Temen que Maduro ya haya 'condenado' a Leopoldo López

Temen que Maduro ya haya 'condenado' a Leopoldo López

Sobre el líder opositor no pesan cargos de asesinato, pero el mandatario lo llamó así.

notitle
12 de diciembre 2014 , 07:02 p.m.

Que las sanciones contra algunos funcionarios venezolanos aprobadas esta semana por el Senado estadounidense levantarían todo tipo de discursos furiosos por parte del gobierno del presidente Nicolás Maduro era una profecía que se cumplió en cuestión de minutos, sin sorpresas.

Lo que nadie se esperaba es que el mandatario asegurara que las sanciones buscarían presionar la liberación del líder opositor Leopoldo López y, mucho menos, que jugaría posición adelantada asegurando que el opositor –al que acusó de “asesino”– no sería liberado.

“Tienen un asesino que está preso por la justicia venezolana y los Estados Unidos cree que sancionando a Venezuela vamos a soltar al asesino. Aquí no hay forma, imperialistas de los Estados Unidos, aquí no hay forma de que ustedes puedan presionarnos para nada”, dijo Maduro en feroz respuesta a la decisión del Legislativo de Washington. (Lea: Entrevista con Leopoldo López)

De inmediato sus palabras recordaron la condena que pidió por televisión el presidente Hugo Chávez en el 2009 contra la jueza María Lourdes Afiuni, para quien pidió 30 años de cárcel luego de que ella aceptó una sugerencia de Naciones Unidas y ordenó la liberación del empresario Eligio Cedeño, quien llevaba tres años detenido sin juicio. Esa alocución del entonces Presidente dejó en evidencia la tremenda influencia del Ejecutivo nacional sobre los tribunales y la agonizante autonomía del Poder Judicial.

La propia jueza Afiuni aseguró a EL TIEMPO un año después, desde la cárcel (hoy está en libertad pero todavía en juicio y con prohibición de hablar a la prensa), que “muchos abogados que me vienen a visitar me dicen que la justicia se convirtió en antes y después de mi detención. Ningún juez quiere tomar decisión, por mínima que sea, por temor a represalias en su contra”.

Siguiendo el patrón marcado por el presidente Chávez, la alocución de Maduro fue percibida entonces como una condena anticipada contra López, quien tiene diez meses preso y está acusado de los delitos de incendio, instigación pública, daños a la propiedad y asociación para delinquir, pero no de asesinato.

También resultaron especialmente graves las palabras de Maduro luego de que la semana pasada se publicó el libro El Tribunal Supremo de Justicia al servicio de la revolución en el que un grupo de tres abogados revisó más de 45.000 sentencias de los últimos nueve años –provenientes de las salas que controlan actos y decisiones del Estado– y concluyó que ni siquiera una fallaba contra el Gobierno, o al menos lo ponía bajo investigación.

Más claro lo dejó el periodista César Miguel Rondón, en su programa de radio. “Usted (Maduro), con la torpeza de ayer, ha evidenciado de manera tajante y lapidaria que en este país no hay Estado de Derecho, que los tribunales no son independientes, que usted es el único que decide. Ha evidenciado, con sus palabras, que Leopoldo López está preso porque a usted le da la gana, porque usted ahora lo ha acusado de asesinato, sorpresiva revelación que ayer recibimos los venezolanos”.

VALENTINA LARES MARTIZ
Corresponsal de EL TIEMPO
Caracas

Empodera tu conocimiento

Sal de la rutina

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.