Gary Hoskin

Gary Hoskin

Gary Hoskin fue uno de los primeros politólogos en tomarse en serio el estudio de nuestro Congreso.

notitle
18 de diciembre 2014 , 07:23 p.m.

Su nombre no ha figurado entre las listas de personajes que dijeron adiós en el 2014, publicadas como rito anual cada diciembre. Pero si les preguntaran a los estudiosos de la vida política nacional, aparecería en lugar destacado.

Gary Hoskin, profesor norteamericano, quien hizo de Colombia su país adoptivo desde 1997, murió el pasado 23 de abril en Bogotá. Su obra –sobre los partidos, las elecciones, el Congreso y el sistema político colombiano– representa un legado extraordinario.

Nació en 1938 en Wyacondah –pueblito del condado rural de Davis, Iowa, en los Estados Unidos–. Su formación académica transcurrió en las universidades de Drake, Johns Hopkins e Illinois, donde terminó su doctorado con una tesis sobre Venezuela. Pronto, sin embargo, volcó su atención hacia Colombia.

En 1965 ingresó a la Universidad del Estado de Nueva York, en Buffalo. Allí siguió su carrera durante las siguientes tres décadas. Pero casi desde entonces comenzó a integrarse a la vida académica colombiana. Visitó Bogotá en 1968, cuando se vinculó a un equipo de investigadores de la Universidad de los Andes, en compañía de Francisco Leal Buitrago y Dora Röthlisberger.

En un tributo a su memoria, Magdalena León recuerda esos primeros encuentros de Hoskin con Colombia, sus excursiones al Chocó y el sancocho santandereano que lo deleitó un día de Año Nuevo tras haber cruzado el cañón del Chicamocha.

Su primer trabajo publicado sobre el país fue su capítulo sobre las dimensiones representativas del Congreso en un libro sobre sistemas legislativos latinoamericanos, en 1971. También publicó en revistas académicas de prestigio.

Pero frente a la última obsesión con las “revistas arbitradas”, lo notable fueron sus colaboraciones en obras colectivas, la expresión más valiosa del trabajo colegial entre académicos. Hay ensayos suyos, por ejemplo, en libros sobre el Frente Nacional, la crisis política de los 80, la administración Barco, las elecciones presidenciales de 1998 y las del 2002.

Su espíritu colaborador se reflejó además en la coautoría de un buen número de ensayos con un amplio número de colegas –Javier Torres, Miguel García, Gabriel Murillo o Mónica Pachón–.

Hoskin analizó con agudeza las complejidades de la política colombiana. Algunos postulados desafían lugares comunes: los ámbitos del Congreso y los gobiernos se movían en distintas órbitas; la crisis de los 80 no fue producto de ausencia de reformas; los partidos tradicionales podían adaptarse a circunstancias cambiantes –era renuente a extenderles partidas de defunción–.

Cotejaba sus sólidos análisis empíricos con diferentes teorías, sin dejarse dominar por las abstracciones ni reducir las explicaciones a una sola causa.

En 1997, Gary Hoskin se trasladó de manera permanente a Bogotá. Ingresó a la planta de profesores de la Universidad de los Andes, donde dirigió el Centro de Relaciones Internacionales y el Departamento de Ciencia Política. Un folleto en su memoria registra los muy gratos recuerdos que dejó entre sus colegas, la admiración por su trabajo y sus dotes culinarias.

Gary Hoskin fue uno de los primeros politólogos en tomarse en serio el estudio de nuestro Congreso. Su libro con Francisco Leal Buitrago y Harvey Kline, Legislative Behaviour in Colombia (1974), fue un trabajo pionero. El parlamento más longevo de Latinoamérica sigue siendo aún uno de los menos estudiados.

Recientemente, la Escuela de Gobierno de los Andes y el Centro de Estudios de Historia del Externado organizaron una conferencia sobre la historia del Congreso. Si Gary Hoskin hubiese estado entonces vivo, todos nos habríamos beneficiado allí de sus conocimientos, colaboración y presencia.

Eduardo Posada Carbó

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.