Faco, la historia de letras y toros de un caldense

Faco, la historia de letras y toros de un caldense

Fabio Corrales es el periodista y novillero más antiguo de la Monumental Plaza de Toros de Manizales

notitle
03 de enero 2015 , 02:54 p. m.

Con su tradicional cachucha vasca, una cámara digital automática y la más reciente edición (número 421) de la revista Toros y Toreros, que publica desde hace 35 años, el chinchinense Fabio Corrales García es el periodista y novillero acreditado más antiguo de la Monumental Plaza de Toros de Manizales.

'Faco' como se le conoce, a sus 72 años recuerda sus primeros lances como novillero, cuando siendo muy joven se enfrentó con una ruana a un toro en el matadero de Chinchiná (Caldas), ociosidad que lo dejó con varios moretones además del anhelo de conocer la gran plaza manizaleña, saludar a su ídolo, el matador colombiano José Humberto Eslava Cáceres reconocido como Pepe Cáceres y torear con los grandes.

Años después había cumplido parte de su sueño. Con gran astucia logró colarse entre la gente de la plaza y estrechar la mano del maestro Cáceres, quien impresionado al ver un quinceañero cautivado por los toros, lo invitó al callejón de la plaza.

En 1958 llegó a Manizales pues su meta era estar en las grandes plazas de Colombia y América. Sus primeras presentaciones como novillero fueron en municipios de Caldas, Antioquia, Tolima y Cundinamarca, en donde realizó faenas.

Así empezó la carrera de 'Manolo Corrales' como es su nombre de novillero, una vida llena de quites, golpes y adrenalina. Mientras toreaba en Palestina (Caldas), la novillera Lupe Ocampo sufrió una cornada en la ingle y sin un médico que la atendiera Manolo le salvó la vida ese día. De ahí en adelante no solo lo contrataban para lidiar toros, sino también para atender cornadas.

Actualmente, 'Faco' dedica gran parte de su revista taurina, al novillero pues aduce que hay poco reconocimiento y remuneración en el oficio. Sus escritos resaltan la labor de este noble y desconocido actor de la tauromaquia que también arriesga su vida pero por menos pesos que los grandes exponentes que llenan plazas y ofrecen poco espectáculo según comenta Fabio.

De su generación solo quedan unos cuantos entre ellos Luis Bernardo Gómez, presidente de la Plaza de Toros de Manizales, quien dijo que “fuimos muy buenos aficionados y practicamos juntos, Fabio ha sido un hombre que trabaja con dedicación a difundir la tauromaquia”.

JHON JAIRO BONILLA
MANIZALES

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.