¿Por qué las vacaciones largas en Millonarios?

¿Por qué las vacaciones largas en Millonarios?

Entrevista con Emanuel Lillini, actual preparador físico del equipo dirigido por Ricardo Lunari.

notitle
23 de diciembre 2014 , 10:51 a.m.

El Torneo Finalización del fútbol colombiano terminó el 9 de noviembre para Millonarios y nueve equipos más. La rabia de los hinchas albiazules fue notoria, pues la campaña, especialmente con el técnico español Juan Manuel Lillo, fue penosa y significó la eliminación tempranera del equipo en el ‘Todos contra todos’.

Y el disgusto fue aún más fuerte, cuando se les avisó a los jugadores que salían a vacaciones el viernes 28 de noviembre y regresaban el próximo 5 de enero al desarrollo de la pretemporada. ¿¡37 días de descanso!? Fue la pregunta que causó polémica entre hinchas y especialistas.

De esa manera, Futbolred contactó en Argentina a Emanuel Lillini, actual preparador físico del equipo que dirige Ricardo Lunari. Para el argentino, “nunca se está de vacaciones. Los jugadores deben estar trabajando, de acuerdo a un plan que se les entregó. Ellos están en un periodo de transición, no en una interrupción del entrenamiento”.

¿Por qué Millonarios salió a vacaciones por más de un mes?

“Millonarios salió de vacaciones cinco semanas, debido a las circunstancias que se fueron dando durante el segundo semestre, en donde encontramos demasiado afectado al plantel. Así que lo hicimos en consideración con el jugador mismo, buscando el lado personal y humano; lamentablemente el jugador de Millonarios venía mal, agotado tanto física como mentalmente; y a mi consideración, entrenar en demasía con un plantel en esas condiciones traía grandes riesgos, más que todo en la parte personal. Pero ellos no están descansando del todo, están haciendo un trabajo que será vital para la futura pretemporada, que yo denomino fase de transición”.

¿Y cómo es ese periodo de transición?

Cada jugador se fue con un plan elaborado individualmente, que constaba de cuatro entrenamientos semanales, durante 4 semanas. El plan constaba de, primero, una fase de recuperación y luego una fase de preparación y adaptación a la pretemporada que se viene, que va a ser muy exigente.

¿Qué detalles de ese plan de trabajo nos puede contar?

“Es un plan de trabajo elaborado en necesidades a la individualidad de cada jugador, buscando primero la recuperación del jugador en forma activa y luego proporcionándole ejercicios que son los que van a servir de inicio y adaptación de pretemporada; en otras palabras una mini pretemporada, pero individual.

¿Y cómo controlar que cada jugador esté haciendo lo que exige el plan?

“Confiamos en cada jugador, en su capacidad de profesionalismo, a lo mejor arriesgando demasiado pero analizando todos los puntos. Pudimos tenerlos una semana más practicando sin motivación, sin posibilidad de desahogarse un poco de todo lo sucedido, pero pensamos que les dimos la mejor opción, de acuerdo a todo lo analizado.

¿Por qué River Plate, por ejemplo, tiene un periodo de vacaciones más corto? ¿Cuál sería el tiempo ideal de unas vacaciones?

“El tiempo ideal de transición no existe; la mayoría de las veces se da de acuerdo al inicio y fin de los torneos. El inicio de una pretemporada para un torneo es muy difícil de correr, por más que hayas descansado 5, 10 o 40 días; lo que sí siempre se puede alejar es el fin de un torneo y es ahí donde los equipos tienen mayor o menor descanso. River Plate, usando el caso que expones, comienza el 5 de enero la pretemporada y solo está parado 3 semanas, pero eso quedó determinado por que el final del torneo argentino se extendió; pero el inicio del otro campeonato ya está marcado y la pretemporada necesita de un tiempo de trabajo adecuado y acorde a las exigencias”.

¿No puede ser perjudicial tanto tiempo de vacaciones?

“Perjudica si el jugador, en ese tiempo de transición, peca como profesional; si se olvida de que se le dio ese tiempo pensando en ellos, confiando en que elaborarían el plan que se les entregó. Si no son tan profesionales como el exigente fútbol colombiano requiere, encontraremos un jugador que va a necesitar de una adaptación previa a la pretemporada y ese tiempo no lo tendrá, jugándole en contra.

Yo espero lo mejor, espero poder darle todas las herramientas tanto físicas como mentales que necesiten los muchachos para estar al cien por ciento y rindiendo en plenitud. Armar un gran equipo no sirve si no armo primero un gran grupo de seres humanos, que tiren todos hacia el mismo lado, así que buscaremos ambas cuestiones”.

Así finalizó la charla con el profesor Lillini, que asegura una buena adaptación física de sus dirigidos, a los que verá el próximo 5 de enero con el firme objetivo de convertirlos en unas ‘máquinas’ que puedan pelear por el título del primer semestre de 2015.

JUAN PABLO ARÉVALO LÓPEZ
Periodista de Futbolred
juaare@eltiempo.com

 

Empodera tu conocimiento

Sal de la rutina

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.