Editorial: Un suicidio y decenas de preguntas

Editorial: Un suicidio y decenas de preguntas

19 de enero 2015 , 09:21 p.m.

Todo tipo de preguntas deja la muerte del fiscal argentino Alberto Nisman.

El domingo por la noche, y luego de recurrir a un cerrajero para forzar la cerradura de su apartamento, su madre encontró el cuerpo inerte en el piso del baño, con un balazo en la sien. Junto a él yacía un arma calibre 22. Aunque los resultados preliminares de la autopsia señalan que fue un suicidio, las circunstancias que rodearon la muerte obligan a establecer los motivos del mismo.

Aquí entra a jugar la sentencia que se le escapó a Nisman en entrevista reciente con el diario Clarín, donde afirmó: “Puedo salir muerto de esto”.

Se refería a la denuncia que el pasado miércoles presentó contra la presidenta Cristina Fernández de Kirchner. En ella, la acusa de acordar con Irán el cese de acciones judiciales en Argentina contra siete altos funcionarios de este país sobre los que hoy pesa circular roja de Interpol por su participación en el atentado contra la Asociación Mutual Israelita Argentina, ocurrido el 18 de julio de 1994 y que cobró la vida de 85 personas. A cambio de esto, se estaría garantizando acceso a petróleo en condiciones favorables.

El deceso de Nisman tuvo lugar horas antes de su comparecencia ante la Comisión de Legislación Penal de la Cámara de Diputados, en donde iba a exponer detalles del caso. Bueno es recordar que el país del sur padece una grave crisis energética que se manifiesta en continuos cortes en el servicio de energía eléctrica. Según el documento que contiene la acusación, Kirchner pretendía “restablecer relaciones comerciales plenas para aliviar la severa crisis energética argentina mediante un intercambio de petróleo por granos”. Esta decisión fue calificada en el mismo texto por Nisman como “la culminación de una maniobra criminal que ya llevaba más de dos años de ejecución”.

El escándalo que ha generado encuentra a Cristina sufriendo los rigores de una enfermedad en el colon, que ha reducido al máximo sus apariciones públicas. Circunstancia a la que deberá sobreponerse para apersonarse de la situación y desvirtuar las conjeturas, que ya pululan.  

EDITORIAL

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.