Siembran árboles en los corregimientos de Medellín

Siembran árboles en los corregimientos de Medellín

Este año, Más Bosques sembró 600.000 árboles e invirtió 1.600 millones de pesos en mano de obra.

notitle
18 de diciembre 2014 , 07:49 p.m.

Juan Valencia es un campesino que ama y disfruta su trabajo. Todos los días, junto a otras cinco personas, siembra más de 50 árboles en las montañas y colinas del corregimiento de Santa Elena, en la ladera oriental de Medellín.

Él trabaja para la Reforestadora Integral de Antioquia (RIA) desde hace 10 meses, en el proyecto Más Bosques para Medellín.

Para Juan, quien tiene 55 años y llegó a los 18 del Chocó, sembrar los pinos, romeros, quiebra barrigas, cedros y laureles, le proporciona satisfacción y le da el sustento para mantener a su esposa y a cinco niños y niñas.

Él, aunque solo hizo hasta quinto de primaria, habla del medio ambiente, de la contaminación, de las empresas y carros que arrojan dióxido de carbono a la atmósfera.

“Donde hay árboles hay oxígeno, animales y agua”, dice Juan mientras con su dedo índice señala un cañón, una pequeña endidura en medio de las montañas. Es el nacimiento de La Castro, afluente de la quebrada Santa Elena.

Todos los días, Juan y su hijo, quienes viven en el barrio Villatina (comuna 8) salen de su casa a las cinco de la mañana. Caminan media hora hasta llegar a la plaza, en donde comienza el sendero que conduce al ecoparque La Tinaja.

En este lugar, llamado el 'Camino de la vida' –obra del Cinturón Verde Metropolitano–, Juan se encuentra con sus compañeros de trabajo. Juntos comienzan una caminata de 45 minutos por caminos y atajos, en medio de potreros y bosques.

El clima y la atmósfera van cambiando conforme se acercan a la cima de las montañas que pueden alcanzar una altura de 2.000 metros sobre el nivel del mar.

Cuando llegan, descargan sus mochilas y bolsos. Descansan quince minutos y comienza el trabajo: abren huecos, abonan la tierra, depositan las plántulas en el suelo y comprimen la tierra para que no se originen charcos.

Juan y sus cinco compañeros no son los únicos que trabajan en este proyecto. Como ellos, hay 190 personas más que se dedican a la siembra de árboles, la mayoría son campesinos, desplazados, mujeres y habitantes de la zona de influencia.

Solamente ellos han sembrado 600.000 árboles durante este año en Santa Elena, Altavista, San Antonio de Prado, San Sebastián de Palmitas, San Cristóbal y en el Cerro Pan de Azúcar.

Los predios son del municipio de Medellín y de campesinos, agricultores, que poseen terrenos en la zona y se comprometen a resguardar los árboles.

Más Bosques para Medellín siembra los árboles en los predios particulares, los cuida y realiza el acompañamiento técnico durante cuatro años, mientras los árboles crecen.

De las hectáreas sembradas, un porcentaje es para el dueño del terreno, quien podría vender o utilizar la madera en el futuro.

“El objetivo es que este territorio vuelva a ser un bosque. Casi siempre son zonas muy pendientes o de protección de fuentes de agua que surten a acueductos municipales y veredales, así que es fundamental su protección”, dijo Francisco Panyagua, ingeniero forestal del proyecto Más Bosque para Medellín.

Juan y sus compañeros, tienen el deseo de que en cuatro o cinco años las montañas estén repletas de vida, pues confían en que en esa época los cerros de los cinco corregimientos de Medellín estarán poblados lo que le proporcionarán oxígeno, agua y biodiversidad a la ciudad y a sus habitantes.

Venderían oxígeno a grandes empresas

El objetivo en un futuro de Más Bosques para Medellín es vender sus servicios ambientales.

Los líderes del proyecto esperan que en el futuro estos bosques capturen 14,20 toneladas de dióxido de carbono al año.

Según Francisco Panyagua, “las hectáreas de bosque son inscritas en un banco de carbono, pero en este momento estamos apenas en verificación y después seguimos con el proceso de validación”.

La Universidad Nacional, sede Medellín, que es encargada de la investigación, está en este momento realizando un documento técnico con el objetivo de llevar a cabo el proyecto.

“Si usted es una empresa que emite 100 toneladas diarias de dióxido de carbono usted podrá comprar oxígeno producido en el municipio de Medellín y de los predios privados”, explicó Panyagua.

Para el próximo año, los investigadores esperan tener el documento técnico para iniciar el proceso de hacer parte de la bolsa de carbono.

“Medellín es el único municipio del país que realiza este proyecto, cuando ya tengamos una medición exacta de cuanto oxígeno podemos producir, decidiremos de que forma vamos a comercializar estos servicios”, agregó Panyagua.

PAOLA MORALES ESCOBAR
MEDELLÍN

Empodera tu conocimiento

Sal de la rutina

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.