Sin reversible, la 7.ª mejoró... por ahora

Sin reversible, la 7.ª mejoró... por ahora

Aunque este martes la medida resultó exitosa, la prueba de fuego será a partir de la próxima semana.

notitle
06 de enero 2015 , 08:00 p. m.

A 37.000 personas que todos los días usan el transporte público por las carreras 11 y 13 les cambió la vida este martes, o al menos algunas horas de la tarde en las que se quedaban atascados en el trancón que se producía en esas vías durante el reversible de la carrera 7.ª.

Estaban acostumbrados a salir del trabajo y volver en bus a sus casas, a una velocidad de 8 kilómetros por hora (un deportista corre, en promedio, a 10), pues desde 1971 y hasta el lunes pasado, entre las 5:00 p. m. y las 8:00 p. m., los seis carriles de la carrera 7.ª solo estaban habilitados hacia el norte.

“La movilidad está muy buena, hay más fluidez. Ya no hay trancones como los de antes”, dijo Héctor Torres, un conductor que iba por la carrera 11.

Sin embargo, hay otros que son más escépticos. “Está bien, pero debe ser por lo que todo el mundo no ha llegado. No están todos los carros y hay que ver cómo les va la próxima semana”, dijo John Romero, un taxista.

A pesar de los buenos resultados de este martes, la prueba de fuego para la medida vendrá la semana próxima, cuando se normalice el tráfico, se acaben las vacaciones y se inicie la temporada académica.

La Secretaría de Movilidad asegura que hizo el cambio porque la implementación del Sistema Integrado de Transporte público (SITP) organizó las paradas de los buses y porque con el carril preferencial para buses en la 7.ª aumentó la velocidad. De hecho, según un estudio de la Universidad Nacional, se incrementó en 2,29 kilómetros por hora, para un ahorro de 17,8 minutos.

Esto le hizo pensar al Distrito que los pasajeros de la 11 y la 13 tenían también derecho a disfrutar de ese beneficio en las horas pico de la tarde. La decisión ha sido aplaudida por expertos, pero criticada por los conductores de carro particular que temen que el trancón hacia el norte empeore.

Avenidas como la Circunvalar, la Caracas y la NQS, así como las carreras 15 y 24 serán las principales vías alternas.

Además, a finales de febrero, cuando terminen las obras del Acueducto sobre la calzada occidental de la carrera 11, esta también podrá ser usada hacia el norte, entre las calles 82 y 127.

Según la Secretaría de Movilidad, durante el horario del reversible se desplazaban 4.200 vehículos en la carrera 7.ª, que beneficiaban a 6.300 conductores y pasajeros. En vista de que los usuarios de bus superan seis veces esa cifra, se decidió beneficiar a la mayoría.

Ojo con los cambios

Para evitar accidentes, habrá guías en 23 vías que van de occidente a oriente y desembocan en la 7.ª, para recordarles que ahora solo les sirven para ir hacia el sur.

También hubo una modificación sobre la calle 92, entre carreras 20 y 7.ª, que entre 5 y 8 p. m. solo permitía el paso hacia el occidente, pero ahora es doble vía las 24 horas del día.

BOGOTÁ

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.