Anhelos de paz en el 2015

Anhelos de paz en el 2015

Hablo de paz en su sentido estricto: el fin del conflicto con las guerrillas.

notitle
01 de enero 2015 , 08:04 p. m.

Se abre un nuevo año con esperanzas renovadas de paz. Más allá del rito casi obligatorio de alimentar ilusiones cada 31 de diciembre, existen razones para creer que los anhelos de paz de los colombianos pueden convertirse en realidad en el 2015.

Y hablo de paz en su sentido estricto: el fin del conflicto con las guerrillas.

La pronta superación del impasse de las negociaciones en La Habana, luego del secuestro y la liberación de miembros de las Fuerzas Armadas; el anuncio del cese unilateral del fuego de las Farc y la incorporación a la mesa negociadora de otro jefe de las Farc la semana pasada son algunos de los indicios más recientes que sugieren avances efectivos hacia un acuerdo de paz.

Ninguno de ellos significa que el camino se haya liberado de obstáculos. Ni que debamos ahora llenarnos de optimismo ingenuo. Con anterioridad, en repetidas ocasiones, se creyó haber llegado al “punto de quiebre”, solo para tropezarnos con nuevas frustraciones. Nunca antes, sin embargo, la paz se había visto tan cercana.

Ante tal cercanía, se hace necesario doblar esfuerzos para conquistar la meta a corto plazo. Dicha cercanía exige reconsideraciones del Gobierno, la sociedad y los distintos partidos y organizaciones que la representan –como también reconsideraciones de las Farc, por supuesto–.

La polarización entre el presidente Santos y el hoy senador Uribe, y entre sus respectivos seguidores, exige urgente reconsideración.

La carta del excomisionado Luis Carlos Restrepo a sus “amigos del Centro Democrático” (partido de Uribe), publicada en días pasados, lleva ese mensaje: ante la eventualidad de un acuerdo de paz, les sugiere “la posibilidad de entrar en conversaciones” con el Gobierno, “sin que ello implique abandonar la posición crítica”.

Es absurdo que tales conversaciones no existan. Se trata de un hecho abiertamente contradictorio con cualquier espíritu de paz. La falta de diálogo entre el Gobierno y la oposición no es una buena premonición. Sobre todo cuando el debate civilizado, parte esencial de toda democracia, se ve reemplazado por insultos y descalificaciones pendencieras.

Una carta pública, firmada por más de cien académicos el pasado 20 de octubre, reconoció el “enorme progreso” logrado por el actual gobierno en la búsqueda de la paz. Pero advirtió que solo podría “sostenerse si todos los colombianos, incluyendo los presidentes Santos y Uribe, se reconcilian y el proceso se vuelve un propósito colectivo y una política de Estado”.

Lo ideal sería un gran acuerdo entre las principales fuerzas políticas y sociales. En su ausencia, lo mínimo que podría esperarse es que el Gobierno y la oposición conversen y confronten en buena política sus diversas perspectivas sobre el proceso de paz.

“Estamos listos al debate serio, razonado, basado en hechos, no en especulaciones”, expresó Humberto de la Calle al reiniciarse las negociaciones en La Habana el 10 de diciembre. El jefe del equipo del Gobierno reiteró su ofrecimiento de diálogo con los partidos políticos para brindar así “información detallada” sobre el proceso de paz, mientras lamentaba que el Centro Democrático se hubiese negado a reunirse para tal propósito.

Habría que insistir en la necesidad de un encuentro entre el Gobierno y la oposición que lidera el senador Uribe. Por lo menos, tendría un impacto pedagógico profundo en el ser colectivo. Podría servir, además, para darles mayor fortaleza a la posición del Estado y la sociedad en las negociaciones en La Habana. Y le enviaría un mensaje indiscutible de seriedad a la comunidad internacional.

Que los anhelos de paz se hagan realidad en el 2015. ¡Feliz año!

Eduardo Posada Carbó

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.