Nómina pública en 2015 costará 25 billones de pesos

Nómina pública en 2015 costará 25 billones de pesos

Incremento en gasto de personal en $ 2 billones es acorde con el ajuste del cinturón.

notitle
18 de enero 2015 , 08:16 p.m.

El gasto en personal que tendrá el Estado colombiano en el 2015 supera los 25 billones de pesos, es decir, tuvo un crecimiento del 7,4 por ciento con respecto al 2014, año en el que la asignación fue de 23 billones de pesos.

La cifra de este año suena abultada. Crece en dos billones de pesos en comparación con la del año anterior, aunque el tamaño de la nómina no se modifica de manera sustancial, pues en el sector público, “para ajustar una planta a nuevos requerimientos de personal, hay que presentar un estudio técnico”, explica la directora del Departamento Administrativo de la Función Pública (Dafp), Liliana Caballero.

El monto requerido para pagar sueldos públicos parece alejarse del mandato del plan de austeridad que lanzó el Gobierno para reducir los gastos de funcionamiento del Estado. Representa una cuarta parte de los impuestos que pagan los colombianos anualmente y equivale a 2,9 por ciento del total de la producción del país (el Producto Interno Bruto). Sin embargo, para el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, es un incremento normal, ajustado al plan de austeridad. “Está en concordancia con el aumento del salario mínimo en 4,6 por ciento”, indicó.

Con la cifra, que por demás fue una de las más cambiadas en el proceso de aprobación de la Ley de Presupuesto 2015, se pagarán 720.579 empleados del orden nacional, pues, según confirmó la directora del Dafp, el total de la nómina pública está integrada por 1’166.517 empleados, de los cuales 502.190 son del orden territorial.

En la Ley de Presupuesto, el Gobierno argumentó que el valor y la composición de la nómina pública “reflejan las características de la estructura del sector público del orden nacional, la distribución e importancia de la planta de personal y las necesidades mismas de la administración”.

El mismo documento advierte que “la programación presupuestal para servicios personales (así como la de gastos generales) incluye los costos inherentes a la celebración del proceso electoral del 2015”.

Cruce de cuentas

Si a todos los empleados del sector público les pagaran el mismo salario, con el monto previsto para gastar en personal en el 2015, cada uno devengaría un poco más de 34 millones de pesos, lo que daría un ingreso promedio de 2,8 millones de pesos mensuales.

Pero la brecha salarial que hay en el país, según la cual el 58 por ciento de los colombianos gana menos de dos salarios mínimos, no escapa a la realidad de este sector.

Entonces, ¿en donde está el gasto del Estado para pagar a sus servidores públicos?

Una mirada a la Ley de Presupuesto da cuenta de que la nómina pública es un claro reflejo de la presión sobre el gasto que genera un país en conflicto.

Así, más de la mitad de los gastos de nómina (54,2 por ciento), que son financiados con recursos de la Nación, se concentra en el sector defensa y seguridad, los cuales suman 12,8 billones que cubren el sueldo de 260.000 uniformados de las fuerzas militares y de 178.000 integrantes de la Policía).

No en vano, el presidente Juan Manual Santos dijo hace un par de días que, “si logramos silenciar los fusiles, los gastos en guerra pueden ir a la inversión social”.

Otros de los sectores que más gastan en personal son: la Rama Judicial, que se lleva 2,8 billones; la Fiscalía, con una destinación de 2,5 billones de pesos para pago de empleados, y los órganos de control, que gastarán casi un billón de pesos en 2015 ($ 975.000 millones).

Cabe destacar que, entre la seguridad y la defensa, la Fiscalía y la Rama Judicial, tienen el 80,6 por ciento de los gastos de nómina pública.

La más educada

Uno de los ejes temáticos del Plan de Desarrollo del cuatrienio que está en construcción, para ser llevado y aprobado en el Congreso, es el que busca que Colombia llegue a ser la más educada. Veamos si la nómina pública y el gasto en personal está en línea con ese objetivo.

Según la estructura de la planta de personal pública del Dafp, con recursos nacionales se pagan 4.097 maestros y la nómina territorial registra 293.943 docentes. En consecuencia, la cifra total de educadores públicos en el país es de 298.040, muchos menos maestros que uniformados (439.062 entre las fuerzas militares y la Policía). No sobra recordar que el sueldo de un maestro, según el escalafón del 2014 oscila entre 1 y 3 millones de pesos (este último sueldo, escaso, pues lo devengan los que tienen especialización y maestría).

¿Habrá nuevos gastos?

Según el Decreto de austeridad emitido por el Gobierno el 2 de diciembre pasado, “solo se podrán hacer modificaciones a las estructuras de las plantas de personal cuando sean a costo cero”.

Sin embargo, según lo expresado por la directora del Dafp, el gasto en personal establecido en la Ley de Presupuesto no incluye el pago a trabajadores que hagan parte de proyectos especiales y que, por ello, vayan a ser contratados de manera temporal. También podrá haber excepciones, si el Gobierno lo considera prioritario, en donde puede encajar el caso de la Dian que tendrá que fortalecer su planta para hacer un mejor control a la evasión tributaria.

Otros países de América Latina gastan más

Si para los colombianos resulta alto el gasto en personal para el funcionamiento del Estado, otros países tienen cargas mayores. Un reciente estudio del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) señala que “la masa salarial en la administración central de 16 países que participaron en la investigación es de 5,6 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB)”, es decir, casi el doble de lo que se gasta en Colombia.

El costo de los empleados públicos en los países estudiados por el BID representa el 27 por ciento del gasto público y el 41 por ciento de los ingresos tributarios, en promedio.

Tras su investigación, el BID sugiere que los países de América Latina deben fortalecer las destrezas de los servidores públicos, puesto que “contar con un servicio civil profesionalizado lleva a una menor corrupción, menor pobreza, mejora en la entrega de servicios y mejora de la confianza en el gobierno y de la ejecución del gasto de inversión”.

En Colombia, en el último cuatrienio se reorganizó la estructura administrativa del Estado de tal manera que el sector público quedó con 209 entidades, tras la creación de 22 nuevas.

En términos de empleo las cifras se mantienen constantes. El año pasado, la nómina era de 1’163.000, 3.000 trabajadores menos que para este año.

Esto se debe, según la directora del Dafp, Liliana Caballero, a que se están formalizando los puestos que antes eran por prestación de servicio y requieren el cumplimiento de una misión permanente, por consiguiente. “No hay crecimiento de la nómina en número, porque son los mismos cargos que venían ocupando y que ahora se formalizan”.

En el 2014, se ratificaron 11.704 empleados que laboraban con contratos de prestación de servicios. No obstante, uno de los puntos que destaca el BID es que los esfuerzos no se orienten a la gestión del empleo, sino a aspectos que impacten el funcionamiento efectivo de los empleados públicos en sus respectivos entornos de servicio.

MARTHA MORALES MANCHEGO
Economía y Negocios

Empodera tu conocimiento

Sal de la rutina

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.