Secciones
Síguenos en:
Sí, Héctor, leí 'La oculta'

Sí, Héctor, leí 'La oculta'

'La oculta' es una novela que rompe los marcos de la historiografía tradicional.

notitle
Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
30 de diciembre 2014 , 08:38 p. m.

La leí en dos días. No la podía soltar. Y esto que te escribo hoy no pretende ser una crítica o ni siquiera un comentario literario. Es solo lo que me produjo su lectura.

Primero lograste, a través de tres personajes, una narración que alcanza un justo equilibrio entre estos 150 años de historia de colonización de las tierras antioqueñas y el largo linaje de la familia Ángel, y sus secretos y confesiones, que poco a poco descubrimos a través de las voces de Antonio y sus dos hermanas, Eva y Pilar. Tres narraciones, tres vidas disímiles, muchas preocupaciones distintas; en fin, voces y sensibilidades aparentemente incomparables que magistralmente tejen el entramado de la novela.

Además, todo el tiempo haces presente a la mama grande, doña Anita, alma indiscutible, aun cuando discreta, de La oculta.

Se siente un enorme trabajo de archivo, oculto detrás de una prosa que fluye y no deja cerrar el libro. Asimismo, un ejercicio valiente el de tu parte, pues asumes las voces de dos mujeres tan distintas, y probablemente todavía muy presentes en el imaginario de muchos hombres colombianos; valiente también por traer a esta tierra aún tan homofóbica, decimonónica y parroquial a un Antonio homosexual, siempre presente desde la distancia con la nostalgia de sus recuerdos de infancia y sus búsquedas genealógicas.

Claro, Héctor, como te lo puedes imaginar, tengo reparos con el lugar de segunda voz que otorgas a Eva y a Pilar respecto a la voz de Antonio. Además, a lo largo de la lectura tuve la impresión de que querías perfilar algunas mujeres de tu generación; es decir, casi de la mía: Pilar, una mujer atada a la tradición, una mujer patriarcal y generosa, una mujer de familia, de matrimonio para toda la vida y de sancochos domingueros; y Eva, quien rompió con todo, la posmoderna, la de varios amores, la feminista, dices tú, sin rumbo definido y sueños confusos.

Pero, bueno, incluso con sus temperamentos contrapuestos, estas dos mujeres me parecieron muy interesantes, pues pienso que muchos hombres siguen aún buscando una mujer que pueda sintetizar algo de estos dos retratos: una alianza entre Pilar y Eva. ¿Será eso posible?

En ellas se condensa una versión moderna de los viejos imaginarios de los abuelos que no lograban decidirse entre la madre y la pecadora. Sin embargo, Pilar, Eva y Antonio encuentran un punto de unión en el amor a la tierra, al agua, al fuego y al aire a través de las montañas y paisajes de su infancia.

La oculta –una muy bella ficción con tintes autobiográficos– no dejará a nadie indiferente, y mucho menos a las y los paisas. Una novela que rompe los marcos de la historiografía tradicional. Una novela que también retrata al país entero y seguirá animando los sueños para cambiar los rumbos de nuestra historia, de las historias colectivas que se entrelazan con las personales.

Una novela que bien vale la pena leer teniendo en mente la posibilidad de que en el 2015 se firmen los acuerdos de paz.

Y aprovecho la fecha emblemática de esta columna para desear a todas y todos mis lectores un muy buen año 2015 cargado de buenas noticias y también de renovadas utopías.

Florence Thomas
* Coordinadora del grupo
Mujer y Sociedad

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.