La iglesia del Voto Nacional enfrenta nueva encrucijada

La iglesia del Voto Nacional enfrenta nueva encrucijada

Ahora que se adelantan las obras de mantenimiento, el templo entró en un lío jurídico.

notitle
07 de enero 2015 , 07:11 p.m.

Tras 25 años de permanecer en el abandono absoluto, el estado de la iglesia del Sagrado Corazón de Jesús, más conocida como la basílica de Voto Nacional, era preocupante: un nivel de contaminación alto (humedad y hongos en las cajas de aguas negras que podían generar posibles infecciones), esculturas en riesgo de colapso inminente y una contrafachada que estaba a punto de desplomarse.

Sin embargo, ahora que por fin el Instituto Distrital de Patrimonio Cultural adelanta las obras de mantenimiento y prevención para rescatar uno de los templos más importantes en la historia del país, que cuenta con 600 bienes muebles de un valor patrimonial inestimable, la iglesia del Voto Nacional se enfrenta a una nueva encrucijada legal que podría llegar a entorpecer el desarrollo de las obras.

Ahora que la intervención ha avanzado en un 55 %, la Contraloría de Bogotá advirtió que la declaración de urgencia manifiesta que hizo el IDPC (que permite la ejecución de obras en un futuro inmediato cuando se presentan situaciones excepcionales), en este caso, era improcedente, pues no reunía los requisitos legales.

Luego del diagnóstico de análisis que realizó en junio del año pasado el Idiger, que advertía sobre los posibles riesgos a terceros, y sobre la necesidad de realizar un reforzamiento estructural y una restauración urgente, el Instituto Distrital de Patrimonio Cultural decretó el estado de urgencia manifiesta para adelantar las obras correspondientes.

“El templo, que es una página de la historia del país, estaba pasando por un deterioro grave. Era tan triste la situación que ya empezaba a peligrar la gente que pasaba frente al templo. La urgencia era real, pues las imágenes estaban completamente deshechas y estaban cayendo pedazos de piedra. Si le cae a alguien encima lo puede matar. También la humedad en la cripta eran cada vez mayores, más graves. No se sabía de dónde venía tanta agua; era una verdadera piscina”, dijo el párroco Dario Echeverri, quien lleva más de ocho años al frente del templo.

Era tan grave la situación que, para adelantar los trámites legales habituales (la convocatoria pública, pliegos, etc.), que pueden tardar varios meses, el IDPC hizo uso del recurso legal de la urgencia manifiesta, que permite contratar directamente un ejecutor de obra para así acelerar el proceso y evitar una catástrofe posterior de mayores dimensiones.

La contralaria, por su parte, dice que los contratos que se suscribieron se podían haber celebrado a través de los procesos normales de selección, pues había tiempo suficiente para agotar todos los trámites que exigían las respectivas licitaciones, pues desde el 10 de julio de 2010 existía una demanda de acción popular por el estado crítico y amenaza de ruina que desde entonces venia presentando la Basílica del Voto Nacional.

Además, en un fallo emitido el 28 de septiembre de 2012, se ordenó al IDPC, realizar las obras de rehabilitación, restauración y conservación, en un plazo de 2 meses, para la consecución de recursos y de 3 meses a partir del vencimiento de éste para ejecutar las obras de mantenimiento y conservación.

Por ahora, aunque las obras siguen en curso, la preocupación es que las siguientes etapas de la intervención, entre ellas la restauración integral del templo, sufran nuevas demoras y la iglesia permanezca condenada al mismo olvido en el que ha vivido desde el año 91, cuando los presidentes de Colombia dejaron de recibir su bendición de posesión en la basílica.

La parroquia del Sagrado Corazón fue declarada monumento nacional hace casi 40 años. Y su importancia no justifica su actual descuido: fue el escenario que puso fin a la Guerra de los Mil Días. Allí, en 1816, fue fusilado el naturalista Jorge Tadeo Lozano. Un año después, Policarpa Salavarrieta sufriría la misma suerte.

BOGOTÁ

Empodera tu conocimiento

Sal de la rutina

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.