No hay avances en el mirador de Filandia (Quindío)

No hay avances en el mirador de Filandia (Quindío)

Por hallazgos arqueológicos, el proyecto está detenido hace casi un año.

18 de enero 2015 , 11:54 a.m.

Decenas de visitantes que llegaron a Filandia (Quindío) en la reciente temporada turística tuvieron que conformarse con tomarse una fotografía desde afuera del Ecoparque Mirador Colina Iluminada.

En el sitio se adelantaban desde marzo del año pasado obras del proyecto de restauración de la torre principal edificada en mangle, guadua y zapán y que mide 27 metros. Además se construirían ocho módulos financiados con 1.500 millones de pesos provenientes del Sistema General de Regalías, pero los trabajos están detenidos desde que por esos días hallaron piezas arqueológicas.

De ahí que el arqueólogo Joel García Pulgarín realizó la prospección arqueológica en el predio y según el secretario de Planeación de Filandia, Jaime Franco Alzate “de 150 apiques que se realizaron, 95 presentaron posibles hallazgos de piezas arqueológicas”.

El mismo arqueólogo presentó el Plan de Manejo ante el Instituto Colombiano de Antropología e Historia (ICANH) y fue aprobado a inicios de abril del año pasado.

Además, el Instituto también autorizó la 'Prospección arqueológica en el Eco Faro Mirador Colina Iluminada del municipio de Filandia, Quindío' con licencia 3915 y avaluado en 70 millones de pesos, según información suministrada por el Ministerio de Cultura.

No obstante el secretario de Planeación del Municipio dijo el año pasado en un medio local que “se pidió permiso al Ministerio para que después de presentado el Plan de Manejo ellos nos autoricen el inicio de estas obras (en la torre) para no retrasar las obras”.

Sin embargo el Ministerio advirtió que después de aprobar la prospección arqueológica no ha recibido ninguna comunicación ni solicitud adicional.

Y que de hecho la ministra, Mariana Garcés confirmó en una visita a la región, en octubre pasado que el ICANH ya había aprobado el Plan de Manejo y la prospección.

Por su parte, el gerente de la Promotora de Vivienda del Quindío, Jhony Rodríguez, y quién ha estado al frente del proyecto explicó que están a la espera de que el Órgano Colegiado de Administración y Decisión (OCAD) de Antioquia y Eje Cafetero, que autoriza la destinación de los recursos de regalías para esta zona, “dé vía libre para incluir lo que vale la extracción, que son 70 millones de pesos en el proyecto”.

Sin embargo advirtió que si el OCAD no ve viable el proyecto con los cambios que ha tenido tras los hallazgos arqueológicos “habría que llegar a una liquidación del proyecto y mirar otras posibilidades de financiación para culminarlo”.

Entre las principales variaciones que tuvo el proyecto es que ya no serían ocho módulos sino dos, donde estarían el restaurante y el núcleo de la bóveda celeste.

Además de la reparación de la torre principal en la que ya no se usará mangle sino eucalipto rollizo que según Rodríguez solo se consigue en Boyacá.

Y señaló que “el proyecto no se suspendió por nada de ejecución sino por estos hallazgos arqueológicos que cambiaron el proyecto sustancialmente” y añadió que “solo hemos hecho el avance contractual de la torre porque no podemos continuar por permisos del OCAD”.

Según Patricia López, artesana del sector aledaño al mirador, “hace muchos meses no vemos a los trabajadores, ni a nadie”.

LAURA SEPÚLVEDA
Corresponsal de EL TIEMPO
Armenia

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.