Meluk le cuenta... (Es la final más justa)

Meluk le cuenta... (Es la final más justa)

Santa Fe se sabe de memoria cómo es su sufrida alma.

notitle
14 de diciembre 2014 , 09:26 p.m.

Santa Fe pasó a lo Santa Fe. Sufriendo. Como ha sido su historia, como ha sido su huella. No jugaba bien del todo, aguantaba y aguantaba y no cuajaba nada en ataque este domingo contra Nacional. Para completar, Huila ganaba en Manizales y lo dejaba con las manos vacías. Pero solo necesitaba una y una tuvo. Contragolpe montado por Pérez y corrido por Cuero, que entrando al área fue derribado por Armani, el portero ‘verde’. Penalti enorme, indiscutible.

Pero Santa Fe no mete penaltis. Había fallado 6 de 7 en la Liga. Solo Vargas, el arquero, como última opción, convirtió uno en el 3-3 contra Huila hace dos semanas en Neiva. ¿El penalti era una buena noticia...? ¡Pateó Vargas y Armani atajo! ¡Santa Fe acababa de fallar el séptimo penalti del torneo, el que no podía! ¡Destino fatal!

Pero Santa Fe es Santa Fe y sufre y logra sus grandes gestas así, padeciendo al máximo, llevando al borde del infarto a sus hinchas, metiéndolos al infierno. Esta vez fue Seijas el que los sacó de lo más profundo de las tinieblas, como antes los sacaron en su momento Cañón o Pandolffi o Ernesto Díaz o Gottardi o el ‘Tren’ Valencia o Léider Preciado o Copete, algunos de sus más grandes héroes.

Seijas, que se amarró los guayos en el banco de suplentes para entrar como salvador apenas unos minutos antes del penalti, corrió con el remate de Vargas y llegó de primero al balón que rebotó en las palmas de Armani. Murillo no lo pudo detener. Y, entonces, sin parpadear, sin dudar, sin pensarlo (si piensa, falla; ¡seguro!) lo metió bien adentro del arco de Nacional y empujó a Santa Fe a la final. ¡Ahí se define, no se reflexiona! ¿Hubo invasión de área? En rigor, sí. ¿El arquero se adelantó? Sí. En rigor, también atajó el penalti de manera ilegal.

Pero ese gol sufrido, imposible, que le subió la tensión a su pueblo, fue la marca de la justicia de una Liga en la que Santa Fe fue el mejor y terminó siendo el mejor. La tabla así lo demuestra. Por la estrella van el primero, Santa Fe; contra el segundo, Medellín, que por ponerse a jugar con suplentes perdió con Cali y, de paso, el factor que puede ser determinante: jugar el partido de vuelta, el definitivo, en casa.

Dicen que quien no sufre no puede conocerse a sí mismo. Pues bien. Santa Fe se sabe de memoria cómo es su sufrida alma...

Meluk le cuenta…

GABRIEL MELUK
Editor de Deportes

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.