Antes de masacre en París, había temor por eventual ataque yihadista

Antes de masacre en París, había temor por eventual ataque yihadista

Francia estaba bajo amenaza terrorista. El mundo se solidariza con el semanario 'Charlie Hebdo'.

notitle
07 de enero 2015 , 09:30 p.m.

Tres hombres armados irrumpieron hacia las 11:20 a. m. (hora local francesa) en el semanario satírico Charlie Hebdo después de haber amenazado a una mujer para que les diera el código de la puerta.

Cuando entraron a la sede de la publicación, ubicada en el número 6 de la parisina calle Nicolas Appert, los trabajadores se hallaban en reunión de redacción. Con ellos estaba también Bernard Maris, un reputado economista, muy conocido en los medios y cronista de una radio pública. Los terroristas comenzaron a disparar. Según una persona que logró ocultarse debajo de un escritorio, gritaban “Dios es grande”. (Vea aquí: Manifestaciones en el mundo tras el ataque a 'Charlie Hebdo')

En pocos segundos, la casi totalidad de la dirección del semanario quedó diezmada. Algunos periodistas lograron salvarse de la muerte escapándose por el techo.

Cuando escapaban a las 11:30 a. m. del lugar del crimen, situado en el distrito XI de París, no muy lejos de la plaza de la Bastilla, los agresores mataron a dos policías, uno de ellos rematado en el piso, delante de residentes locales que asistían atónitos a una escena de guerra.

Amenazando con sus armas a conductores, los terroristas lograron cambiar de auto y evadir el cerco de las autoridades, las cuales han lanzado un dispositivo sin precedentes para capturarlos.

Uno de los asesinos gritó “Hemos vengado al profeta Mahoma”.

Tiroteo en periódico francés

Imagen de los atacantes en el momento en que asesinan a un policía y huyen del lugar.

Las advertencias de que Francia estaba bajo amenaza terrorista se habían convertido en una letanía. Hace ocho días, el primer ministro Manuel Valls dijo que esta nunca había sido tan alta.

Un experto en la lucha antiterrorista anotaba hace unas semanas que la pregunta no era si era posible un atentado, sino cuándo iba a ocurrir.

El ataque contra Charlie Hebdo, que ha dejado una docena de muertos y cuatro heridos graves, ha demostrado que no eran alertas exageradas. El presidente Francois Hollande declaró unas horas después de la masacre que varios atentados habían sido desmantelados en los últimos meses.

De la incredulidad, Francia ha pasado a la estupefacción. El país tiene que aceptar que en el centro de París, casi al mediodía, han caído bajo las balas de hombres con fusiles Kalashnikov algunos de los dibujantes más famosos del país: Wolinsky, Cabu, Charb y Tignous.

Charlie Hebdo estaba bajo amenaza de islamistas radicales desde el 2006, cuando el semanario publicó las caricaturas del profeta Mahoma. La redacción fue incendiada en 2011.

Las primeras sospechas se dirigen a islamistas que han regresado de Siria e Irak, donde han engrosado las filas del grupo Estado Islámico. Francia es uno de los países occidentales que aporta más voluntarios a las filas yihadistas.

Este atentado terrorista, el más sangriento en la capital francesa en cuatro décadas –un ataque brutal inédito contra la libertad de expresión en Francia–, va a dar argumentos a quienes consideran que, a diferencia de lo que decía hace dos días el presidente Hollande, sí existe un “enemigo interno”, y este es el islam radical.

El miedo a la intolerancia que preconiza este islamo-fascismo es lo que explicaría en buena medida la partida, en 2014, de unos 7.000 judíos de Francia hacia Israel.

Muchos de los que piensan así, sin embargo, no dudan en afirmar que el país está al borde de una “guerra civil” y en sospechar del conjunto de los musulmanes, alimentando de paso a la extrema derecha.

El ex primer ministro Alain Juppé, el político de derecha más popular en los últimos sondeos, advirtió justamente sobre los peligros de “amalgama con el conjunto de los musulmanes”.

El célebre abogado Robert Badinter, instigador de la abolición de la pena de muerte, advirtió por su parte que “este atentado no es solamente una masacre sino una trampa”.

Francia no debe equivocarse de enemigo y los próximos días serán decisivos para ello. En particular para poner a prueba la unidad nacional, en momentos en que el país ha desplegado militares en varios frentes.

Desde fines de septiembre Francia participa en los bombardeos de la coalición internacional contra el grupo Estado Islámico en Irak y el presidente francés François Hollande estaría por enviar a la región del Golfo el portaaviones ‘Charles de Gaulle’ para participar en las operaciones.

En Africa, París lidera la lucha contra el terrorismo con un dispositivo de 3.000 militares desplegados en cinco países del Sahel y el Sahara.

El lema ‘Yo soy Charlie’ se ha convertido en el símbolo de una gran muestra de solidaridad hacia los fallecidos. “Siento como si hubiera perdido a una parte de mi familia”, decía una mujer visiblemente emocionada en la plaza de la República, donde no se veía tanta gente reunida en más de diez años.

Reacciones

Francois Hollande / Presidente de Francia: "Nuestra mejor arma es nuestra unidad. Nada puede dividirnos, nadie debe separarnos”.

Papa Francisco: “Cualquiera que sea la razón, la violencia homicida es abominable, no se justifica; la vida y la dignidad de todos deben ser garantizadas”.

Barack Obama / Presidente de Estados Unidos: “Nuestros pensamientos y oraciones están con las víctimas de este ataque terrorista y con el pueblo de Francia en este momento”.

Ban Ki-moon / Secretario General de la ONU: “Es un momento para la solidaridad. Alrededor del mundo debemos permanecer firmes en favor de la libertad de expresión y la tolerancia”.

ASBEL LÓPEZ
Para EL TIEMPO
París

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.