¿Habría cese bilateral antes de firmar un acuerdo final?

¿Habría cese bilateral antes de firmar un acuerdo final?

Las partes avanzan en ese camino. Gobierno abrió la posibilidad y el proceso entró en recta final.

notitle
15 de enero 2015 , 09:56 a.m.

Es prácticamente un hecho que un cese bilateral del fuego se daría antes de que se produzca la firma de un acuerdo final para terminar el conflicto. El Gobierno y las Farc comenzarán a discutir el tema el próximo 26 de enero y desde la Casa de Nariño ya se abrió la posibilidad para que eso se pueda concretar antes de terminar las negociaciones.

La salvedad, hecha por el presidente Juan Manuel Santos y todo su equipo de Gobierno, es que ese cese de hostilidades debe ser definitivo, lo que implica que las Farc dejen completamente las armas y que la Fuerza Pública pueda combatir la criminalidad que continúe después del proceso de paz. Por supuesto que si queda un reducto de la guerrilla en la ilegalidad, deberá ser enfrentado con toda firmeza.

Para seguir este camino y acelerar esta posibilidad las partes tomaron dos decisiones claves. Por un lado, las Farc declararon una tregua unilateral desde el pasado 20 de diciembre y, hasta la fecha, según el propio Ejecutivo, la han cumplido.

Y, por el otro, Santos le puso fin a la “desconexión” entre lo que sucede en el campo de guerra (el conflicto) y los diálogos de La Habana (la negociación), lo que necesariamente lleva a que baje la intensidad de la confrontación armada. Eso se traduce, en plata blanca, en comenzar a explorar la forma de llegar al cese bilateral del fuego, al cese definitivo.

“Les he dado instrucciones a los negociadores para que inicien lo más pronto posible la discusión sobre el punto del cese de fuego y hostilidades bilateral y definitivo”, dijo Santos en su primera alocución del 2015.

En esto lo respaldó el general (r) Óscar Naranjo, ministro del Posconflicto y miembro del equipo negociador del Gobierno, quien en una rueda de prensa hecha este jueves en la Casa de Nariño afirmó que “poner fin a un conflicto significa llegar a un cese bilateral y definitivo de las hostilidades”.

Pero el más concreto, sin duda, fue el ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, quien aseguró que entrar en este debate en la opinión pública, el mismo que se dará en La Habana, abre la puerta para que ese cese de hostilidades se produzca antes de firmar un acuerdo definitivo.

“Entramos en la recta final y si en esa negociación de esos temas se ve que puede ser positivo un cese bilateral aún antes de firmar el acuerdo definitivo, pues seguramente se llegará a ese escenario, pero también puede no suceder. Eso depende de la negociación”, le dijo el Ministro a EL TIEMPO.

Un mensaje simbólico, pero clave en todo esto es que, contrario a otras oportunidades, fue el general (r) Naranjo, un oficial de combate y que conoce la guerra, el que salió a explicar los alcances de la nueva etapa de los diálogos. El mensaje es que los uniformados sí respaldan el proceso.

Claro que todo esto está en análisis y, hasta el momento, lo oficial es que las acciones contra los grupos ilegales no se detienen. Las medidas de desescalamiento del conflicto serán analizadas en la subcomisión del conflicto, en la que participan miembros activos de la Fuerza Pública, liderados por el general Javier Flórez, y guerrilleros designados para esta discusión.

Vienen decisiones políticas

En el alto Gobierno tienen la tesis de que los puntos restantes de la agenda de diálogo son más de decisión política, porque están relacionados con las víctimas y, por supuesto, con la reinserción de las Farc a la vida civil. Esto, a juicio del Gobierno, permite que la negociación tome un nuevo ritmo que acelere la consecución del acuerdo final.

De hecho, este jueves también fue la primera vez que se habló desde el Gobierno de medidas concretas para desescalar el conflicto. Naranjo dijo que se podrían analizar medidas para bajar la intensidad de la guerra como la “descontaminación de campos minados”, la ubicación de desaparecidos por causa del conflicto y, entre otras, sacar a los niños de la guerra.

A todo este panorama se le debe sumar que en la noche del miércoles, en la Casa de Nariño, el presidente Santos lideró una reunión con diferentes sectores políticos para explicarles los pasos que comenzarán a darse en el proceso de paz y pedirles que ayuden a explicarles estos nuevos escenarios a la opinión pública.

El senador de ‘la U’ Armando Benedetti, uno de los asistentes, confirmó que “hay que tener en cuenta de que el Presidente dio instrucciones de hablar del cese bilateral del fuego y eso demuestra que ya se entró en la recta final del proceso de paz”.

En esto lo respaldó el senador conservador Hernán Andrade, también asistente a la cita palaciega, quien señaló que la intención es que “la ciudadanía comprenda que se acerca el cese bilateral de hostilidades”.

Las Farc, por su parte, se declararon listas para dar este paso, pero recordaron que hay un sexto punto en la agenda de negociación y es el relacionado con la refrendación e implementación de los acuerdos.

Santos sancionó recientemente una ley que permite refrendar esos acuerdos, vía referendo, el mismo día de unas elecciones, pero la Constitución también permite que se haga por medio de una consulta popular o de un plebiscito.

EL TIEMPO supo que el Gobierno descarta por completo la posibilidad de refrendar los acuerdos de paz a través de una asamblea nacional constituyente, algo que piden las Farc, pero no echa en saco roto que se pueda acudir a esa vía jurídica para implementarlos. Esto también es parte de la discusión que viene en La Habana.

Lo cierto es que el proceso de paz entró en su recta final y es tal el punto de madurez, según las dos partes en negociación, que el cese bilateral del fuego, algo duramente criticado por sectores de oposición, puede ayudar a potenciar la confianza ciudadana en unos diálogos que llevan poco más de 24 meses y que buscan ponerle punto final a más de 50 años de guerra.

POLÍTICA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.