Mick Jagger revive los pasos de James Brown, el rey del 'soul'

Mick Jagger revive los pasos de James Brown, el rey del 'soul'

Entrevista con la leyenda de los Rolling Stones, esta vez como productor de la cinta 'Get On Up'.

notitle
21 de diciembre 2014 , 05:07 p.m.

La historia del cantante James Brown, desde su paupérrima niñez hasta su escalada al estrellato, que lo convirtió en uno de los artistas estadounidenses más influyentes de su género, llamó la atención del cantante de los Rolling Stones, Mick Jagger, quien, junto con Brian Grazer, decidió producir Get On Up, cinta que resume esos ciclos de éxito y excesos del afroamericano.

Jagger, que ya había producido algunos documentales, le apostó a este proyecto debido a su admiración personal y casi religiosa por Brown, tras pasar por momentos difíciles este año, ya que su novia, L’Wren Scott, fue encontrada muerta en marzo, en su apartamento de Nueva York.

El cantante, actor y productor sacó fuerzas para ofrecer un retrato de Brown, más allá de las canciones. Jagger conversó con EL TIEMPO de esta experiencia.

¿Cómo fue el proceso de llevar a cabo esta película?

Duro, especialmente para Brian Grazer (risas). Obviamente, ha sido un proceso arduo; pero, para mí, un poco más fácil porque me metí en el proyecto a través de Peter Artman, un amigo y compañero de negocios. Grazer estaba involucrado en un anterior proyecto sobre James Brown, leí el guion y así, más o menos, es como me involucré; pero Brian ha hecho todo el trabajo duro.

Usted compartió escenario con James Brown en el famoso concierto Tami (Teenage Awards Music International), que se recoge en una escena del filme. ¿Cómo fue ese encuentro y cómo lo influyó como artista?

Creo que fue hace unos cincuenta años, aunque no estoy muy seguro de la fecha exacta. Fue un concierto increíble. James Brown fue sin duda la estrella de ese espectáculo, pero había otra gente a la que quería conocer. Marvin Gaye, por ejemplo.

Fue una locura; yo había visto actuar a James Brown con anterioridad, en el Teatro Apollo de Nueva York, y tuve oportunidad de hablarle brevemente. Recuerdo que se enfadó porque no era el último en actuar y los productores del concierto me mandaron a hablar con él.

¿Cómo lidió con esa situación?

Yo, con 20 años, lo hice de inocente. Si hoy me piden lo mismo, me negaría rotundamente, ya que no es mi responsabilidad hacer eso, pero por entonces era ingenuo (dice riéndose). Lo cierto es que no sirvió de mucho hablar con él, pero su actuación fue magnífica.

No cabe duda de que es un personaje que me ha influido, al igual que muchas otras personas. Nunca fui capaz de hacer sus bailes y ensayarlos tanto como lo hacía él o como lo ha hecho Chadwick Boseman interpretándolo en el filme, que no se ha limitado a imitarlo, sino que se ha convertido en él.

Al verdadero James Brown le encantaba interactuar con la audiencia, y creo que eso fue parte de lo que le trajo tanto éxito.

¿Cuál es la herencia musical que dejó James Brown?

Creo que lo más importante es que gente de todo el mundo lo conoce, pero a la vez ha influido a muchos músicos. Dicen que es el precursor de los artistas de hip-hop, entre otras muchas cosas. Si quieres ser músico, tiene que formar parte de tu repertorio, sin duda. Hasta los grupos de rock importantes lo tienen como una referencia, y el que no lo vea así no es, en mi opinión, un músico completo. Además, aportó un baile que no tiene comparación.

¿Por qué recomendaría a la gente ir a ver ‘Get On Up?’

Porque es un buen filme. La historia es interesante. Creo que el hecho de estar basado en un personaje tan polémico y talentoso hace que la gente tenga curiosidad.

Usted no necesita trabajar como productor de cine. ¿Por qué lo hizo?

Porque lo disfruto. Es una disciplina diferente; coordinar un grupo de gente y saber que tienes un objetivo común es algo que me llama la atención. Resolver los problemas que van apareciendo es como hacer un rompecabezas. Es algo más puntual, que no me quita todo el tiempo para poder ser creativo, que es realmente mi pasión, aunque, a su manera, producir un filme tiene su parte creativa también.

¿Qué lo sedujo de este proyecto?

No estoy interesado en poner mi nombre como productor en un proyecto que está acabado, quiero formar parte del proceso y, obviamente, que el tema me interese. Este era ese tipo de apuesta.

Usted ya hizo un documental sobre James Brown y, ahora, un filme. ¿Siente que ha sido un poco el estandarte de su legado? ¿Piensa alguna vez quién lo hará para los Rolling Stones?

No (risas). Pero es algo que me preguntan constantemente.

Imagino que quiso ser objetivo con la figura de James Brown: sin satanizarlo ni tampoco convertirlo en un santo...

Exacto. Mi intención era que lo presentáramos tal como era. No darle demasiado glamur ni echarlo por tierra. En el documental puedes acentuar su lado negativo, pero no sería justo, todos tenemos un lado perverso y hacer algo así puede destruir la reputación de cualquiera. Hemos intentado ser lo más imparciales.

Otras huellas de Jagger en el cine y la TV

El papel que le dio relevancia y una buena dosis de polémica a Mick Jagger fue el de Performance (rodada en 1968 y estrenada dos años después), en la que interpretó a un roquero desinhibido y excéntrico.

También actuó en el drama Ned Kelly y tuvo pequeñas participaciones en las películas para televisión The Rutles: All You Need Is Cash y The War Between the Tates, en 1977 y 1978.

Pero uno de los papeles más recordados de este cantante fue en la cinta de ciencia ficción Freejack (con Emilio Estévez, 1992) en la que interpretó a Vacendak, el antagonista de la historia.

En el 2001 trabajó con Andy García en The Man from Elyssian Fields. Luego produjo el filme bélico ambientado en la Segunda Guerra Mundial Enigma.

Siete años después coprodujo y fue guionista del documental acerca de su banda, llamado Shine a Light, que dirigió Martin Scorsese.

En ese mismo año se le midió a The Women, un drama protagonizado por Meg Ryan, Eva Mendes, Carrie Fisher, Bette Midler y Annette Bening.

Ahora está metido también en otro proyecto acerca del rock and roll, que se podrá ver en la cadena HBO en el 2015.

Así mismo, a la par con la película Get On Up, produjo el documental Mr. Dynamite: The Rise of James Brown.

Un año difícil para Jagger y de fe para sus fanáticos

La pérdida de su novia, L’Wren Scott, quien se suicidó en marzo de este año, sumada a la batalla legal posterior y al efecto negativo que la noticia tuvo sobre la gira de los Rolling Stones (que debió aplazar fechas programadas en Australia apenas días antes), han sido duros golpes para el cantante, que también ha sufrido quebrantos de salud.

Aún no es claro si los Rolling Stones podrán venir a Suramérica o no, una gira en la que incluirían a Colombia por primera vez. Aunque el alcalde de Medellín dio puntadas acerca de que una firma realizará el concierto en esa ciudad (sería Ocesa Colombia), en el segundo semestre del 2015, su realización depende de que la banda firme contrato para más de cuatro conciertos exitosos en Buenos Aires, lo que no ha sido tan fácil como creían.

Por lo pronto, sus fanáticos mantienen la fe en que el anuncio se haga de un momento a otro.

ROSA GAMAZO-ROBBINS
Para EL TIEMPO

Empodera tu conocimiento

Sal de la rutina

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.