Inédito y decisivo, pero incipiente

Inédito y decisivo, pero incipiente

Pese a esos avances, el reconocimiento de las víctimas y el compromiso con la paz es incipiente.

notitle
19 de diciembre 2014 , 06:02 p.m.

Año inédito y decisivo el 2014. No solo por los avances de los diálogos en La Habana, pese a la presión en contra, sino porque las víctimas directas, aunque aumentaron en medio de la confrontación, empezaron a ser reconocidas, y no para negociar sus derechos, sino para analizar cómo satisfacerlos. Pero el proceso es todavía incipiente.

Inédita la selección de 60 representantes simbólicos entre más de 6 millones de víctimas tanto de las Farc y del Estado como de paramilitares y del Eln, partícipes de esta guerra degradada. Inédita la selección tomando en consideración criterios de género, etnia, región, casos anónimos o emblemáticos, grupos políticos y movimientos sociales, miembros de la Fuerza Pública y guerrilleros que sufrieron daños o menoscabo sustancial de sus derechos.

Inédita la entrega simultánea de testimonios de víctimas de masacres, homicidios, secuestros, desapariciones, ejecuciones, ataques, despojos, minas antipersonales, torturas, reclutamiento forzado, violencia sexual, desplazamiento, que posibilitaron los foros convocados por la Mesa de negociación –en Bogotá, Villavicencio, Barrancabermeja, Barranquilla y Cali– y los dos encuentros del Foro Internacional de Víctimas, que conectaron a colombianos exiliados, refugiados e inmigrantes en 20 ciudades del mundo.

Inédita y decisiva la capacidad de la mayoría de víctimas que se han expresado, de salir de su historia particular para escuchar el sufrimiento, los daños irreparables y la vulnerabilidad de otras personas también afectadas por la guerra; más aún, para unir su dolor y exigirles al Gobierno y a las guerrillas que, como parte del compromiso de no repetición, permanezcan en la Mesa hasta acordar el fin del conflicto.

El que la mayoría de las víctimas que se han expresado hayan tratado de no reproducir la polarización nacional ha sido decisivo para que aquellos opositores a los diálogos que se empeñaron en ‘revictimizar’ a quienes fueron a La Habana tengan cada vez menos audiencia, y para que las Farc, en lugar del “quizás, quizás” y de la negación de la condición de víctimas a Ingrid Betancourt, Clara Rojas y el general Luis Mendieta, sometidos por ellos a tratos degradantes, empiecen a aceptar que han causado daño inhumano y declaren el cese unilateral e indefinido del fuego y hostilidades “en homenaje a todas la víctimas ocasionadas en razón del conflicto que buscamos superar”.

Decisiva la reivindicación de las víctimas del Palacio de Justicia que hizo la Corte Interamericana de Derechos Humanos ante la incapacidad de la justicia colombiana de condenar las múltiples detenciones arbitrarias e ilegales, torturas, tratos crueles y degradantes, desapariciones y ejecuciones extrajudiciales de la retoma.

Pese a esos avances, el reconocimiento de las víctimas y el compromiso con la paz es incipiente. Tanto las negociaciones con las Farc y el Eln como su aporte a la verdad y la reparación aún están lejos de concretarse. El Estado no aplica una estrategia integral contra las violencias, y los militares están siendo presionados por algunos sectores para que impidan el fin de la confrontación. Parte de la élite civil y militar parece empeñada en defender sus privilegios y sigue en alianzas con ‘paras’ y narcos para hacer política y negocios. Buena parte de la sociedad no está dispuesta a afrontar las verdades completas sobre qué pasó y por qué, ni a tramitar sus conflictos sin violencia. Es frágil la comunidad de dolor y esperanza entre las víctimas. Urge la reconciliación nacional.

El 2015 tendrá que consolidar el compromiso con las víctimas, desescalar la guerra para ponerle fin y asumir los retos del posconflicto con procesos que desmonten las condiciones que han nutrido las violencias.

Socorro Ramírez

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.