'¡Alerta!', falleció el locutor Cristóbal Américo Rivera

'¡Alerta!', falleció el locutor Cristóbal Américo Rivera

Su voz hizo popular esa famosa frase que anunciaba noticias de última hora en la radio nacional.

notitle
30 de diciembre 2014 , 03:00 p.m.

Cristóbal Américo Rivera, la inolvidable voz de Alerta, Bogotá, falleció ayer en la capital del país, a los 79 años.

Desde hace dos años, su voz no acompañaba a los oyentes de Alerta, Bogotá, informativo popular de la emisora La Cariñosa, de RCN, pues había decidido retirarse.

Sin embargo, sus seguidores no lo habían olvidado, gracias a sus singulares formas de decir las noticias, anteponiendo palabras como “¡alerta!” “¡increíble!” “¡sorprendente!”.

Tras 56 años de carrera, realizó su última locución en noviembre de 2012. Foto: Ana María García/ EL TIEMPO

Rivera impuso un estilo en la radio colombiana para dar noticias, que nació en la emisora La Verdad, de Ibagué (Tolima), hace 58 años.

Posteriormente, cuando se trasladó a estudiar Medicina a la Universidad Nacional de Bogotá, ingresó a La Voz de Bogotá en su espacio Radioperiódico La Opinión.

También estuvo en Radio Melodía, Radio Súper y Radio Reloj, y en 1996 ingresó a RCN Radio, donde puso de moda Alerta, Bogotá.

A su llegada a La Cariñosa, el noticiero alcanzó un alto nivel de audiencia y, según contó Rivera en una entrevista en este diario, en el momento de su jubilación, “a los de publicidad les hacía agua la boca”.

En la misma entrevista, Pedro González, 'Don Jediondo', contó que cuando trabajaron juntos en Radio Capital entendió el porqué de su éxito: “Es gracias a una voz que en el discurso acentuaba la r y alargaba las vocales. Tiene un tono agudo, que parece grave. Esa es la razón que lo hizo sobresalir”, dice.

Y es que sus expresiones y su inolvidable voz fueron objeto de imitaciones de humoristas como el mismo ‘Don Jediondo’ e inspiración de otros tantos.

Y aunque la otra mitad de su vida fue la medicina, lo cierto es que Cristóbal Américo Rivera (nacido en Ibagué) quedará en el corazón de sus seguidores como el hombre que les ponía fuerza y energía a las noticias más duras de la cotidianidad, con un estilo peculiar y efectista, con el que llegó a impactar en la audiencia de la clase popular bogotana.

A su retiro se dedicó a leer, oír noticias, visitar a sus nietos y bisnietos en Estados Unidos, y volar por el mundo con ellos.

Las exequias del reconocido locutor y médico serán hoy, 31 de diciembre, a las 2 p. m., en la iglesia de Cristo Rey, en el norte de Bogotá, donde familiares y amigos darán su adiós al periodista.

CULTURA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.