Máquina 'tapahuecos': 7.224 arreglados de 220.000 prometidos

Máquina 'tapahuecos': 7.224 arreglados de 220.000 prometidos

Distrito dice que representa 10 por ciento de la malla vial local. Vecinos desconfían de calidad.

notitle
15 de enero 2015 , 07:46 p.m.

Pese a las polémicas por los atrasos en la ejecución de obras de las vías locales priorizadas en los cabildos y al escándalo desatado por la contratación de la máquina tapahuecos, el Distrito dio un balance positivo de los trabajos hechos por la Unidad de Mantenimiento Vial (UMV) en calles de barrio.

Según el ingeniero Juan Carlos Abreo, director de la UMV, en cuatro meses de ejecución del contrato de 11.822 millones de pesos de la máquina tapahuecos, se han arreglado 7.224 cráteres (la meta son 220.000 en seis meses), también gracias a otros contratos y convenios para reparar vías con otras tecnologías.

“La UMV, a 31 de diciembre de 2014, ha reparado 800 kilómetros por carril en Bogotá, a través de los diferentes programas, acciones de movilidad, la máquina tapahuecos, el pica y pala, la cofinanciación y convenios con fondos locales y el Instituto de Desarrollo Urbano (IDU)”, explicó el funcionario.

Este trabajo se ha hecho con tres máquinas y la Alcaldía espera que lleguen dos más a reforzar las labores. Hasta ahora, se han intervenido las localidades de Usaquén, Barrios Unidos y Chapinero donde se han inyectado 1.877 metros cúbicos de mezcla asfáltica. El lunes comienzan trabajos en Teusaquillo, entre las calles 63 y 26 y la carrera 68 y la Caracas. El anuncio fue hecho por la UMV y el alcalde Gustavo Petro que, por segunda vez, se le midió a tapar un cráter con sus propias manos, esta vez en el barrio Veraguas. (En fotos: Ciudadanos señalizan y arreglan cráteres a su manera)

“Cuando tapé el primer hueco, se destapó una polémica que criticó este tipo de tecnología. Dijeron que era una empresa fantasma y acabaron con la carrera de un señor que antes era actor de televisión, nos llovieron demandas penales en Contraloría y Procuraduría”, dijo el mandatario.

 

El Distrito da todos los méritos de este avance justamente a ese polémico contrato de ciencia y tecnología con la firma Green Patcher, para traer a la ciudad unas máquinas que, en poco tiempo inyectan una mezcla asfáltica sobre los huecos, sin intervenciones adicionales. (Lea: Entre cantos y risas discutían las dudas de la 'tapahuecos')

No ha sido un contrato sin tropiezos: pocos días después de la adjudicación del contrato, se descubrió que la firma estaba recién constituida en el país y que el representante legal era un actor de televisión con poca o nula experiencia en el tema.

Además, organismos de control cuestionan que se usara la figura de ciencia y tecnología para adjudicarlo de manera directa, sin licitación, cuando en su concepto se trata de un contrato de obra.

No obstante, Petro asegura que se ha superado en un 100 por ciento la expectativa de mantenimiento con respecto a otras tecnologías. “La UMV ha tapado entre nuevas y viejas tecnologías 16.000 huecos en 3 años. Es como si hubiéramos reparado un carril de una longitud dos veces mayor a la distancia entre Bogotá y Medellín”, agregó el Alcalde.

Abreo, por su parte, aclara que ha sido una trabajo preventivo. “No es una reparación estructural, porque no se cambia base ni subbase de la vía. Es una inyección de asfalto para evitar que el deterioro sea más severo”.

Por esta razón, estos trabajos y el material usado en ellos solo tienen seis meses de garantía. “Ningún contratista va a dar una garantía de 2 años, como si se tratara de obras más profundas, que incluso tienen pruebas de laboratorio”, agregó el funcionario.

Petro dio sus declaraciones después de tapar un hueco frente a la casa de Mauricio Alianz. Un pariente que vive con él, salió a patear la mezcla asfáltica que se desprendió con facilidad.

“Es una solución momentánea porque los carros pasan y ahí quedan marcadas las huellas. Eso no va a durar”, dijo Alianz. De hecho, ciudadanos han denunciado que algunos de los baches intervenidos en Usaquén ya han comenzado a dañarse.

La misma Universidad Nacional había advertido que esta tecnología solo debe usarse en baches pequeños, pero se ha aplicado en calles que requieren intervenciones de fondo.

“Hasta ahora hemos pagado tres cuentas por 500 millones de pesos: las de septiembre, octubre y noviembre. Pero hueco que tenga fallas, hueco que no se paga”, agregó Abreo.

Según datos del 2013 del IDU, el 58 por ciento de las vías locales se encuentran en pésimas condiciones y el 24 por ciento está regular. Solo el 18 por ciento se encuentra en buen estado.

BOGOTÁ

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.