La mujer que tiene el secreto de los mejores tamales

La mujer que tiene el secreto de los mejores tamales

Mery de Caicedo lleva más de medio siglo dedicada a la preparación de este plato tradicional.

notitle
21 de diciembre 2014 , 10:17 p.m.

Desde 1958, Mery de Caicedo no ha parado de preparar el tamal tolimense, ese exquisito plato que en Navidad llega a todos los rincones de Colombia y que se come al desayuno con una taza de chocolate bien caliente, arepa o pan y bizcocho de achira.

“Los viajeros los llevan como presente navideño para la Costa, el Eje Cafetero, Medellín, Montería, e incluso llega a ciudades venezolanas vecinas de Cúcuta, como San Cristóbal, y a Tulcán, en Ecuador”, afirma la mujer, de 75 años, de sangre tolimense.

“Mis tamales le dan la vuelta al mundo; a Estados Unidos también han ido a parar, los congelan y llegan sanitos”.

Ella cuenta que a una sola persona de Barranquilla le envía hasta 100 para la cena de Navidad. “Allá los sirven con chocolate y me dicen que el olor enloquece a los invitados”.

Doña Mery completó 57 años en este oficio y recuerda que el negocio comenzó justo en una temporada navideña cuando su esposo, Alirio Caicedo (fallecido), le dijo: “Mery, pongámonos a hacer tamales para vender, usted es la heredera del sabor”.

Ella se decidió, aunque al comienzo sintió temor de que su receta no encontrara seguidores.

Sin embargo, un día después de la conversación montaron, en medio de dificultades, el restaurante Boquerón, donde aún se disfruta el sabor de la comida tolimense, pues, además de tamal, el visitante consigue lechona y otras recetas típicas.

En esos primeros días, y para comenzar, amarraron 100 tamales, a 20 y 30 pesos, y se agotaron en un abrir y cerrar de ojos. La sorpresa fue enorme. La pareja no podía creer que este alimento fuera a gustar tanto.

Desde entonces, esta mujer, que pasa sus días metida entre ollas enormes, saboreando la masa y batiendo el chocolate, no ha parado de trabajar y se dedica a hacer tamales tres veces por semana, con ayuda de otras mujeres que la han acompañado durante años.

Cada tamal pesa una libra. Se venden a 5.000 pesos cada uno. Mery dice que la receta la aprendió de su mamá, María Diva Conde, y de su abuela Eudosia, a las que les ayudaba desde niña en los oficios de la cocina.

“De tanto verlas aprendí a hacerlos, ellas me transmitieron la sazón, que guardo en el corazón, aunque en Tolima muchas mujeres tienen ese precioso don de cocinar un buen tamal”, asegura.

Yanet, su hija, es su mano derecha en las ventas, que se disparan para fin de año y en la temporada vacacional de junio.

“En diciembre tienen mucha salida, suben las ventas, y para nosotros es gratificante conservar este plato tradicional, orgullo de los tolimenses”, afirma Yanet.

IBAGUÉ

Empodera tu conocimiento

Sal de la rutina

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.