Calzoncillos azules y rojos, el agüero del pilóto Marc Márquez

Calzoncillos azules y rojos, el agüero del pilóto Marc Márquez

El reciente campeón mundial de la categoría MotoGP habló en exclusiva con EL TIEMPO desde Cervera.

notitle
05 de enero 2015 , 09:03 p.m.

Como buen español, gusta del fútbol y lo practica. Como buen catalán, venera al Barcelona. Como buen piloto, nunca deja nada al azar. Siempre cumple a la perfección lo trazado. A los 21 años, Marc Márquez, que hace parte de esa generación de deportistas de talento único, que de inmediato los transforma en genios y leyendas al mismo tiempo, se convirtió en el piloto más joven en lograr dos títulos consecutivos en la máxima categoría, la MotoGP, del motociclismo mundial.

Desde que alcanzó la corona, que logró con anticipación y de manera arrolladora luego de 13 triunfos en 18 carreras, 14 podios, 13 primeras posiciones y 12 vueltas rápidas, para obtener un total de 362 puntos, no ha parado de dar entrevistas. Se convirtió en uno de los personajes deportivos de la temporada, tanto en su país como en el exterior.

Además, Márquez fue catalogado como la revelación del año en los prestigiosos premios Laureus. También se hizo acreedor al Premio BMW M, que exalta al piloto que más pole positions obtuvo a lo largo de la temporada, y tal vez al más importante: haber sido nombrado ‘hijo predilecto’ de su natal Cervera.

Ser Márquez es sello de garantía. Además de su gran registro, está el de su hermano menor, Álex, quien ganó el título de la categoría Moto3 del Mundial, lo que se convirtió en todo un hito en la historia de los mundiales de motociclismo, al ganar dos hermanos títulos en categorías diferentes.

Pero cómo no iba a gustarles el motociclismo. Desde muy pequeños, la gasolina, el aceite, las tuercas, las herramientas hacen parte de sus cajas de juguetes. Julià y Roser, sus padres, convirtieron el gusto, el hobby y el amor por la motos en un pequeño negocio familiar. El Moto Club Segre fue entonces una manera de ganar dinero en lo que más apreciaban. Mamá se encargaba de la cafetería. Ella misma prepara los productos para la venta, mientras que papá era quien administraba las finanzas. Marc no tuvo mayor alternativa, y a sus escasos 4 años pidió de regalo de fin de año una moto de gasolina, de las de hacer saltos.

Así empezó la historia de este superhumano, en cuyo palmarés se destacan el mundial de 125 c. c. (2010), el segundo puesto en Moto2 (2011), la corona en Moto2 (2012) y los dos títulos de MotoGP (2013 y 2014).

Márquez atendió en exclusiva a EL TIEMPO.

Campeón mundial en todas las categorías del motociclismo a los 21 años. Muchos pensarán que qué más podría motivarlo...

Pues seguir igual, volver a ganar y disfrutar de la afición que hay por las motos.

Obtuvo 13 triunfos de 18, y 10 en forma consecutiva… Con total franqueza: ¿esperaba un rendimiento tan arrollador?

No, imposible. Cuando comienzas la temporada piensas en volver a ganar el Mundial, en ser competitivo, en ganar carreras, pero nunca en ganar todas o 10 seguidas. Ha sido algo increíble y que hemos con el equipo.

Cómo cree que el mundo lo considera: ¿un genio, un afortunado, un fuera de serie?

No lo sé, supongo que habrá opiniones para todo. Me siento muy afortunado por haber conseguido lo que he conseguido, pero quiero pensar en el futuro y trabajar duro para seguir igual.

Las motos son su pasión. ¿Cree que usted se ha convertido en la pasión de este deporte?

La pasión por este deporte la han dado pilotos como Valentino Rossi. Tengo 21 años y ahora la gente comienza a conocerme, pero no se puede comparar. Si mis fans se apasionan por como compito, estoy muy feliz por ello.

