Un artesano y una reina, dos miradas distintas de la fiesta de Pasto

Un artesano y una reina, dos miradas distintas de la fiesta de Pasto

De este viernes al 7 de enero se realiza en la capital de Nariño el Carnaval de Negros y Blancos.

notitle
01 de enero 2015 , 03:49 p. m.

Hacen parte de dos generaciones que han jugado en Pasto a los negritos y blanquitos de distinta manera y en diferentes épocas, pero ambas coinciden en que es una de las mejores fiestas del país la que empieza este viernes y termina el 7 de enero en la capital de Nariño.

Para la reina del Carnaval, Catalina Rivera Mosquera, y para el reconocido artesano Hernando Zambrano, el Carnaval de Negros y Blancos no solo es un derroche de cosméticos, talcos y cariocas, sino una catarsis de emociones y una explosión espontánea de alegría que sale de lo más profundo del cuerpo.

Y es que más allá de las expresiones artísticas y culturales que desfilan por las calles de la ciudad, está el juego que es la esencia misma del festejo, el que le significó en el 2009 la declaratoria de Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por parte de la Unesco.

Hoy ambos, desde distintas orillas, viven y sienten el Carnaval a su manera. Ella, con la emoción de un presente con enormes cambios, y él, con la nostalgia del pasado que no volverá.

A los mayores la transformación que ha sufrido el Carnaval con los años no los tiene muy contentos. Dicen que las viejas costumbres no se pueden perder y que deben ser rescatadas.

Un fiel exponente y gran defensor de estas convicciones es Zambrano, heredero de quien es considerado como el innovador y el mejor artesano que ha tenido Pasto, el maestro Alfonso Zambrano Payán, quien falleció en 1991 después de que muchas de sus carrozas del Desfile Magno resultaron declaradas fuera de concurso.

Hace 50 años, su hijo está dedicado a la talla en madera en su taller del barrio Las Cuadras. Hoy, a sus 65 años, recuerda que con su hermano Álvaro, en su niñez, comenzaron a familiarizarse con la madera mientras jugaban con los retazos y elaboraban figuritas. Al crecer, su padre les enseñó a lijar objetos en madera y a manejar el torno.

Después se dedicaron a elaborar sencillos artículos como repisas, marcos y apliques para luego pasar a las esculturas que demandaban mucho más trabajo, sobre todo al momento de tallar las caras y las manos.

En 1959, los hermanos Zambrano decidieron meterse de lleno con la elaboración de las carrozas. Era una época en la que predominaba la técnica del modelado en barro.

“Nosotros no participábamos mucho del juego del Carnaval porque en ese tiempo mi papá se dedicaba a la confección de las carrozas, pero sí observábamos que el juego era más sencillo y con más respeto que ahora”, dice este artesano.
Recuerda que para poner la ‘pintica’ negra en los rostros de los visitantes (el Día de los Negritos) primero había que pedir permiso.

También se encuentra muy fresco en su memoria que el 6 de enero se utilizaba un talco perfumado que era lanzado a las personas con mucho respeto (en el Día de los Blanquitos). Ahora se compran bultos de polvo blanco que se lanzan en grandes cantidades.

“Eso es una agresión porque lo echan a los ojos”, dice, mientras aclara que en su época no existía la espuma ni la carioca (una especie de crema envasada en un tarro). “Eso daña las figuras de los artesanos, las opaca”, agrega.

Otra de las notorias diferencias que observa es que el Carnaval de ahora es más alegre. “Las murgas ya las integran mujeres, antes solo eran varones y eso le da otro toque a los desfiles”, comenta.

Sobre el movimiento de las carrozas estima que se ha perdido porque ahora se recurre al icopor. “Este es un material fácil de trabajar, pero tiene la dificultad de que es muy débil y frágil que no permite movimientos muy reales”, explica el artesano.

Insiste en que antes las figuras eran de barro, más resistente y manejable.

“Lo que pasa es que los tiempos cambian, a la juventud de ahora el Carnaval de Negros y Blancos le parece mejor, pero a nosotros los viejos nos parece que el de antes era más auténtico y sencillo. Tal vez ahora los jóvenes son más espontáneos, críticos y alegres”, dice el artesano.

Otra generación

En 1999 Catalina Rivera fue designada como reinita del Carnavalito y, ahora, en la edición 2015, es la reina.

“En esta ocasión me siento muy orgullosa de ser la representante del Carnaval de Negros y Blancos”, dice, mientras recuerda que cuando fue reinita tenía siete años y en esa época el desfile del 3 de enero salía del parque Bolívar y finalizaba en el parque Infantil, en un recorrido de tres kilómetros. Hoy, se transita por la Senda del Carnaval, de unos 7 kilómetros.

“Me tuve que trasladar a Cali para estudiar en la universidad, pero siempre vengo a jugar en el Carnaval, lo he hecho todo el tiempo y los disfruto mucho”, agrega.

Ella quiere imprimirles a los pastusos sensibilidad sobre el juego limpio.

“Es que se debe promover el respeto y no hacer quedar mal nuestra fiesta. Algunas personas actúan de mala fe y en vez de arrojar talco, lo que lanzan es cal o harina”, dice la reina, quien plantea fomentar el juego, pero con mayor responsabilidad y respeto.

“Que le digamos al paisano y al turista ¿le puedo poner una ‘pintica’?, pero sin agresión ni violencia”.

Programación

2 de enero. Ofrenda a la Virgen de las Mercedes; desfile de las colonias (tradiciones y mitos de los habitantes de Pasto que no son nariñenses); Festival del Humor Nacional y Pastuso, y Rockarnaval.
3 de enero. Carnavalito, con carrozas y comparsas infantiles; desfile de colectivos coreográficos y concierto de música latinoamericana.
4 de enero. Desfile de la familia Castañeda.
5 de enero. Día de Negros. Conmemora el día libre que tenían los esclavos. Se pone la ‘pintica’.
6 de enero. Día de Blancos. También conocido como el Día de la Fiesta Grande y del Desfile Magno. Los pastusos y visitantes se echan talco y asisten al desfile de carrozas.
7 de enero. Festival del Cuy y la Cultura Campesina.

MAURICIO DE LA ROSA
Especial para EL TIEMPO
Pasto

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.