Lo que le ha dejado la valorización a Bogotá

Lo que le ha dejado la valorización a Bogotá

Desde hace tres décadas, ciudadanos han costeado los cambios en movilidad. Aquí algunos ejemplos.

notitle
12 de enero 2015 , 07:39 p.m.

Bogotá ha consolidado gran parte de sus obras viales con los pagos de valorización hechos por los ciudadanos. Desde 1987, cuando se estableció el primer acuerdo para el pago de este tributo, los bogotanos han costeado, por ejemplo, el 50 por ciento de toda la malla vial arterial principal de la ciudad.

Calles que hoy, incluso, ya no dan abasto con el incremento del tráfico, como la 80, la avenida Ciudad de Cali en el occidente y todas las vías del sector de Ciudad Salitre se han pagado con esta contribución.

Para este año, el Distrito ha puesto como meta un recaudo cercano a los 396.000 millones de pesos. A un mes de la fecha límite para el vencimiento este pago (que fue ampliado un mes el pasado 29 de diciembre), se han recaudado 156.000 millones de pesos, lo que equivale a un 40 por ciento de los recursos previstos con los que se espera la ejecución de 11 obras (ocho vías, dos intersecciones y un parque).

La única que se ejecutará este año será la ampliación de la carrera 24 o avenida Colombia entre las calles 76 y 80. Las obras comenzarán a finales de febrero y tendrán que estar listas en nueve meses. Se espera que a su entrega esta vía cuente con tres carriles por cada calzada, nuevos andenes y ciclorrutas.

La inversión será de 4.830 millones de pesos. Las demás obras, en el paquete que contempla el acuerdo 523 del 2013, continúan en estudios y diseños.

El lastre del ‘carrusel’

A pesar de que obras como puentes peatonales e intersecciones han mejorado el recorrido por vías arteriales como la carrera 15 o la calle 63, las demoras en la ejecución de las obras y los sonados casos de corrupción en los contratos han empañado este método de recaudo.

“Los bogotanos son muy juiciosos con el pago de la valorización. Sin embargo, la gente lo ha asociado con los problemas constructivos de las obras”, asegura Hernando Arenas, director de valorización del Instituto de Desarrollo Urbano (IDU).

Por ejemplo, según Arenas el grupo de 38 obras del acuerdo 180 del 2005, que costaron cerca de 600.000 millones de pesos, se entregaron a licitación con prefactibilidad y sin los estudios completos de factibilidad, que luego demoraban la ejecución de las obras, porque no se conocían si los terrenos tenían antiguas redes de acueducto o alcantarillado.

Además, otras obras como la avenida Mariscal Sucre y la NQS con calle 94 estaban en manos de contratistas involucrados en el denominado ‘carrusel de la contratación’.

Cinco obras pagadas por los bogotanos

Estas son algunas de las obras más recientes que se financiaron gracias a la contribución de valorización.

Puente de la 100 con 15

Cerca de 4.000 vehículos, que en promedio transitan en las horas pico a través de la calle 100, pueden cruzar por la intersección de la carrera 15, a través de dos puentes vehiculares de 395 metros de longitud, cada uno con tres carriles de circulación. Esta obra costó cerca de 37.000 millones de pesos, que se tomaron de la valorización del 2005. A pesar de que su fin era mejorar el tráfico por este concurrido sector, las quejas de los ciudadanos se han mantenido porque aseguran que la infraestructura vial ha llegado al límite de su capacidad en este tramo.

Ampliación de la 11

Desde 1995, durante la administración de Antanas Mockus, los ciudadanos pagaron cobros de valorización por la ampliación de la carrera 11, que se entregó apenas el año pasado. Además del costo del predio, se invirtieron 18.000 millones de pesos en un tramo de 650 metros de longitud con dos calzadas, de tres carriles cada una; un separador, dos andenes y una ciclorruta en el costado occidental de la vía.

Avenida Sirena

Después de cinco años, en octubre del año pasado se habilitó el paso vehicular en la calle 153, entre la autopista Norte y la avenida Boyacá. La inversión inicial de la obra fue de 16.000 millones de pesos y tenía un plazo de ejecución de 15 meses, pero en el momento de su entrega el costo total ascendió a los 34.000 millones y fueron más de tres años y medio en obras.

Puente en 63 con Cali

En el 2010 se le entregó a la ciudad un puente vehicular en la calle 63 (avenida José Celestino Mutis) con la avenida Ciudad de Cali, que logra desembotellar el tráfico de cerca de un millón de personas de la localidad de Engativá. Esta vía permite tomar, a esa altura, como alternativa la calle 26 y en el sector la carrera 93, en Álamos de oriente a occidente, la avenida Eldorado. La obra costó 35.119 millones de pesos.

Avenida Villavicencio

Desde hace cuatro años, los habitantes del sur de la ciudad cuentan con una calzada adicional en la avenida Villavicencio entre la avenida Ciudad de Cali y la avenida Tintal. La inversión en esta obra superó los 5.000 millones de pesos.

EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.