Manuel Neuer, el arquero diferente

Manuel Neuer, el arquero diferente

Con su vocación de portero líbero, es considerado el mejor del mundo en la actualidad.

notitle
11 de enero 2015 , 07:32 p. m.

Manuel Neuer es un arquero irreverente, que no tiene pudor en salir de su área  grande y reventar una pelota a la tribuna; que es capaz de parar el balón con el pecho, de inventar una gambeta o de improvisar un despeje con la cabeza, arrojándose en ‘palomita’. Además es polémico. Sus declaraciones suelen llevar veneno, ironía. Le gusta hacerse notar, ser protagonista, no pasar desapercibido, y para eso no apela únicamente a sus reflejos.

No es normal que un arquero se robe tantos elogios, tanta atención, pero Neuer lo hace. En los últimos meses su apellido ha ganado más adeptos,  resonancia mediática y distinciones que lo convierten en la actualidad en el mejor guardameta. Ya el diario francés ‘L’Équipe’ lo eligió como el mejor portero del 2014, al igual que la Federación Internacional de Historia y Estadística del Fútbol (IFFHS). Además, está en el once ideal de la Uefa publicado recientemente. Todo esto porque, al fin y al cabo, es el arquero campeón del mundo con Alemania, en el Mundial de Brasil, torneo en el que fue ganador del Guante de Oro, galardón que se le otorga al mejor portero de la competición. El año de Neuer ha sido fantástico.

Carrera a la consagración

Llegar siempre primero al balón. Esa es su convicción. En pleno estadio Maracaná en la final del Mundial frente a Argentina, Neuer aplicó su filosofía de arquero líbero. Salió de su cabaña y con su 1.98 metros de estatura que no disminuye su velocidad, anticipó un balón que ya cazaba Gonzalo Higuaín. Lo arrolló. Fue una máquina la que le pasó por encima al argentino; el alemán puñeteó la pelota, salvó su arco,  y enardeció  a los gauchos que aún hoy reclaman penalti. 

Así es Neuer. Ágil e imponente. Nunca plantado debajo del arco. Siempre está flotando en el área. Sigiloso. Atento. Sus salidas son intempestivas. Difícilmente un delantero logra esquivarlo si no logra llegar con ventaja al balón. Esa facultad es su principal sello, y comenzó a practicarlo desde los inicios de su carrera, cuando de paso forjó sus reflejos y su agilidad. 

La trayectoria de este portero, que nació en  Gelsenkirchen, Alemania, un 27 de marzo de 1986, y quien con 28 años es catalogado como el nuevo modelo de un arquero libero, comenzó en el 2005 en el fútbol alemán, en el Schalke 04, en el que  debutó muy joven. Rápidamente comenzó a figurar en la Bundesliga y en torneos internacionales como la Liga de Campeones. Ganó en ese club una Copa de Alemania y una Copa de la Liga.

Ya en el 2011  el poderoso Bayern Múnich se fijó en él y lo fichó por 18 millones de euros. No era para entonces ningún desconocido. Ya había tenido participaciones con la Selección de Alemania. Ya había jugado el Mundial de Sudáfrica 2010 como portero titular, ante la trágica muerte del entonces titular, Robert Enke, quien se suicidó. Ya el mundo hablaba de él. Pero fue en el Bayern en el que obtuvo la repercusión que le hacía falta. Allí ganó dos Bundesliga, dos Copas de Alemania, una Supercopa alemana… También vivió la consagración internacional del 2013: la Champions, la Supercopa de Europa y el Mundial de Clubes. Se convirtió en un portero prestigioso y ganador.

A Brasil 2014 llegó con experiencia, ya había atajado en un Mundial y en una Eurocopa, la del 2012. Tenía expectativas de título y lo consiguió. Tuvo una Copa excepcional y se convirtió en un símbolo de Alemania, en el mejor portero del mundo, y en uno que además de atajador, es diferente, es líbero. Sale, aporta, ayuda a defender. Y cuando le toca atajar, responde con esos reflejos forjados en tantas batallas.

El irreverente Neuer

Últimamente, a medida que crece su fama en la cancha, Neuer ha ganado popularidad fuera de ella. Sin tapujos declara lo que piensa, como cuando dijo que “No soy un tipo que pose en calzoncillos", criticando abiertamente al portugués Cristiano Ronaldo e incluso a otros como James Rodríguez, que han hecho ese tipo de publicidad.

También trascendió una declaración suya en el 2011, cuando declaró su posición frente a la homesexualidad: “Quien sea gay debería decirlo. Salir del armario alivia”. Una frase que le dio la vuelta al mundo y por la cual lo relacionaron con tendencias homosexuales, más allá de que para entonces estaba casado con una modelo de la que se separó después del Mundial de Brasil.

La candidatura al Balón de Oro, como un hecho histórico, ya que los arqueros suelen estar ausentes de semejante distinción (solo el ruso Lev Yashín, en 1963, fue elegido el mejor del mundo), catapultó a Manuel Neuer en el pedestal del fútbol mundial. Y de su popularidad. 

Lo han elogiado grandes personalidades, como el extécnico argentino César Luis Menotti, o el DT de Alemania,  Joaquim Löw, quienes lo consideran el mejor del mundo. Incluso, el exfutbolista Diego Maradona lo ha destacado como su favorito para ganar el Balón de Oro 2014.  Pero Neuer, con más sinceridad que humildad, aseguró que no es favorito frente a adversarios como Cristiano Ronaldo y Lionel Messi. Sin embargo, puede dar la sorpresa, finalmente es un arquero exitoso,  diferente, y campeón mundial.

PABLO ROMERO
Redactor de EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.