La página negra

Pero la página negra nos hace pensar en la necesidad de la tolerancia y de la paz.

notitle
13 de enero 2015 , 08:17 p. m.

El jueves pasado, este periódico publicó la primera página en blanco y negro, “En protesta por el ataque terrorista al semanario francés Charlie Hebdo…”. Hace algunas décadas, los periódicos no tenían colores. No por luto, sino por el desarrollo tecnológico y por los costos que implicaba imprimir en varias tintas en las rotativas de antes. Más aún, algunos periódicos tardaron en entrar a la impresión en colores, aduciendo que las noticias y la exposición de ideas y opiniones perdían seriedad si se presentaban con la “apariencia de superficialidad que tenían las revistas”. Fue una noticia la impresión, por primera vez, de una fotografía en el prestigioso periódico francés Le Monde. Por bastante tiempo se había negado a hacerlo, considerando que los periódicos serios no usaban imágenes, sino letras.

Esos tiempos han quedado atrás. En blanco y negro solo quedan algunos libros. Tenemos el ojo adiestrado para encontrar en los periódicos fotos, dibujos, gráficos estadísticos y otras imágenes a todo color. Sorprendió la primera plana en blanco y negro del periódico de más circulación en el país. Hizo pensar a mucha gente.

Algunos cayeron en los estereotipos: “Hacen escándalo por doce franceses, mientras aquí tenemos masacres casi a diario”; “Protestan porque los muertos son periodistas, por solidaridad de gremio”; “El periódico protesta por la libertad de prensa, porque es la muletilla que les sirve para desempeñar su oficio”. Pero esas son suspicacias propias de nuestro pensar torcido. La página negra obligó a ver otras cosas. La principal de ellas es la de que ninguna idea –ni política, ni religiosa, ni cultural– puede justificar el terror ni el asesinato. Ni el oprimido, ni el que está en el poder tienen derecho de matar para imponer sus ideas.

Pero también es cierto que la página negra obliga a pensar en la indiferencia, la ignorancia o el olvido que rodean a nuestras víctimas. No creo que sea falta de exposición en los medios. Las páginas de los impresos, las voces de la radio y las imágenes de la televisión nos arrojan noticias y crónicas sobre nuestros muertos. Somos nosotros los que cerramos ojos y oídos. ¿Cómo se puede vivir si solo se piensa en la muerte que nos rodea? Es más fácil conmiserarse con el dolor en otros países que con el nuestro. No hay duda, tenemos muchos más muertos o igualmente salvajes que los de Charlie Hebdo. Pero nuestra epidermis se ha acostumbrado.

María Mercedes Carranza tiene un libro con 24 poemas que se refieren a algunas de esas terribles matanzas que tratamos de ignorar. Pero los títulos de los poemas son implacables: Necoclí, Mapiripán, Tamborales, Dabeiba, Encimadas, Barrancabemeja, Tierralta, El Doncello, Segovia, Anaime, Vista Hermosa, Pájaro, Uribia, Confines, Caldono, Humadea, Pore, Paujil, Sotavento, Ituango, Taraira, Miraflores, Cumbal y Soacha. Crímenes execrables sobre los que la poeta terminó de escribir en 1998. Ella murió seis años después y han pasado diez años más. En los que han ocurrido muchas más atrocidades. No recuerdo los nombres, no quiero recordarlos, como nos pasa a todos. Pensamos que es mejor no saberlo.

Pero la página negra nos hace pensar en la necesidad de la tolerancia y de la paz. De la libertad de pensamiento, de prensa y de política. Nada se soluciona con más fuego y sangre. Los que se oponen a la paz deben meditarlo.
Mañana, la literatura, la música y el arte nos obligarán a recordar. Se lo harán saber a los que vengan después de nosotros. Solo la paz, la convivencia y la razón nos pueden salvar de esta terrible imagen de insensibilidad, olvido e ignorancia. Por eso fue necesaria la primera plana en blanco y negro de EL TIEMPO.

Carlos Castillo Cardona

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.