Secciones
Síguenos en:
Comunidad de Tabio salvó fuentes de agua

Comunidad de Tabio salvó fuentes de agua

La CAR negó licencia ambiental a minera que afectaría río compartido con Cajicá y Chía.

notitle
Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
18 de diciembre 2014 , 07:18 p. m.

Hace dos años, Marcela Rincón se prometió a sí misma que por ningún motivo dejaría que la imponente montaña de su comunidad fuera despojada de su intenso color verde por las máquinas de una minera de carbón.

La empresa, cuyo nombre no se conoce públicamente, tiene un título minero para explotar el predio San José en la vereda Río Frío Occidental, en el municipio de Tabio (Cundinamarca), donde viven cerca de 550 personas.

En el 2012, solicitó la licencia ambiental ante la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR), y esta semana, después de dos años de incertidumbre, la entidad selló la batalla jurídica de Marcela y su comunidad, con la negación de la licencia para la explotación de carbón.

“Estamos aliviados, felices. Demostramos que, cuando una comunidad se une, no hay quien la detenga”, aseguró Rincón minutos después de enterarse de la decisión de la autoridad ambiental.

Entre enero y junio de este año la CAR hizo estudios en el terreno, que le permitieron establecer las inconsistencias técnicas del proyecto.

Por ejemplo, encontró que donde se planeaba emplazar la bocamina de la explotación existe una zona de reserva de varios nacederos de agua, como las quebradas El Pipa y Aguablanca.

Esta era la queja principal de las veedurías ciudadanas del municipio, que aseguraban que en ese predio están las fuentes que abastecen al acueducto El Hornillo y, además, que estas llegan hasta el río Frío, que también recorre los municipios de Cajicá y Chía.

Adicionalmente, el proyecto no contaba con una base de geología real del yacimiento de carbón en el área que solicitaba el título minero.

También, según el director de la CAR, Alfred Ballesteros, en el Plan de Manejo y Ordenamiento de la Cuenca del Río Bogotá, el uso del suelo en este terreno es pecuario y no permite ninguna actividad de minería.

La comunidad de Tabio supo del proyecto en abril del 2012 a través de una carta que llegó a la alcaldía.

Desde ese momento, se organizó para hacer marchas, llamar la atención de los medios de comunicación y participar en el proceso con la CAR para que su voz fuera tenida en cuenta.

En noviembre del 2012, la alcaldía de Tabio también presentó su oposición al proyecto porque este no contaba con las medidas para evitar deslizamientos en la zona.

La comunidad exigió durante estos dos años que se cuidara el corredor de páramo que allí existe, por el efecto dañino que tendría el proyecto minero en este ecosistema . “Si ya hace 25 años tenemos que soportar las gravilleras, cómo íbamos a hacer con el hollín del carbón”, relató Hernán Triviño, otro de los habitante del sector.

Otra sanción en Anapoima

La Corporación Autónoma Regional (CAR) determinó que la Sociedad Agropecuaria Ibero-Andina S. A. tendrá que pagar 435 millones de pesos por los daños ambientales y de salud que ocasionó el mal manejo de los residuos sólidos en el predio La Unión, de la vereda El Rosario, del municipio de Anapoima (Cundinamarca), donde la empresa tiene una cría especializada de ganado porcino.

Escríbanos a laubet@eltiempo.com 

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.