Los enredos de la licitación del cable aéreo de Ciudad Bolívar

Los enredos de la licitación del cable aéreo de Ciudad Bolívar

Presunto favorecimiento a firma francesa obligó al Distrito a modificar especificaciones de la obra.

notitle
16 de diciembre 2014 , 07:44 p.m.

El Instituto de Desarrollo Urbano (IDU) anunció este martes que revisará los prepliegos de la licitación para construir el cable aéreo de Ciudad Bolívar, luego de que se ventilaran varias denuncias sobre presuntos favorecimientos a firmas interesadas en esa obra, que costará al menos 164.300 millones de pesos.

El director del IDU, William Camargo, explicó que los prepliegos fueron realizados tomando como base los estudios de factibilidad realizados por el Metro de Medellín, gracias a un convenio que firmó el Distrito con esa empresa en el 2012. Bogotá se apoya en la experiencia que ha tenido la capital antioqueña en el desarrollo de este tipo de proyectos.

Sin embargo, a raíz de las quejas, que incluso llegaron a oídos del propio alcalde Gustavo Petro en los últimos días, el IDU anunció que en los próximos días buscarán “eliminar exclusividades” detectadas en los prepliegos (publicados el pasado 20 de octubre) que pueden favorecer a ciertos empresarios franceses. Todo esto, con el objetivo de hacer una licitación pública “transparente”, según explicó Camargo.

Entre las especificaciones técnicas que se incluyeron y que podrían beneficiar a la firma francesa Pomagalski, según las quejas allegadas al Distrito y una investigación del portal Confidencial Colombia, están las relacionadas con motores, pinturas y lubricantes, y que se van a corregir en los pliegos definitivos, de acuerdo con el IDU.

Fuentes cercanas al proceso revelaron a EL TIEMPO que las quejas por presunto favorecimiento a Pomagalski Colombia S. A. S. han sido planteadas por la empresa Doppelmayr, de Austria, otra de las firmas interesadas en el proyecto.

Hasta ahora, unas 30 firmas nacionales y extranjeras han manifestado su interés por construir el cable aéreo de Ciudad Bolívar, que conectará al barrio El Paraíso con el portal El Tunal de TransMilenio, al cabo de un recorrido que tardará unos 15 minutos.

La obra –con cuatro estaciones– va a beneficiar a unos 245.000 habitantes y deberá estar lista en dos años, una vez sea adjudicada por el IDU, según el cronograma oficial.

Sin embargo, dada la experiencia que acumulan con este tipo de obras en otros lugares del mundo, la puja se centrará en cuatro empresas que producen este tipo de tecnologías y que tienen sedes en Francia, Austria, Suiza y Corea, y que han mostrado su intención de participar en la obra en Bogotá. En una audiencia, el pasado 5 de diciembre, 22 posibles proponentes plantearon toda clase de inquietudes.

Este martes, EL TIEMPO revisó las observaciones a los prepliegos y encontró 394 preguntas técnicas, financieras y legales que han sido realizadas por los interesados, de las cuales el IDU ya respondió 230. Una de ellas fue planteada por la Cámara de la Infraestructura, que solicitó un plazo mínimo de 30 días hábiles para que los interesados puedan presentar sus ofertas para salvaguardar los principios de “transparencia y selección objetiva”.

Igualmente, la Veeduría Distrital cuestionó que se haya decidido adjudicar, en un mismo contrato, las labores de estudios, diseños y construcción del cable aéreo de Ciudad Bolívar. La entidad afirmó que algunas experiencias similares del pasado han resultado perjudiciales para los intereses del Distrito, dado que el costo de las obras resultó mayor que el estimado inicialmente.

Por su parte, en diálogo con este diario, funcionarios del Metro de Medellín negaron este martes que estén buscando favorecer a Pomagalski, que tiene su domicilio en la capital antioqueña, según los registros de la Cámara de Comercio. De hecho, en noviembre pasado esa firma obtuvo un contrato de obra de reparación en los cables aéreos de Medellín.

Tomás Andrés Elejalde, gerente de planeación del Metro, y el ingeniero Luis Ramón Pérez explicaron a EL TIEMPO que ellos no elaboraron los prepliegos, sino que esa tarea la realizó el IDU. “Lo que hicimos fue las especificaciones técnicas; es decir, hicimos un aporte técnico en un anexo de los prepliegos. Buscamos siempre la independencia tecnológica en todos los contratos que realizamos”, dijo Elejalde.

El IDU busca ahora corregir las especificaciones técnicas que han levantado sospechas y anunció que en una semana publicará los pliegos definitivos. La meta es adjudicar la obra hacia la segunda semana de febrero.

YESID LANCHEROS
Redactor de EL TIEMPO
yeslan@eltiempo.com
Twitter: @YesidLancheros

 

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.