'El Quijote' renace con un lenguaje más cercano a los jóvenes

'El Quijote' renace con un lenguaje más cercano a los jóvenes

Arturo Pérez-Reverte lanza en el mundo una edición escolar de este clásico de Miguel de Cervantes.

notitle
17 de diciembre 2014 , 04:52 p.m.

Casi 409 años después de ser publicado era poco probable que alguien se atreviera a sacudir el gran “monumento literario” que representa 'El Quijote de la Mancha' para los españoles y el mundo entero.

Y sin embargo, había una realidad inocultable: a los más jóvenes ese tesoro literario los confundía y –como dijo el escritor español Arturo Pérez-Reverte– los asustaba. “Desde el punto de vista escolar, era un libro farragoso e inaccesible para un joven de 15 años”, expresó el reputado novelista.

En 1912 y luego en 1920, el Gobierno español le había encargado a la Real Academia de la Lengua que hiciera una edición escolar y popular que acercara a los jóvenes a esta novela.

Sin embargo, fue solo en el 2014 (casi cien años después) cuando se hizo realidad.

Pero no podía hacerlo cualquiera, el elegido para tamaño trabajo fue nada menos que Pérez-Reverte, quien se encargó de rejuvenecer a este clásico de la literatura universal.

Así que ahora, en esta nueva edición, los personajes de don Quijote, Sancho y Dulcinea hablan con un lenguaje contemporáneo. Pérez-Reverte aclara, en todo caso, que esta edición no pretende sustituir El Quijote completo, sino acercar a profesores y estudiantes a la obra.

La reverencia extrema hacia el libro había sido, quizá, la causa de que no se hicieran ediciones arriesgadas como esta, aunque existían ya algunas versiones escolares, pero eran antologías o fragmentos.

“Pérez-Reverte no calumnió el texto original. Prescindió de la ortografía original, con la autorización de la Real Academia, y lo hizo muy bien”, dice el expresidente Belisario Betancur, experto en El Quijote.

Pero esta edición, que incluye dibujos inéditos de Francisco de Goya, tiene más que cambios en el lenguaje. Pérez-Reverte se concentró en la historia esencial de las aventuras de don Quijote y Sancho Panza, y suprimió los relatos secundarios, que, según dice el escritor, desviaban la atención de los jóvenes y hacían que la lectura tuviera trabas.

“Decidimos hacer un Quijote muy cuidadosamente podado de aquello que hace que un joven interrumpa la lectura. Lo abordé entonces como un lector de 15 años y me pregunté dónde tropezaría él”, ha dicho Pérez-Reverte, quien eliminó también las notas de pie de página.

Ante las posibles críticas que puede suscitar esta edición, Darío Villanueva, secretario de la Real Academia de la Lengua, adelantó que al mismo tiempo esta institución trabaja en otra edición “erudita” de El Quijote.

Para Pérez-Reverte, esta es la oportunidad de recuperar el patrimonio común que representa El Quijote para los 500 millones de hispanohablantes del mundo.

“Hay una patria que es la lengua española, y la bandera de esa patria es El Quijote”, dice Pérez-Reverte.

@cataoquendo

Empodera tu conocimiento

Sal de la rutina

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.