Ibargüen, otro salto triple gigante en la Liga de Diamante

Ibargüen, otro salto triple gigante en la Liga de Diamante

Para EL TIEMPO, Catherine es la segunda mejor Deportista del Año.

notitle
27 de diciembre 2014 , 05:44 p.m.

Ganar la Liga de Diamante en la prueba del salto triple y haber obtenido la medalla de oro en los Juegos Centroamericanos y del Caribe, que se realizaron en México, es la carta de presentación de Catherine Ibargüen este año.

La atleta colombiana volvió a demostrar su poderío en las pistas del mundo, pero para ella eso ya no era suficiente, pues tenía otro reto, un salto aún más largo. Quería dejar una marca, esa que buscaba desde hace cuatro años: superar la barrera de los 15 metros.

Lo consiguió el viernes 18 de julio en la válida de la Liga de Diamante de Mónaco: hizo 15 metros 31 centímetros, el mejor registro en la historia de la competencia para la colombiana, con lo que superó su marca personal, impuso nuevo registro para Suramérica y logró la mejor marca del año.

Pero ella no tiene techo, para todo lo que se propone hay un plan detrás. Sus objetivos siempre son basados en lo que ella puede dar como deportista, por eso desde que hizo la marca del año, tenía otro objetivo en mente: bajar la marca mundial de 15 metros 50 centímetros.

“La primera barrera era pasar los 15 metros y se logró con un buen registro, por eso el próximo objetivo es la marca mundial de 15,50 metros. Se ve tan lejos como tan cerca. Hay que contar con buen clima, buena actitud, físicamente y psicológicamente estar bien. Es muy probable, lo veo cerca”, le dijo Ibargüen a EL TIEMPO este año. Ese registro, que está en poder de la ucraniana Inessa Kravets desde 1995, Ibargüen lo tiene a 19 centímetros, pero para lograrlo influyen la preparación, la madurez física, psicológica y deportiva, pero sobre todo la experiencia, esa que ha ido absorbiendo en las pistas del mundo.

Esta antioqueña, de 30 años y 1,80 metros de estatura, le ha dado alegrías a Colombia en cada salto que realiza. En cada celebración y en cada gesto de impotencia cuando no logra hacer lo que se propone, se ve reflejado el país de los esfuerzos, de los sacrificios, ese que sale adelante luego de tres pasos de impulso.

Este año, Ibargüen estuvo en seis válidas de la Liga de Diamante y siempre fue protagonista, era la rival por vencer para las demás deportistas, ella marcaba la pauta. Es la dueña y señora de esas pruebas. En Doha, Roma, Lausana, Mónaco, Birmingham y Bruselas, no dio muestra de debilidad y siempre terminó con una sonrisa grande, satisfecha, pero nunca conforme.

“Ya la mayor parte del mundo sabe que existe Catherine, que una colombiana reina en el salto triple. Ya hay un nombre que se distingue. Para decir que soy la mejor, pues tendré que pasar mí objetivo de mejorar el récord mundial. ¿Sabe? No sé si soy la mejor del mundo (risas), no sé”, afirmó la atleta.

Ibargüen celebrando su título en la Liga de Diamante-2014. AFP

Fuera del récord mundial, Catherine Ibargüen tiene otro reto en mente, lograr la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro en el 2016, ese primer lugar que se le escapó en Londres por 18 centímetros.

Esa vez, el mejor salto de la colombiana fue de 14,80 m y la ganadora de la prueba fue Olga Rypakova, quien hizo 14,98 m. Pero Catherine ya la venció: lo hizo en dos pruebas de este año y sabe que llegará a Río con la presión de haber dominado la Liga de Diamante, algo que tendrá que ratificar en el 2015, por tercer año consecutivo.

“La mira es mejorar lo que se hizo en los Juegos Olímpicos pasados. Trabajamos para eso. Seguro que llegaré en la mejor forma”, dijo.

Para los Olímpicos de Río de Janeiro, Ibargüen tendrá 32 años y después comenzará a elevar, como ya lo ha dicho, su nivel, y lo hará por una simple razón: no le gusta perder, cada vez que sale a una pista busca estar al menos en el podio, saltando para demostrarse a sí misma que siempre puede dar más, que en la vida siempre se puede hacer un esfuerzo extra.

“Se han hecho varios análisis y por eso digo que luego de los Juegos Olímpicos del 2016 miraremos a ver cómo está el nivel para seguir. La meta grande es Río, ojalá llegue bien y después se analizará lo que pasará con Catherine Ibargüen. Espero que esos análisis nos den buenos resultados para, al menos, estar en unos Olímpicos más”, aseguró la atleta.

Para el 2015, Colombia espera que Ibargüen lleve la bandera del país a lo más alto, acompañada de su sonrisa, esa que parece una marca registrada y que ha iluminado las pistas alrededor del mundo: muchos de los que conocen a la antioqueña la referencian por eso.

Ella tiene un sello propio, el que hace que el país la quiera, la recuerde, sueñe y celebre con sus triunfos, lo que quiere repetir en 2015 en los Juegos Panamericanos, la Liga de Diamante y el Mundial de Pekín, sus tres grandes retos. 

CAMILA ESPINOSA ARISTIZÁBAL
Redactora EL TIEMPO

Empodera tu conocimiento

Sal de la rutina

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.