'Rehén' en imprenta no fue detectado por atacantes de 'Charlie Hebdo'

'Rehén' en imprenta no fue detectado por atacantes de 'Charlie Hebdo'

El joven, de 26 años y quien salió ileso, envió mensajes de texto para cooperar con las autoridades.

09 de enero 2015 , 04:47 p. m.

El joven que permaneció durante horas en la imprenta donde se refugiaron los dos hermanos presuntos autores del atentado contra ‘Charlie Hebdo’ nunca llegó a ser detectado por éstos, informó una fuente cercana a la investigación a la agencia de noticias AFP. (Lea también: Hay tensión en Francia pese a que extremistas fueron abatidos)

"En cuanto llegaron los dos sospechosos (...), el empleado de 26 años, Lilian, se refugió en el primer piso y no fue detectado por los dos hermanos. Era un rehén circunstancial", explicó esa fuente.(Vea la galería de fotos Paso a paso la cacería de los atacantes de 'Charlie Hebdo')

"Pudo mandar mediante mensajes de texto elementos tácticos, como su posición en el interior del local, a la célula negociadora" de las fuerzas especiales de la policía francesa, que cercaron rápidamente el lugar, en Dammartin-en-Goele, a unos 80 kilómetros al noreste de París.

Mediante esos mensajes los policías pudieron tranquilizarlo y explicarle lo que debía hacer durante el plan de asalto, explicó la fuente.

Los negociadores intentaron en varias ocasiones llamar a los hermanos Kouachi, los autores, según las autoridades, de la matanza de ‘Charlie Hebdo’, pero nunca contestaron a sus llamadas, aunque pudieron escuchar los mensajes en las líneas telefónicas de la empresa.

Horas más tarde, los policías de élite tomaron posiciones para lanzar el asalto. Fue entonces cuando los hermanos salieron disparando contra las fuerzas del orden, lo que provocó su ‘neutralización inmediata’, explicó la fuente consultada.

El joven pudo salir ileso gracias a un vehículo blindado policial a partir del cual se pudo acceder al primer piso de la empresa, según las fuentes.

El joven grafista está sano y salvo con su familia, pero ‘conmocionado’ por la experiencia.

Coulibaly había preparado una trampa con explosivos

Amedy Coulibaly, el terrorista que secuestró a más de una decena de rehenes en un supermercado judío de París, dijo haber matado a cuatro de ellos bastante antes de que los policías dieran el asalto, lo abatieran, y se encontraran con que había puesto una trampa con explosivos.

Abatido

Imagen de Amedy Coulibaly abatido. Policías forenses hacen el levantamiento del cuerpo / Foto: EFE

Según el relato que hizo en una comparecencia ante la prensa, el fiscal de París, François Molins, Coulibaly había hablado por teléfono con la cadena de televisión 'BFM TV' dos horas antes de que el cuerpo de élite de la policía, RAID, diera el asalto, y entonces ya había señalado que había matado a cuatro clientes del 'Hyper Cacher'.

Los agentes, una vez que lo abatieron, hallaron una quincena de bastones de explosivos y un dispositivo de detonación que había preparado para activarlos, destacó Molins.

"Ningún rehén murió durante el asalto de las fuerzas del orden", aseguró Molins, quien confirmó que Coulibaly había "amenazado con matar a todos los rehenes" que tenía en su poder.

AFP

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.