Francia declara la guerra al yihadismo, pero no al islam

Francia declara la guerra al yihadismo, pero no al islam

El Gobierno no pretende lastimar las garantías democráticas, pero reforzará lucha antiterrorista.

notitle
13 de enero 2015 , 07:43 p. m.

Francia está “en guerra contra el yihadismo”, pero no contra el islam y tomará “medidas excepcionales”, declaró el martes ante el parlamento el primer ministro Manuel Valls, en la víspera de la publicación del primer número de Charlie Hebdo desde los atentados. La Asamblea Nacional votó luego casi por unanimidad continuar los bombardeos franceses en Irak contra el grupo yihadista Estado Islámico (EI), menos de una semana después de los ataques. (Video: la aterradora fuga de los atacantes de 'Charlie Hebdo').

El mismo día, Francia e Israel enterraban a las primeras víctimas y la nueva portada del semanario satírico daba la vuelta al mundo. Charlie Hebdo, cuya redacción resultó diezmada en el atentado del miércoles, tendrá una portada en la que, bajo el título ‘Todo está perdonado’, aparece un dibujo de Mahoma con lágrimas en los ojos y llevando el cartel de ‘Yo soy Charlie’. Este número tendrá una tirada de tres millones de ejemplares, contra las 60.000 de antes del atentado. Las organizaciones musulmanas de Francia pidieron a su comunidad “mantener la calma, evitando las reacciones emotivas o incongruentes” y a “respetar la libertad de opinión”. Pero en Egipto la portada fue tachada de “provocación” por las autoridades musulmanas. (Conozca a las víctimas de la masacre).

El Mahoma de la portada es “mucho más simpático que el esgrimido por los que dispararon” en la sede del semanario y es “ante todo, un hombre que llora”, declararon los supervivientes del equipo de redacción. (En fotos: En fotos: la nueva edición de 'Charlie Hebdo' inunda Francia).

En un homenaje solemne rendido a los tres policías muertos en los atentados, el presidente François Hollande afirmó que “la amenaza está ahí todavía”, procedente “del exterior” y “del interior”. (Especial multimedia: Terror en París, atentado contra 'Charlie Hebdo').

Pero “nuestra gran y bella Francia jamás se quiebra, no cede nunca, jamás se inclina. Hace frente, está en pie”, proclamó Hollande. Los cuatro judíos que murieron el viernes en el ataque a un supermercado kósher de París fueron enterrados ayer en Jerusalén. Cientos de personas, entre ellas los principales dirigentes del país, asistieron a la ceremonia. En la tarde se llevó a cabo el entierro de Ahmed Merabet en el cementerio musulmán de Bobigny, cerca de París, en presencia de varios cientos de personas. Su féretro estaba recubierto con la bandera francesa. La próxima semana habrá un homenaje nacional a todas las víctimas en el Palacio de los Inválidos de París.

Guerra contra el EI

Valls presentó ante los diputados las primeras medidas del Gobierno para reforzar la seguridad frente a la amenaza de atentados. El Primer Ministro instó a los legisladores a prolongar la intervención militar francesa contra el EI en Irak, “porque nuestra misión no ha terminado” y “lo que tenemos por delante es, efectivamente, una guerra contra el terrorismo”.

En un encendido discurso, Valls aclaró, sin embargo, que no es partidario de adoptar medidas que pongan en peligro el Estado de derecho. “A una situación excepcional deben responder medidas excepcionales, nunca medidas de excepción que derogarían el principio del derecho y de los valores”, dijo Valls. “Francia está en guerra contra el terrorismo, el yihadismo y el radicalismo islámico”, aclaró el Primer Ministro.

“No está en guerra contra una religión, no está en guerra contra el islam y los musulmanes”. También abogó por reforzar los “servicios de inteligencia interior y de la jurisdicción antiterrorista”, e indicó que el Gobierno está preparando medidas de refuerzo de la seguridad relativas a internet y a las redes sociales, “utilizadas más que nunca para el adoctrinamiento, los contactos y las técnicas” para cometer atentados.

5.000 yihadistas europeos

Londres (Reuters). El director de la organización de policía europea Europol, Rob Wainwright, dijo el martes que el continente enfrentaba su mayor amenaza de seguridad en más de una década, ya que hasta 5.000 europeos se han unido a la lucha insurgente en Siria y representarían un riesgo para sus países de origen.
Wainwright también reiteró advertencias expresadas luego de los ataques en París por milicianos islamistas de que las agencias de seguridad europeas enfrentaban una “brecha de capacidad” que podría dejar a sus países en peligro.
“Es ciertamente la amenaza terrorista más grave que Europa ha enfrentado desde el 11 de septiembre”, afirmó.

Berlín llama a la calma social

Berlín (AFP). “Todos somos Alemania” declaró martes el presidente alemán, Joachim Gauck, ante una manifestación de musulmanes para mandar un mensaje de unidad ante la creciente islamofobia y condenar los ataques yihadistas en París. “Todos somos Alemania: nosotros, demócratas con nuestros diferentes pasados políticos culturales y religiosos; nosotros, que nos respetamos y necesitamos mutuamente”, indicó el jefe de Estado en la concentración en favor de la tolerancia en la puerta de Brandeburgo, ante unas 10.000 personas, incluyendo a la canciller, Ángela Merkel. Gauck también estimó que Alemania “es más diversa que antes en el plano religioso, cultural y en las mentalidades gracias a la inmigración”. El lunes, Merkel había afirmado que “el islam forma parte de Alemania”.

PARÍS (FRANCIA)
AFP

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.