'Vamos a intervenir los lugares donde hubo más muertos': Guatibonza

'Vamos a intervenir los lugares donde hubo más muertos': Guatibonza

Comandante de la Policía Metropolitana de Bogotá dice que aumentará el pie de fuerza en las calles.

notitle
07 de enero 2015 , 07:49 p.m.

El incremento de los casos de homicidio en la ciudad el año pasado (64 más que en el 2013), especialmente por temas relacionados con ajustes de cuentas y riñas, tiene a la Policía alistando una estrategia para intervenir las zonas donde hubo más asesinatos.

En diálogo con EL TIEMPO, el general Humberto Guatibonza, comandante de la Policía Metropolitana de Bogotá, aseguró que hay bandas delincuenciales que se disputan los territorios, que quedaron “huérfanos” luego de que desarticularan organizaciones dedicadas al microtráfico o al hurto. (Lea también: Guerra por minería y narcotráfico aumentó los homicidios en Bogotá)

También expuso los nuevos retos que se traza para el 2015, entre ellos aumentar el pie de fuerza en las calles y continuar golpeando a esas estructuras.

La tasa de homicidios venía a la baja en la ciudad, pero en el 2014 pasó de 16,7 a 17,3 por cada 100.000 habitantes, ¿qué pasó?

Una de las razones es el tema de los ajustes de cuentas entre bandas delincuenciales; no hay oficinas de cobro sino bandas que se están peleando por territorio.

¿En cuáles zonas?

Hace un par de años se hicieron unos operativos muy fuertes en contra del ‘Bronx’, ellos se fueron para otras partes, como Ciudad Bolívar, Suba y San Cristóbal. Fue ahí donde entraron en confrontación y la forma de hacerlo es con muertos.

Ese es un tema grave. Al golpear estructuras completas, dejamos lugares huérfanos de poder de venta de drogas. Dentro de esas bandas todos quieren ser jefes y matan a sus compañeros.

En cifras de la Policía, hubo 325 asesinatos en riñas y 340 relacionados con venganza…

El tema de la intolerancia es preocupante. El día que más muertes hay en Bogotá es el domingo en la madrugada. El sábado la gente se dedica a tomar y el domingo están peleando y ocurren los homicidios.

¿Para esos casos la Policía actuó?

Claro. Estadísticamente, el año pasado capturamos casi 800 homicidas; no hay impunidad en el homicidio en Bogotá, y eso es importante decirlo. Muchos de ellos, incluso, fueron capturados en flagrancia porque como casi siempre pasa entre personas conocidas, sabemos quién fue el que lo mató. Hay buena efectividad de la Policía.

¿En todas las localidades aumentaron los asesinatos?

No. Lo paradójico es que en nueve localidades se redujeron los homicidios, como por ejemplo en Chapinero, Teusaquillo, Puente Aranda y Usaquén.

Esto corrobora que la presencia de ‘ollas’ o grupo de expendedores genera homicidios, un tema de ajuste de cuentas por narcotráfico.

¿Quiénes fueron las víctimas?

Estamos haciendo un estudio y nos estamos dando cuenta de que muchos de los muertos, no todos, tenían antecedentes penales: órdenes de captura pendientes o ya habían sido condenados.

¿Qué piensa hacer en el 2015 para contrarrestar las cifras?

Vamos a intervenir los lugares donde hubo más muertos; los tenemos muy bien focalizados. Será un plan especial de intervención para Ciudad Bolívar, por ejemplo, que aporta el 19 por ciento de los muertos de la ciudad, así como para Kennedy y Bosa.

¿Cómo los va a intervenir?

Con más inteligencia y presencia policial en las horas más complicadas; también con decomisos de armas blancas. Solo el año pasado decomisamos 300.000.

¿Esa es su apuesta para el 2015?

Y el hurto. Vamos a combatir la cadena criminal, es decir, atacar los lugares a donde llegan los objetos robados; a quienes los roban y a quienes los compran y luego los venden.

Hay muchas posibilidades de gozar de una ciudad como Bogotá, y nosotros vamos a darles esa tranquilidad. Además de más policías en las calles, queremos trabajar mucho en los lugares donde hay cantidad de población flotante.

¿Se siente frustrado con el aumento de los asesinatos?

Claro que sí. Porque reducirlo es el principal objetivo que uno tiene en la vida, pero también soy consciente de que hemos hecho una cantidad de cosas y la Policía ha hecho un esfuerzo grandísimo.

¿Qué destaca del 2014?

El año pasado fue bueno; pudimos desarticular organizaciones muy importantes dedicadas a la venta de estupefacientes y al hurto de celulares. En el 2015 vamos a apostarle muchísimo al tema de extinción de dominio y a quitarles los bienes a las organizaciones.

¿Los está afectando el hacinamiento en las URI?

Mucho. Tenemos uniformados dedicados a temas que no son nuestros. Tenemos que estar pendientes cuando ocurre un hecho, pero no después. En nuestras estaciones tenemos personas detenidas que no deberían estar ahí, y eso nos quita mucho personal que debería estar en la calle.

ALEJANDRA P. SERRANO GUZMÁN
EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.