Colombia goleó a Chile y sigue en carrera en el Suramericano Sub-20

Colombia goleó a Chile y sigue en carrera en el Suramericano Sub-20

Con destacada actuación de Rafael Santos Borré y Déinner Quiñones, la Selección ganó 3-0 a Chile.

notitle
19 de enero 2015 , 04:46 p.m.

En la cabeza de Déinner Quiñones se basaron los planos del triunfo que se construyó en los pies de Rafael Santos Borré para que la Selección Colombia Sub-20 triunfara 3-0 sobre Chile en su segundo partido del Suramericano, en Uruguay.

Colombia, por su derrota anterior 0-1 con Uruguay, tenía la necesidad del triunfo y así se vio en el dibujo táctico. A los 11 minutos creó el primer murmullo en el arco chileno, tras una acción colectiva entre Jeison Angulo y Quiñones, que finalizó Alfredo Morelos, pero desviaron el balón que tenía destino de gol.

Ese era el aviso de lo que vendría un par de minutos después. Quiñones, el socio de todos, dejó en el camino con una ‘piola’ a un rival y mientras su cabeza sugería una cosa, sus pies hacían otra; filtró el balón a Borré, que no fue inferior al pase, y definió para vencer a Miguel Vargas, 1-0.

Colombia jugó bien, creó varias opciones de gol y pudo ganar el partido por más goles, pero se encontró con Miguel Vargas quien impidió la goleada.

El segundo gol de Colombia no llegó sino hasta el minuto 30 del segundo tiempo. Jeison Lucumí con su regate empezó a descontar rivales, y desde fuera del área, con el borde interno de su pie derecho puso el balón lejos de Vargas para el 2-0 del equipo ‘cafetero’.

A veces, Quiñones no quería ser el arquitecto, sino un caballo azabache y tuvo una cabalgata por la izquierda de varios metros y al llegar a las 16 con 50 remató, pero el esférico fue controlado por el arquero.

Por la derecha, Jeison Lucumí lo imitó y también tuvo una corrida, como atleta de 100 metros planos, pero este no disparó, por el contrario, centró y apareció Morelos para recibir la posta, pero nuevamente el arquero respondió.

Lucumí repitió la acción, fue calcada, a diferencia que esta vez sí remató y Vargas, de nuevo, atajó. Esas tres acciones entre los 30 y 41 minutos.

En la segunda parte iban contados segundos cuando Morelos, que nunca entró en el circuito de juego, tuvo una clara opción, pero prefirió rematar cuando Borré esperaba solo, el resultado: un inocuo disparo a las manos de Vargas, que estaba empeñado a evitar más goles. Después le detuvo oportunidades claras a Borré y Lucumí y en un disparo de Brayan Rovira vio cómo el balón susurró el horizontal.

Pero, a los 30 minutos, le fue imposible evitar el 2-0. Lucumí, quien ya había advertido lo que quería, eludió la marca de dos rivales y de media distancia sacó un remate cruzado a media altura, golazo.

El tercero pudo llegar, dos minutos más tarde, pero el brazo izquierdo de Vargas le ahogó el grito de gol a Angulo.
El austral Sebastián Díaz fue expulsado, doble amarilla, a falta de 12 minutos. Podía llegar otro tanto, así lo entendieron los juveniles que cuatro minutos después anotaron el 3-0, en una conexión entre Jarlan Barrera y Borré, que finalizó Juan Otero.

Colombia dio pincelazos justos y porrazos oportunos para seguir con la ilusión de seguir avanzando. Este miércoles sigue Venezuela.

ANDRÉS FELIPE VIVEROS B.
Redactor de EL TIEMPO

Empodera tu conocimiento

Sal de la rutina

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.