El crimen que hunde el imperio de 'Pedro Orejas'

El crimen que hunde el imperio de 'Pedro Orejas'

Tribunal de Boyacá le dio 24 años de prisión por homicidio del que había sido absuelto en el 2011.

notitle
20 de diciembre 2014 , 06:54 p.m.

Un confeso asesino que nadie vio en el sitio del crimen –plena vía pública del municipio esmeraldero de Pauna, en Boyacá–. Una decena de testigos que cambiaron de versión en el momento clave de la investigación. Piezas claves de la investigación perdidas inexplicablemente en los depósitos oficiales de pruebas.

Inconsistencias como esas son las que acaba de echar por tierra la condena de 20 años y seis meses de prisión que le impuso el Tribunal Superior de Boyacá al poderoso esmeraldero Pedro Nel Rincón (‘Pedro Orejas’) por el asesinato del minero Miguel Pinilla, ocurrido el primero de mayo del 2008.

Pinilla recibió 12 balazos disparados por el propio ‘Pedro Orejas’. Y en la sentencia, el Tribunal señala que a pesar de que la verdad “se intentó ocultar a través del miedo y el soborno”, testigos como Mayerly Peña, quien se mantuvo en su versión inicial, permitieron aclararlo, “aun a costa de perder su tranquilidad y ganar tan poderoso enemigo”. La gente de ‘Orejas’ le ofreció 15 millones de pesos para que cambiara su versión. Ella reveló esa situación ante el juez de primera instancia, quien consideró que siendo una mujer de escasos recursos no tenía lógica que se hubiera negado al soborno.

Los magistrados cuestionaron que ese testimonio fue desechado en primera instancia “por minucias, dejando entrever el afán de proferir el fallo absolutorio”.

La condena, que se demoró más de tres años, complica la situación de Rincón, considerado uno de los más violentos patrones del mundo de las esmeraldas y quien está preso desde hace un año por otro proceso, por concierto para delinquir.

Los magistrados tuvieron en cuenta el testimonio de un policía que señaló a un capitán de la Sijín y a un mayor del Gaula de ser parte de la organización de ‘Orejas’ y de ayudar a “encubrir el crimen” de Pinilla.

La sentencia llama la atención sobre Yesid López Pinilla, escolta de ‘Orejas’ condenado por el homicidio y a quien curiosamente nadie menciona en este proceso: “Si se llegó a una falsa autoincriminación, nada de extraño tiene que se haya plantado evidencia espuria ante la pasiva actitud de quienes han debido garantizar la preservación de la escena del crimen”.

Igualmente se refiere a los testigos José Libardo Pachón y Luis Enrique Pinilla, quienes inicialmente dijeron que presenciaron los hechos y hasta describieron el arma con la que supuestamente se hicieron los disparos, pero luego durante el juicio dieron “una voltereta absoluta” y terminaron diciendo que habían sido presionados para incriminar a ‘Orejas’. Pinilla dijo incluso que ese día ni siquiera estaba en Pauna.

“Esas expresiones (...) no son más que el producto del temor que produce afrontar el poder del acusado en una zona convulsionada, en donde los ‘patrones’ imponen su voluntad”, se lee en la sentencia. Agrega que los testigos se retractan “con pretextos fútiles, asumiendo posturas ingenuas, como si de niños se tratase, pretendiendo hacer creer que los indujeron a mentir y que los obligaron a declarar de esa forma”.

Otros testigos, como José de Jesús Rodríguez, Saúl García y Wilson Walteros, fueron descartados por los magistrados, pues afirmaron que Pinilla fue asesinado en legítima defensa.

Uno de ellos, dice la sentencia, dijo que vio a la víctima amenazando a ‘Pedro Orejas’, pero desde donde se encontraba “era humanamente imposible” observar la escena. Otro argumentó que declaró “en estado de inconsciencia” cuando señaló por el crimen al poderoso esmeraldero.

Para los magistrados, esos testimonios rompen con toda lógica “porque, a menos de que se tratase de un suicidio, carece de sentido común que Miguel Pinilla, aun si estuviese armado, intentara enfrentar a Rincón rodeado de un grupo numeroso de sus escoltas”.

El Tribunal señala que Rincón disparó en dos ocasiones contra la víctima y le causó la muerte de manera inmediata, y que luego, “empujado por el impulso homicida, descerrajó la carga de su arma” y le propinó los otros diez disparos.

Los magistrados decidieron no tener en cuenta 18 discos con centenares de horas de interceptaciones legales que mostraban cómo se intentó desviar la acción de la justicia, pues consideraron que la Fiscalía no realizó los cotejos de voces que eran necesarios para identificar plenamente a los que estaban fraguando el plan para sacar en limpio a ‘Orejas’.

Ahora, el poderoso patrón de Pauna espera que el caso llegue a la Corte Suprema de Justicia. Por ahora está en la cárcel de Cómbita, a donde lo trasladaron por supuestos problemas de salud.

Otros procesos

Las agencias antidrogas de Estados Unidos tienen en su poder versiones de testigos del presunto nexo de ‘Pedro Orejas’ con narcos de los Llanos. Aunque aún no tienen un proceso formal, las autoridades verifican esas versiones. Una de estas es que los 500 kilos de cocaína incautados en un camión, en un parqueadero en el norte de Bogotá, en octubre pasado, le pertenecían supuestamente a ‘Orejas’. El testigo dijo que el parqueadero le pertenecía a un hermano de Rincón, lo cual fue confirmado.

JUSTICIA
Justicia@eltiempo.com

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.