Editorial: La vacuna no es la culpable

Editorial: La vacuna no es la culpable

Un riguroso análisis técnico permitió sacar dos conclusiones tajantes sobre la problemática.

04 de enero 2015 , 08:50 p.m.

El estudio del Instituto Nacional de Salud (INS) que descartó la vacuna contra el virus del papiloma humano (VPH) como causa de los síntomas de las niñas de El Carmen de Bolívar es un valioso aporte que, por sus dimensiones, tiene que ser tomado con seriedad por todos los estamentos involucrados en este caso.

Hay que decir que no es un estudio cualquiera. Por el contrario, es un riguroso análisis técnico que, dentro de un marco de evidencia epidemiológica, permitió sacar dos conclusiones tajantes: no se encontró enfermedad física en ninguna de las más de 600 pacientes y la vacuna contra el VPH no causa los síntomas que presentan.

A lo anterior se llegó, de acuerdo con el informe, después de analizar en detalle las historias clínicas, de realizar trabajo de campo directamente en la población, de profundizar en todas las variables posibles y de descartar todas las hipótesis planteadas en el marco investigativo. Una labor que tardó más de seis meses.

De ninguna manera quiere decir que las niñas no estén enfermas. De hecho, el estudio afirma que se trata de una alteración de características psicógenas que debe ser intervenida con urgencia desde sus determinantes primarios.
Ello empieza por aceptar la hipótesis de que factores como la pobreza, la carencia de condiciones sanitarias básicas, el abandono y patrones culturales reforzados por influencias políticas, religiosas y económicas de diferente origen pueden generar desenlaces inciertos, y es posible que el episodio de las niñas sea uno de ellos. De ahí que la investigación no termina aquí.

Que la entidad responsable de la salud publica en el país haya comprobado científicamente que la vacuna no es la responsable de los cuadros clínicos de las estudiantes constituye un parte de tranquilidad en el que hay que creer y que, de paso, resguarda de detractores interesados a toda la política de vacunación.

A lo mencionado debe agregarse que la salud y el bienestar de todas esas estudiantes están por encima de cualquier consideración. Buscar las causas de sus dolencias y sus soluciones definitivas es tarea que no da espera y que compromete a todo el Estado. 

Editorial

Empodera tu conocimiento

Sal de la rutina

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.