Los niños les imprimen alegría a los carnavales de Pasto

Los niños les imprimen alegría a los carnavales de Pasto

Más de 2.500 pequeños mostraron sus destrezas como artesanos.

notitle
04 de enero 2015 , 04:18 p. m.

Los que le apuntaron a la elaboración de carrocitas como Brayan Esteban Portilla, de tan solo 9 años, convencieron a propios y extraños con 'El encuentro de las chivas en el Carnavalito', un motivo que le demandó dos meses de trabajo y en el que le ayudaron otros dos hermanos.

'Aymara, flora y fauna' fue el título de otra de las carrocitas que desfiló por la senda del carnaval. Su autora, la niña Hanny Nicolle Barco Ruano, con apenas 10 años y en cuarto grado de primaria, dijo emocionada: “Estoy feliz por presentar este trabajo; los niños estamos demostrando que si podemos y que somos los artesanos del futuro”.

La niñez pastusa también ha demostrado grandes avances en cuanto a la danza y a la música, tal y como lo evidenció el colectivo coreográfico de la Fundación Abriendo Caminos que, con su apuesta denominada 'La paz una sola bandera', recordó ese gran anhelo de los nariñenses y de los colombianos en general que buscan la reconciliación definitiva. “Los niños también queremos la paz, esperamos que este 2015 sea el año”, indicó Juan Carlos Torres, uno de los 20 menores que integran esta agrupación.

La Fundación Escuela del Carnaval que hace unos siete años empezó en Pasto un proceso de formación con niños y niñas alrededor del arte y la cultura, hizo presencia en el desfile con la comparsita 'Fantasía Quillacinga'; su director, el artesano Germán Ordóñez, dijo sentirse muy emocionado enseñando a los pequeños cómo se elabora una carrocita en pequeñas dimensiones o cómo se hacen los disfraces. “Esto no es fácil porque ellos –los niños– simultáneamente deben estudiar y realizar sus ensayos para que todo salga bien”, expresó.

Darío Fernando Yascual Tupaz elaboró en tres meses su carrocita 'Fantasía musical'. A sus 11 años confesó sentirse cansado por lo extenuante del recorrido por la senda del carnaval. Tiene razón porque en los anteriores años el desfile del Carnavalito era más corto, pues partía del Parque Bolívar y terminaba en el Parque Infantil; ahora empieza en la Avenida Boyacá y concluye en la Avenida de los Estudiantes de esta capital. “Esta carrocita la hice con barro y cartón. Quise rendirle un homenaje a nuestros músicos que han sido grandes”, sostuvo el menor.

Y así fueron recorriendo la senda los 59 motivos que se inscribieron para participar en el Carnavalito con derroche de alegría, colorido y arte, porque los menores de edad cada año se esmeran en presentar mejores trabajos como lo afirmó Guisella Checa, directora de Corpocarnaval. “Estos niños son un verdadero ejemplo de esfuerzo y de creatividad, ellos son los artesanos del presente y el futuro y hay que apoyarlos desde el gobierno y el sector privado”, anotó.

Jazmín Rosero, madre de María Eugenia, la niña que participó en el colectivo coreográfico de la Fundación Cultural Musurunakuna, manifestó que decidió apoyar a su hija porque le gusta el baile y para que en sus tiempos libres en vez de dedicarse a los malos hábitos y a las malas amistades, “vaya a los ensayos y sea una mejor persona en el futuro”.

MAURICIO DE LA ROSA
PASTO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.