¿Quién vigila el contenido de la radio juvenil? Análisis

¿Quién vigila el contenido de la radio juvenil? Análisis

Del estilo fresco y jocoso pasamos al abuso y los contenidos vulgares. ¿Usted qué opina?

notitle
23 de diciembre 2014 , 12:51 a.m.

La radio es noticia. En días pasados las redes sociales registraron un horrible hecho sucedido en Chile con una emisora juvenil local, en el que se ve a una mujer lamiendo el trasero de un locutor como penitencia para ganarse unas entradas a un festival musical.

La emisora se disculpó. El locutor dijo que fue la oyente la que le propuso el reto, quien a su vez pidió perdón. Todo ello como respuesta a la tormenta. En su momento la emisora no sólo no evitó el denigrante acto, sino que lo promocionaron orgullosos en redes sociales.

Esto pasa cuando el afán del rating, sumado a la ‘creatividad’ desmedida de ciertas emisoras y locutores juveniles, cabalgan libres sin control alguno por parte de las autoridades encargadas de velar por la calidad y moral del contenido.

Y no se trata de llamar a la mojigatería. La radio juvenil debe ser fresca, con los temas y el lenguaje propios del público al que va dirigido.

Tengo grandes amigos en emisoras juveniles de quienes aprendo y disfruto sobre música y videojuegos; celebro con risotadas sus modismos, el lenguaje y del humor con que tratan la mayoría de los temas. Pero otra cosa es soportar el mal gusto, la desfiguración de la realidad, el aval al maltrato de la mujer, celebrar la vulgaridad y, en suma, el abuso que algunas emisoras y sus ‘figuras’ ejercen sobre sus audiencias, las cuales, con extrañeza, hasta los defienden y aplauden.

Mi amigo y colega Mauricio Jaramillo, experto en temas de vida digital, alertó hace poco sobre una actividad de la emisora La Mega en la que se pedía a los oyentes que publicaran en redes sociales sus nombres, cédulas, número celular y hasta fecha de nacimiento, en un concurso por una Xbox.

¿Qué pensará al respecto la Delegatura para la Protección de Datos Personales de la Superintendencia de Industria y Comercio? ¿Quién es el responsable de la información de miles de personas que se publicó por pedido de esta empresa? ¿Qué hacen con esos datos?

Y esto por mencionar solo uno de tantos hechos. Del contenido ni hablemos: satanismo, maltrato verbal a la mujer, oda a la infidelidad, al abuso del alcohol, etc., es el pan diario en ciertos locutores y emisoras juveniles.
Ya hemos tenido casos de mujeres que han terminado semidesnudas, en emisoras, por ganar boletas para conciertos de vallenato y reguetón; el tono del lenguaje y la vulgaridad diaria en los ‘chistes’ de ciertas emisoras populares es para llorar... ¿o no han viajado en taxi?

¿Van a esperar las autoridades encargadas de estos temas a que pase algo como lo de Chile, o peor, para actuar? Insisto: hay muy buena radio juvenil, privada y pública, que debe ser destacada y promocionada como buenos ejemplos: los Pantalleros de Radioactiva, con su espacio de videojuegos y tecnología, con un lenguaje juvenil, libre y fresco, para el entendimiento y gusto de todos; el espacio de Alejandro Marín en La X de Todelar, ideal para quienes quieren descubrir nuevos artistas, entender los movimientos y últimas jugadas de la industria musical con una mirada crítica y analítica; la buena y nutrida programación de Radiónica, con expertos y espacios dedicados a distintos temas juveniles con una gran acogida en redes sociales, son algunos de ellos.

Y la última noticia radial: esta semana Gustavo Gómez asume como director de la Luciérnaga. Le tocará de timonel del principal espacio radial en un momento álgido del país. ¿Podrá reemplazar a Hernán Peláez? Nadie podrá. Tampoco es el objetivo ni de él ni de la empresa. Cada quien en su estilo tiene cosas por aportar. Lo que sí recuerdo es que muchos dudaron de Gómez cuando Yamid Amat lo integró en su mesa de trabajo en Radionet. Y vean donde va. Buena suerte.

José Carlos García R.
Editor Tecnósfera

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.