'En una novela eres como Dios, creas el universo'

'En una novela eres como Dios, creas el universo'

Charla con Dennis Lehane, autor de libros que inspiraron grandes éxitos del cine como 'Río místico'.

notitle
10 de enero 2015 , 04:49 p. m.

Dennis Lehane ha escrito novelas y capítulos de series durante las últimas dos décadas. Su fuerte es el género policíaco, ese en el que pululan los detectives, los crímenes sangrientos, la mafia y la justicia por mano propia... pero, sobre todo, en el que reinan los marginados.

“Ese mundo es donde viven las clases bajas y trabajadoras. Es el mundo en donde crecí, es el mundo que entiendo y uno de los que más me apasiona para analizarlo y escribir sus historias”, dice el novelista estadounidense, que ha trazado buena parte de su obra en su natal Boston. Más concretamente, en el barrio de Dorchester, el más grande de esa ciudad, donde se han afincado inmigrantes irlandeses; justo los orígenes de Lehane.

Desde su primer libro, A Drink Before the War, publicado en 1994 y merecedor de múltiples premios, Lehane plasmó en sus escritos una ficción tan cercana a la realidad, que cuesta creer que no sea verdad.

El autor de hitos en la literatura que fueron llevados al cine con notable éxito, como Río místico, dirigida por Clint Eastwood; Desapareció una noche, el debut como director de Ben Affleck, y Shutter Island, que realizó Martin Scorsese, se le mide, por primera vez, a escribir el guion para una película, a partir de su propia novela.

Se trata de La entrega (The Drop), libro que ya está disponible en el mercado colombiano y cuyo filme se verá en el país este año, con el ingrediente adicional de ser la última película en la que actuó el fallecido James Gandolfini (Los Soprano).

“Conozco bien a Gabriel García Márquez –respondió el novelista al preguntarle por el fallecido Nobel colombiano–. Me he leído varios libros suyos, y Cien años de soledad es mi favorito. Ni hablar de sus cuentos cortos. Gabo era un genio, una inspiración. Fue una gran pérdida para el mundo de la literatura”, agrega el autor, que conversó con EL TIEMPO acerca de su trabajo en las letras.

A pesar de haber escrito varios episodios de ‘Boardwalk Empire’ y ‘The Wire’, ‘La entrega’ es su primera experiencia como novelista y guionista al mismo tiempo…

El proceso es muy diferente, así sea el mismo tema. Escribir un guion es simple, como dibujar lo que será la estructura de un edificio. Luego viene un montón de gente que construye el edificio, pinta las paredes y ocupa los cuartos. En una novela, pienso, eres como Dios: creas el universo entero, frase por frase e imagen por imagen.

En ‘La entrega’, Bob (el personaje principal) es un hombre solitario y misterioso, que va descubriendo y desarrollando sus relaciones (con su primo, una chica, un perro…).

Eso lo era todo. Esta es la historia de un hombre que llegó a los límites de su soledad. Cuando está en ese punto donde no se siente seguro de poder tomar otro camino, justo ahí descubre que el perro abandonado lo lleva a Nadia y le permite preguntarse qué beneficios o no tiene la relación con su primo.

¿Después de que conoció el elenco de la película -Tom Hardy y James Gandolfini- hizo cambios en líneas o diálogos originales del guion?

Sí. Luego de que Tom fue escogido para el rol protagónico quité líneas de su personaje, porque él es un actor capaz de expresar una enorme cantidad y variedad de emociones sin pronunciar una palabra. Gandolfini era lo opuesto: él tenía un enorme talento para improvisar diálogos, cargados de estilo urbano. Entonces, regresé al guion y le agregué palabras y detalles para él.

¿Cómo fue la relación con el director Michaël Roskam?

Tuvimos una gran empatía con Michaël. Fíjate que siempre tratamos de hacer un filme mejor. De hecho, los dos reescribimos la escena final de la película en una esquina en Brooklyn, solo horas antes de rodarla. De veras que fue una relación muy cercana.

¿Por qué siempre escribe de personajes en conflictos tan profundos?

Mis historias se basan en un conflicto porque el conflicto es lo que potencia el drama. La vida es eso.

Y Boston ha influido mucho en sus historias. Pero, ¿qué piensa sobre desarrollarlas en otros contextos?

Ya lo he hecho. Live by Night (libro del 2012 que Ben Affleck está adaptando a un filme para el 2016) sucede en Boston, pero también en Tampa (Florida) y Cuba; y estos dos últimos sitios son los escenarios de la segunda entrega de esa historia, que se titula World Gone by (la novela se lanzará en marzo próximo).

Otro caso es The Given Day, que transcurre en buena parte en Ohio y Oklahoma. Eso demuestra que me salgo un poquito de mis fronteras, pero como buen hijo, siempre regreso a casa.

¿Qué tan cerca ha estado de las adaptaciones al cine de novelas suyas como ‘Río místico’ y ‘Desapareció una noche’?

Debo confesar que no me gusta adaptar mis propios libros. No tengo criterio acerca de qué cortar de la historia original, así que no soy el chico indicado para hacer ese trabajo (risas). Sí fui consultado muchas veces y de forma intensa durante varios de esos procesos de adaptación; pero me considero, más bien, un fanático de esos filmes.

Sus libros son muy reales. ¿La realidad es su inspiración primaria?

Para nada. Todos son producto de la ficción. En cuanto a estéticas literarias, pertenezco a la escuela del realismo, y pienso que eso es lo que probablemente aleje mis tramas de la ficción hasta que parezcan casi documentales.

¿Cuándo sabe que está ante una nueva historia?

Cuando no puedo dejar de pensar en ella. Cuando me levanto en la mañana y la pienso, y la sigo pensando antes de ir a la cama, en la noche. En ese momento sé que hallé algo.

Sus libros en la pantalla

‘Río místico’ fue la primera novela de Dennis Lehane que se llevó al cine, en el 2003. Tres amigos enfrentan un hecho violento durante la niñez, que desemboca en una tragedia cuando ya son adultos. Kevin Bacon, Sean Penn y Tim Robins brillaron por sus interpretaciones bajo la dirección de Clint Eastwood. Penn y Robins ganaron los Óscar por sus actuaciones. Cuatro años después, Ben Affleck se estrenó como director en ‘Desapareció una noche’, con la que logró excelentes críticas y en la que condujo a su hermano Casey como protagonista.

El genial Martin Scorsese llevó al cine ‘Shutter Island’, en el 2010, acerca de dos agentes federales -Leonardo DiCaprio y Mark Ruffalo- que siguen el caso de una mujer que escapó de esta isla, considerada como un peligroso lugar de reclusión para enfermos mentales.

SOFÍA GÓMEZ G.
Cultura y Entretenimiento

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.