Más de $ 16 billones se evaden en aportes a pensiones y salud

Más de $ 16 billones se evaden en aportes a pensiones y salud

Análisis de la Cepal indica que, en esta materia, el país supera a Argentina y Perú.

notitle
25 de diciembre 2014 , 07:05 p.m.

Colombia registra el mayor incumplimiento en los pagos de los aportes a pensiones y salud, como proporción del producto interno bruto (PIB), al comparar su situación con Perú y Argentina.

En efecto, la evasión de esas dos contribuciones en Colombia en el 2010 fue del 2,98 por ciento del PIB, el doble de lo registrado en el 2007 por Argentina (1,48 por ciento) y 0,22 puntos porcentuales, en el mismo año, por encima de Perú (2,76 por ciento). Solo se tuvo en cuenta a los trabajadores asalariados.

En el 2010, el PIB de Colombia sumó cerca de 545 billones de pesos, según datos del Banco de la República. Esto significa que si la evasión de dichos aportes fue 2,98 por ciento en Colombia, se hablaría de unos 16,2 billones.

Lo anterior, según el estudio ‘La evasión contributiva en la protección social de salud y pensiones’, realizado por Juan Carlos Gómez, Óscar Cetrángulo y Dalmiro Morán, bajo supervisión de Ana Sojo, de la Cepal, proyecto ejecutado por esta entidad y la alemana GIZ y financiado por el Ministerio Federal de Cooperación Económica y Desarrollo de Alemania.

Dicho incumplimiento resulta de comparar el potencial de aportes que deben hacer los trabajadores asalariados y empleadores –cuando a estos últimos les corresponda contribuir– con lo que efectivamente se recauda para el cubrimiento de esos dos seguros (para Argentina se incluyó un grupo de trabajadores independientes).

Es necesario aclarar que la cobertura colombiana en pensiones para los asalariados mayores de 15 años, con 57,2 por ciento, ocupó el segundo puesto después de la argentina; pero con 24,3 por ciento, que equivale a casi la cuarta parte de la observada en el país gaucho, vuelve a ocupar el último lugar al ampliar el rango a los mayores de 65 años, aunque muy cerca de Perú, que registró 25,4 por ciento.

Al abordar por separado cada seguro, el incumplimiento argentino es del 21,5 por ciento tanto para salud como para pensiones respecto del potencial de recaudo; el colombiano es del 30 por ciento para cada renglón, mientras que para el caso peruano es del 45,5 por ciento en pensiones y del 46,1 por ciento en salud, lo que arroja un total de 45,8 por ciento.

Vista la salud por el lado de la cobertura de seguros, el estudio de la Cepal y de GIZ indica que se vislumbra una realidad diferente, lo que, explica, “está estrechamente asociado a la configuración de los sistemas y la mayor o menor presencia del Estado en el financiamiento”.

En este caso, agrega la investigación mencionada, “la cobertura más elevada corresponde a Colombia, aunque la proporción del gasto en salud en relación al producto más alta se registra en la Argentina, donde la cobertura es universal, pero no necesariamente mediante esquemas de aseguramiento”.

Así, la cobertura colombiana en salud para los asalariados mayores a 15 años es de 91,9 por ciento, seguida por la argentina, con 77,7 por ciento; el pequeño grupo lo cierra Perú, con 65 por ciento.

Problemas con la cobertura pensional

El estudio advierte que en materia pensional América Latina tiene fuertes limitaciones para lograr una cobertura contributiva amplia; según datos del 2010, la cobertura de la población mayor es extremadamente baja en muchos países: en 6 de 18 economías la cobertura resulta inferior al 19 por ciento: Honduras, República Dominicana, El Salvador, Guatemala, Paraguay y Nicaragua.

Esa situación está lejos de la experimentada en los países de mayor cobertura, donde la misma se encuentra en el rango de 83 al 91 por ciento, que son los casos de Chile, Uruguay, Brasil, Argentina y Bolivia.

Colombia, como es evidente, se encuentra en un punto del rango entre esos dos grupos de economías.

En promedio, la cobertura regional ronda el 60 por ciento de los adultos mayores, ligeramente por encima del que se tenía 20 años atrás.

La informalidad laboral, que impide que un mayor número de trabajadores aporte a pensiones, está en el origen de la baja cobertura.

Facilitar el cumplimiento

Los autores de la investigación destacan la importancia de que los gobiernos aumenten el recaudo y reduzcan los niveles de evasión; entre las medidas para lograrlo mencionan la necesidad de mejorar la relación entre lo que aportan los trabajadores y los beneficios que logran de los esquemas de seguro social.

También, las campañas de educación y difusión para apreciar los beneficios del sistema, mejorar la administración de los sistemas para identificar rápida y fehacientemente a los que no cumplen con sus obligaciones, simplificar la legislación y reducir los costos de cumplimiento que deben afrontar los contribuyentes.

Igualmente, evaluar la posibilidad de unificar la administración tributaria con la de seguridad social, como sucedió en la Argentina; incrementar, actualizar periódicamente y hacer efectiva y ágil la aplicación de las penalidades y multas por incumplimiento.

Así mismo, controlar adecuadamente las modalidades de subcontratación (de trabajadores) que eluden el pago de cargas sobre el salario y, tal vez más importante, evitar que los gobiernos usen esa modalidad en sus propias contrataciones brindando un ejemplo muy negativo.

EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.