El aeropuerto de Manizales canceló 477 vuelos en el 2014

El aeropuerto de Manizales canceló 477 vuelos en el 2014

La falta de aviones y el mal tiempo son algunas de las razones. Su operatividad es del 60 por ciento

notitle
15 de enero 2015 , 09:15 a.m.

Ya sea por las inciertas condiciones climáticas de la ciudad, donde es normal que amanezca lloviendo, más tarde salga el sol y después llueva nuevamente, o por la emisión de cenizas del volcán Nevado del Ruiz, el aeropuerto La
Nubia en Manizales se ha caracterizado por sus constantes cierres y el 2014 no fue la excepción. En ese año, en la terminal aérea se suspendieron 147 vuelos por mal tiempo.

En total, fueron 477 los itinerarios cancelados, de los cuales 233 fueron por carencia de aeronaves de la aerolínea Avianca, 35 por fallas técnicas y 11 por tráfico aéreo.

Y esto, sin mencionar algunas razones insólitas, como la ocurrida en julio cuando un avión no pudo aterrizar porque el operador aéreo llegó tarde a trabajar, o en el 2013, cuando en varias ocasiones, los balones de fútbol de una cancha, a escasos 40 metros de la pista de aterrizaje, pusieron en riesgo las operaciones aéreas.

Según Luis Fernando Franco, gerente del Instituto de Financiamiento, Promoción y Desarrollo de Caldas (InfiCaldas), entidad dueña de La Nubia, “este aeropuerto es muy susceptible a los cierres dado que está rodeado de montañas y por nuestra topografía es muy vulnerable a las situaciones climáticas. Las nuestras son muy complicadas”.

Además del tiempo, Franco añadió que el aeropuerto tiene “otro ingrediente especial”, la emisión de ceniza del volcán, que incide en las operaciones porque dificulta la visibilidad, cae a la pista e ingresa a las turbinas de las aeronaves.

Cabe recordar que por esta situación, La Nubia estuvo cerrado durante más de veinte días en junio del 2012, tiempo en el que se suspendieron más de 400 vuelos y dejaron de viajar cerca de 15.000 personas aproximadamente.

La última interrupción en su operatividad fue la semana pasada durante el quinto día de la Feria de Manizales, cuando por presencia de cenizas en la pista, fue necesario suspender las operaciones aéreas y desviar a los pasajeros hacia la terminal más cercana, el Aeropuerto Internacional Matecaña de Pereira. La Nubia retomó operaciones al día siguiente.

Esta alternativa se convirtió en la constante para los viajeros que se han arriesgado a tomar los vuelos directos hacia
Manizales, desde Medellín o Bogotá, pese a la fama que ganó por los inconvenientes climáticos.

Ante esta situación, una de las soluciones parciales que el Ministerio de Transporte y la Aeronáutica Civil Colombiana presentaron en el 2013 fue la instalación del Radiofaro Omnidireccional de Muy Alta Frecuencia (VOR), un radar para ayudar a que las aeronaves sigan su ruta. Con esto, se dijo que de un 35 por ciento de operatividad, La Nubia pasaría a un 55. Hoy es de un poco más de 60.

El gerente de InfiCaldas aseguró que el VOR sí ha funcionado y añadió que a pesar de los imprevistos, el aeropuerto es viable porque se puede aterrizar y decolar; porque Avianca con los ATR, y ADA con los Dornier, tienen las características para aterrizar allí, pues no todos pueden, y porque “es lo único que tenemos los caldenses para salir y entrar. Esa es nuestra realidad”.

MÓNICA ARANGO ARANGO
Corresponsal de EL TIEMPO
Manizales
Síganos en Twitter: @ColombiaET

Empodera tu conocimiento

Sal de la rutina

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.