El ministerio del trabajo informal

El ministerio del trabajo informal

Si en el Ministerio del Trabajo no defienden a sus trabajadores, ¿ahora quién podrá defendernos?

notitle
19 de enero 2015 , 07:43 p. m.

Uno va perdiendo la esperanza en el futuro cuando se entera de que en el Ministerio del Trabajo no respetan a sus empleados. Bueno, si es que se puede llamar empleados a las decenas de contratistas que trabajan para el Ministerio, cumpliendo horarios, recibiendo órdenes de funcionarios y despachando desde incómodos cubículos en la sede de la entidad.

Hoy, martes, la mayoría de los trabajadores vinculados por contrato de prestación de servicios aún no tienen documento alguno que los relacione con el Ministerio. No han firmado contratos, ni han iniciado los trámites para la redacción del mismo. Sin embargo, allá están trabajando, asistiendo a reuniones, entregando informes, haciendo reportes, como si nada pasara, como si fueran empleados públicos, pero sin recibir un solo peso.

No deja de sorprender que el 65 por ciento de los trabajadores de la oficina dedicada a los procesos de formalización del empleo estén vinculados a través de la fórmula de prestación de servicios. La llamada Dirección de Empleo quiere formalizar al país, pero en sí misma no está formalizada. Quienes allí trabajan no tienen vacaciones, porque son contratistas; no reciben prestaciones, porque son contratistas; no tienen computadores para trabajar, porque son contratistas; pero, en cambio, sí deben cumplirle al Ministerio cual si tuvieran un vínculo laboral, aun en ausencia de contrato.

¿Y qué pasa si uno de los tantos contratistas de esta cartera dejara de asistir hoy a su informal trabajo? Desde distintas orillas empezarían a oírse voces amenazantes que hablan de la no renovación del contrato y, por ende, del limbo del desempleo que espera al trabajador. ¡Bonito Ministerio de Trabajo!

Hace ya casi tres años, en febrero del 2012, el entonces ministro, Rafael Pardo, anunció con bombos y platillos que uno de los grandes objetivos de la cartera recién creada iba a ser la formalización del empleo público para acabar con tantos contratistas regados por entidades nacionales y locales haciendo el trabajo que debería estar asignado a empleados públicos. ¿Qué pasó con aquella promesa? ¿Dónde están los cargos oficiales que se deberían haber creado para acabar con tanta inestabilidad para quienes trabajan en el sector oficial?

Según fuentes del Ministerio, el plan de formalización ha logrado algunos avances en el sector salud, con casos de vinculación por nómina a los servidores de un hospital en Cali y otro en Pasto. También se ha logrado que el Sena comience a avanzar hacia la creación de 3.000 cargos en donde se nombraría a quienes hoy son contratistas. Pero estos son pasos muy pequeños ante el desolador panorama, en donde la mayoría de los trabajadores de las entidades públicas no tienen vínculos laborales con sus contratantes.

Algo llamativo es que en el Ministerio del Trabajo se inventaron una fórmula para que los contratistas no aparezcan año tras año haciendo lo mismo, lo que genera, por derecho, un vínculo laboral: en cada renovación de contrato cambian el objeto del mismo de manera que, en apariencia, un contratista no hace lo mismo cada año o cada seis meses, sino que contrata para objetivos distintos. Pregúntele a ese contratista si el cambio es real: pasan los contratos y el trabajo es el mismo; la misión, idéntica, y el superior no cambia.

Por eso voy perdiendo la esperanza. Porque si en el Ministerio del Trabajo no defienden a sus trabajadores, ¿ahora quién podrá defendernos?

* * * *
#PreguntaSuelta: ¿resultó ser más la alharaca que el trancón real por la desaparición del contraflujo de la carrera 7.ª.

Juan Pablo Calvás
@colombiascopio 

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.