¿En quién o en qué se inspira Marc Márquez para ser tan competitivo?

Pues de pequeño en Valentino (Rossi). Él era el piloto en el que me fijaba para el día de mañana. Ha sido un orgullo cruzarme con él. Siempre podré decir que luché de tú a tú contra Rossi.

¿Qué responsabilidad ha adquirido al ser el hermano mayor de Álex?

Darle ejemplo, supongo (risas). La verdad es que nos llevamos muy bien y los dos nos hacemos más competitivos día a día. Entrenar juntos y pasar la mayor parte del tiempo juntos nos hace ser cada día mejores.

Hablar de otros pilotos es muy molesto, pero se trata de su hermano. ¿Cree que será igual o más competitivo y ganador que usted?

No lo sé. Superarme en ser competitivo es difícil, soy muy competitivo (risas). Pero es ganador y por esta razón ha conseguido el título de Moto3. Es muy inteligente encima de la moto.

El motociclismo es un deporte de riesgos. ¿Siente algo de miedo cuando afronta las carreras?

No. No creo que uno pueda sentir miedo y estar en una moto a 340 kilómetros por hora. Hay que tener mucho respeto, eso sí, ya que somos conscientes de que podemos lesionarnos de gravedad.

¿Tiene algún agüero para afrontar las carreras?

Tengo un ritual. Calzoncillos azules en los entrenamientos y rojos el día de carrera y en cada gran premio son los mismos, durante todo el año.

Fuera del motociclismo, el fútbol es otra de sus pasiones, el Barcelona en concreto…

Soy del Barça y me encanta jugar al fútbol, aunque ahora menos por falta de tiempo. He tenido la oportunidad de conocer a Piqué y a Iniesta y ser piloto ha facilitado que esto sea realidad.

¿Cuál cree que es el reconocimiento más especial que ha recibido?

Este año recibí el premio Laureus. Fue especial recibir un galardón del mundo del deporte. Otro muy especial ha sido el de ‘hijo predilecto de Cervera’.

¿Quiénes fueron sus inspiraciones para tomar la determinación de subirse a una moto y dedicarle su vida? Mis padres.

Ellos me llevaban a ver carreras de motocross cuando era niño y de ahí surgió mi pasión. Les pedí la primera a los 4 años. No paré hasta que me la regalaron.

En su categoría está el colombiano Yonny Hernández, máximo referente del motociclismo en nuestro país. ¿Qué concepto tiene de él, de su forma de afrontar cada carrera?

Es un gran piloto, tiene mucho talento y un estilo característico. Tenemos muy buena relación.

¿Estaría dispuesto a cambiar o probar otra modalidad de los deportes de motor… tal vez F1, ‘rally’...?

Estaría dispuesto a probar un F1 y ojalá algún día ocurra. También en rallies, pero mi mundo son las dos ruedas y no pienso cambiarlas nunca.

Algunos datos del bicampeón mundial de MotoGP

* Nació el 17 de febrero de 1993 en Cervera (Lérida, España). Corre con el número 93, que hace referencia a su fecha de nacimiento.
* El 16 de mayo del 2009, en el circuito de Le Mans, se convirtió en el piloto español más joven en conseguir una ‘pole’. Tenía 16 años y 68 días. Batió así la anterior marca, lograda por Jorge Lorenzo.
* Se inició en 1998, cuando disputó su primera carrera de ‘enduro’. Empezó a sobresalir en el motociclismo de velocidad entre el año 2002 y el 2006 compitiendo en el campeonato de Cataluña. En el 2003 participó y ganó el prestigioso Open RACC de 50 c. c. En el 2005 y el 2006, ya en 125 c. c., su superioridad le abrió las puertas del Campeonato de España de Velocidad, donde, en su única presentación, quedó de octavo.

ANDRÉS BOTERO B.

Empodera tu conocimiento

Sal de la rutina

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.