'Generación Ferguson' quiere dejar huella en protestas en EE. UU.

'Generación Ferguson' quiere dejar huella en protestas en EE. UU.

Ola de manifestaciones promovidas por jóvenes de todas las razas y con diferentes ideas.

notitle
13 de diciembre 2014 , 05:35 p.m.

Saber cuántas personas marcharon en Nueva York, Washington y otras ciudades del país ayer para protestar por la discriminación racial y violencia policial en EE. UU. es difícil.

Según Synead Nichols, de la coalición #blacklivesmatter, esperaban al menos unas 200.000 personas en la Gran Manzana y otras 100.000 en la capital estadounidense, donde fueron guiados por el reverendo Al Sharpton. El número, sin embargo, es irrelevante. (Lea también: 'Lucha contra el racismo será lenta pues está arraigado': Obama).

Desde que se conoció la decisión de un Gran Jurado de absolver al oficial que asesinó al joven Michael Brown, en Ferguson (Misuri), y luego otra que hizo lo propio con el policía que mató a Eric Garner, en Nueva York, no ha pasado día en que las protestas se hayan silenciado.

A lo largo y ancho del país, y no solo entre comunidades afroamericanas, son comunes las marchas y vigilias en las que se reclama, entre otras cosas, un cambio a leyes actuales que según los manifestantes están cargadas hacia las minorías. ('No puedo respirar', grito de la multitud durante protestas en EE. UU.).

Pero lo más interesante del fenómeno es que está encabezado por gente joven, incluso por menores de edad, que se han tomado a pecho una lucha que se creía abandonada.

Tanto, que hay quienes los llaman la ‘Generación Ferguson’, en alusión a la ciudad donde todo comenzó este verano pasado.

“Estamos arrancando en el mismo lugar al que llegaron los activistas de los años 60 del siglo pasado durante la batalla por los Derechos Civiles. Somos una nueva generación que está dispuesta a cargar nuevamente esta antorcha, pues no estamos dispuestos a que esto se siga repitiendo”, afirma Nichols que, pese a sus 19 años, ya es líder de un movimiento que comienza a tomar forma. Quizá por miedo o cansancio, dice Nichols, sus padres se acomodaron a un sistema que los discriminó pese a que las leyes eran iguales para todos.

“Eso es lo que tiene que cambiar”, sostiene el activista, que trabaja en llave con otras decenas de grupos que han surgido en distintos lugares del país.

En gran parte, los grupos se han beneficiado del poder de redes sociales como Facebook y Twitter, que les permiten organizar eventos y marchas en poco tiempo y de gran impacto.

En su mayoría se trata de eventos que van más allá de las típicas protestas con pancartas, aplicando métodos de desobediencia civil que fueron populares en los sesenta: bloqueando el tráfico e irrumpiendo en locales comerciales justo en momentos en que los almacenes reciben más gente por la celebración de la Navidad.

“El dolor lo tienen que sentir. Si creen que esto se va a diluir, están equivocados. Vamos a seguir hasta que se haga justicia, hasta que se entienda que la Policía no puede matar a una persona de color cada 28 horas sin que nada pase. Hasta que se cambien las leyes que permiten que eso suceda”, le dice Nichols a EL TIEMPO.

De acuerdo con Roland Martin, analista para temas de raza en la CNN y otros medios en EE. UU., ‘Generación Ferguson’ es algo parecido a Occupy Wall Street, el movimiento que surgió tras la debacle económica del 2008 y cuyas protestas diarias empujaron a cambios en la legislación encaminados a frenar la codicia y malos hábitos del sistema financiero.

Algo cambió

Dice Martin: “Siempre me ha causado dolor ver cómo al comienzo llegan cientos de personas a las marchas para luego irse disipando con el tiempo. Pero algo cambió desde hace dos años, cuando Trayvon Martin (otro joven negro que murió a manos de un blanco que no fue enjuiciado) fue asesinado por George Zimmerman. Hemos visto un nuevo fervor que se está conectando a través de las redes sociales. La gente ya no está contenta sólo con expresar su rabia a través de la web o con pancartas. Se ha activado un botón que abrió los ojos de muchos ante las grandes injusticias de este país”, dice el experto.

Para Martin, antes que disiparse, este movimiento irá creciendo de la mano de una nueva generación que eventualmente ocupará cargos desde donde podrán provocar cambios.

Solo el paso de los días lo dirá. Pero lo que se ha visto en estas últimas semanas parece indicar que se está frente a un fenómeno que ya no tiene reversa.

Policía, sin control racial

Washington (AFP). La policía estadounidense se ve sacudida por la prohibición formal de llevar a cabo controles basados en aspectos raciales tras una serie de errores mortales, mediante una reforma presentada por el secretario de Justicia saliente, Eric Holder. Habrá excepciones, pero en casos especiales.

SERGIO GÓMEZ MASERI
Corresponsal de EL TIEMPO
Washington.

Empodera tu conocimiento

Sal de la rutina

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.