Amedy Coulibaly: de reunirse con Sarkozy a la violencia yihadista

Amedy Coulibaly: de reunirse con Sarkozy a la violencia yihadista

Retuvo este viernes a 15 personas dentro de un supermercado judío. Terminó abatido por autoridades.

notitle
09 de enero 2015 , 10:23 p. m.

Amedy Coulibaly murió este viernes a tiros cuando la policía francesa asaltó el supermercado judío en el que mantenía secuestradas a más de 15 personas, de las cuales murieron cuatro.

Había matado el jueves a una policía de 25 años al sur de París. Su vida lo llevó incluso a encontrarse en el 2009 con el entonces presidente, Nicolás Sarkozy.

Amedy, amigo de los hermanos Kouachi, tenía 33 años y había nacido en Juvisy-sur-Orge, norte de Francia. Era el único hijo varón de una familia con 10 hijos, y no se graduó cuando ya tenía 20 años.

En el 2002 fue condenado a seis años de prisión por un atraco. La región donde creció sufre un desempleo por encima del 40 por ciento, miseria y delincuencia extrema. Al salir de prisión, Amedy pareció rehabilitarse gracias a un contrato en la planta de Coca-Cola de la región, pero no trabajó allí ni un año.

Su salto a la fama efímera llegó en el 2009. El diario Le Parisien lo entrevistó como ejemplo de jóvenes en rehabilitación, a los que recibió el entonces presidente, Nicolás Sarkozy. Amedy dijo que se sentía impresionado de reunirse con el Presidente: “Me gusta, no sé qué voy a decirle. Empezaré por un ‘buenos días’ y a lo mejor el Presidente puede ayudar a que me contraten”. Le quedaba apenas un mes de contrato en Coca-Cola.

Las cosas empeoraron y no se le conoció empleo desde el 2010. El 21 de mayo y el 4 de junio del 2010, cuenta Le Monde, la policía antiterrorista descubrió “la existencia de una asociación de malhechores relacionada con el movimiento takfir (una de las ramas más radicales de la órbita yihadista)”. Entre ellos estaba Djamel Beghal, condenado por terrorismo y proselitismo yihadista y quien también conocía a Chérif Kouachi, el menor de los hermanos que atacaron Charlie Hebdo. Lo condenaron a otros cuatro años de cárcel, pues preparaban una fuga.

Salió de la cárcel en mayo del 2014 totalmente radicalizado. Se fue a vivir a la casa de su novia y ya ni siquiera buscó empleo. Tras pasar buena parte de su vida en prisión, Amedy pasó de la pequeña delincuencia a los crímenes mayores y acabó en el yihadismo.

IDAFE MARTÍN PÉREZ
Para EL TIEMPO
París

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.