experiencia fue haber compartido con los niños que no tienen la posibilidad de estudiar ni de alimentarse tres veces al día. Para mí fue una gran satisfacción haber podido llegar a tantas partes y a tanta gente.

Una anécdota inolvidable.

¡Fueron muchísimas! Era muy duro contener las lágrimas y no desmoronarme ante los hechos. La gente agradeció con el corazón nuestra presencia y siempre añorábamos que muchos asistieran y colaboraran. Hubo ocasiones en que estar en ciertos lugares se volvía peligroso porque todo el mundo quería estar con nosotras y se armaba una multitud. Cada lugar que visitamos y cada persona que conocimos nos dejaron recuerdos muy gratos.

Las reinas son muy recatadas y siempre están arregladas; ¿qué es eso que cambiará cuando termine Miss Universo?

¡Sí! Me sorprendí de ver a las exreinas así. ¡Siempre bien puestas! Pero soy una mujer de poco maquillaje, nada de tacones y de pocos rulos. Soy sencilla, básica, clásica y me diferencio por eso... claro que confieso que no me hizo falta usar tenis y ahora manejo los tacones perfectamente. Lo que más extrañaré será viajar por todo el país.

Siempre se debe hacer un balance entre lo que realmente eres como persona y el comportamiento que la gente quiere ver. Si nosotras como reinas no nos diferenciamos un poquito en la calle, de pronto los objetivos como el de recaudar para una labor social no se cumplen. A lo mejor lo que a algunos les llama la atención es que nos vemos diferentes y que actuemos distinto. Es seguro que las niñas y las adolescentes nos ven como un ejemplo a seguir de buen comportamiento, buenos modales, tolerancia, respeto. Siempre hay que encontrar el balance entre la honestidad y lo que se muestra.

¿Qué hace Paulina Vega de noviembre a febrero, fecha hasta la que se le extendió el reinado?

Voy a ser la Señorita Colombia más larga de la historia y de pronto la Miss Universo más corta, por la fecha del próximo certamen. En esos días las responsabilidades son igual de importantes, pero distintas, por lo que me dediqué a aprovechar esta oportunidad que me dio el concurso.

¿Pero hizo empalme con Ariadna Gutiérrez o estuvieron las dos como reinas de Colombia en algún evento?

No. Ella es la nueva Señorita Colombia para nuestro país, pero yo soy quien los represento internacionalmente hasta este 25, cuando termina Miss Universo. Sé que algunos se confundirían al saber que ambas tenemos banda, anillo y corona, pero esto se dio por el certamen internacional. Ariadna es quien está al frente de los compromisos sociales y demás allá, en Colombia, desde que fue elegida. Mi único objetivo es este concurso.

¿Cómo vio el triunfo de Ariadna?

¡Me gustó! La competencia estaba fuerte. Hubo candidatas preparadas, seguras y hermosas. Siento que Ariadna es capaz de representar lo que somos, tiene una belleza exótica, diferente y, como buena costeña, sé que lo va a hacer muy bien.

¿Y como prima, la satisfacción fue aún mayor?

No. Las dos tenemos un pariente en común, pero se publicó que somos primas hermanas, y no es así. Jamás hemos pasado una Navidad juntas, ni un cumpleaños. Lo que hay es como un parentesco lejano.

¿Pero sus abuelas y bisabuelas son familia o no?

La prima de sus primas es algo de la prima de mi mamá. Es algo por ese lado, no un parentesco directo. La verdad es que ni siquiera Ariadna ni yo entendemos bien cómo es la cosa. Es muy lejano, pero podríamos decir que tenemos algo de sangre.

¿Y son familiares de Sofía Vergara, como también se publicó?

La gente relaciona a Ariadna con Sofía y por ende a mí también. En este caso digamos que sería por sangre también y no por apariencia.

¿Pero Pepita, Clara Elvira y Amira Gómez Támara si son hermanas? Se supone que ahí están las raíces y la conexión de ustedes tres...

Elvira Castillo es mi abuela, pero no es hermana ni de Amira, la abuela de Ariadna, ni de Pepita, la bisabuela de Sofía.

Al final termina siendo pariente lejana de Ariadna...

Nos sorprendió lo que publicó la prensa. Ariadna y yo sabíamos que éramos parientes lejanas, pero no como se dijo. Hacíamos chistes y entonces yo siempre le gritaba: “¡Prima, prima!”, y nadie sabía qué pasaba. No entendemos cómo los medios averiguaron ese dato tan lejano, aunque siempre lo tomamos como un juego y algo divertido.

Pero Ariadna y usted se conocen de toda la vida.

Ella vivió en Barranquilla y estudió con mi hermanita en el colegio, pero nosotros nos fuimos a vivir a Bogotá. Ariadna siempre ha sido modelo y yo también, cuando era muy niña, y aunque nos veíamos en los castings, no teníamos tanto contacto. Cuando empezamos de verdad a relacionarnos fue en el Concurso Nacional de Belleza, cuando ella era Señorita Sucre. Ahí comenzamos a hablarnos.

¿Y cómo supieron que eran parientes?

Nos contaron en nuestras casas. A ella en la suya y a mí en la mía. Ocurrió cuando casualmente las dos queríamos ser reinas y las dos ganamos, pero de esto nunca habíamos hablado. Es más, nos encontramos en eventos y jamás comentamos ese tema.

¿Ha visto a Sofía Vergara?

No. He compartido con su familia en Barranquilla, pero a ella directamente jamás la he visto.

¿La cercanía con su familia era por amistad?

Exacto. Cuando era niña, y como Barranquilla es tan pequeña, compartí con su familia en la playa, pero no es que hayamos estado en reuniones familiares.

¿Qué pasará cuando se acabe este certamen?

Seguiré con mi carrera, aunque no tengo eso como ‘plan B’ porque vine a ganar. Uno debe visualizar las cosas para que pasen, y me veo como la nueva Miss Universo, no confiándome, pero sí tengo gran seguridad y daré todo de mí. Si esto no pasa, pues seguiré estudiando administración de empresas. Voy en tercer semestre y es lo que me gusta, me apasiona y la carrera con la que tengo muchísimos proyectos allá en Colombia y fuera del país, de los que aún no puedo hablar, pero con los que me seguirán viendo por ahí.

Producción: Paula Sanmiguel  Maquillaje: Matías David del Robles, cel: 3108563369  Locación: Hotel Hilton Cartagena.

CRISTINA ESTUPIÑÁN CH.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.