Catalogan delito de lesa humanidad, masacre de 2001 en Frías (Tolima)

Catalogan delito de lesa humanidad, masacre de 2001 en Frías (Tolima)

Así lo determinó el Consejo de Estado. Dijo que hubo cooperación de las autoridades con los 'paras'.

10 de diciembre 2014 , 09:43 a.m.

El Consejo de Estado catalogó como delito de lesa humanidad la masacre perpetuada por paramilitares en el corregimiento de Frías (Tolima) en 2001 donde fueron asesinados once campesinos.

Para los magistrados de la Sección Tercera del Consejo de Estado, ese ataque fue “sistemático”, “premeditado” y tuvo como propósito asesinar a un grupo de campesinos que fueron señalados de ser auxiliadores de la guerrilla.

En la noche del 15 de septiembre del 2001, al corregimiento llegaron cerca de 20 personas armadas pertenecientes a las Autodefensas Campesinas del Magdalena Medio quienes abrieron fuego en contra de los campesinos que se encontraban en dos establecimientos comerciales de la plaza principal del corregimiento de Frías.

Para la Sala, quedó probado que al momento de los hechos, no había presencia de la Fuerza Pública en el lugar, e incluso, se recogieron testimonios que indicaban que la estación de Policía había sido desmontada.

De ahí que, para los consejeros el ataque “no solo afectó a las víctimas, sino a toda la sociedad civil, por lo que se ordenaron medidas de reparación no pecuniarias dirigidas a la sociedad en general”.

Dentro del proceso también se estableció un vínculo de cooperación y coordinación entre el frente paramilitar Omar Isaza y entidades del gobierno municipal, algunas de ellas, encargadas de la seguridad pública. Es decir, para la Sala existió una “connivencia delictual” entre las autoridades y los miembros del grupo armado ilegal que perpetuó los homicidios.

“Para la época en que tuvo lugar el múltiple homicidio en Frías existía un nefasto escenario de macrocriminalidad ante el cual las autoridades públicas ejecutaron actos positivos de acompañamiento y protección, es decir, en pro de la criminalidad imperante en la región”, dice la sentencia.

Esa alianza, según el expediente, permitió la consolidación del grupo armado en la zona, al punto de que algunos testimonios recolectados en el proceso dieron cuenta de que el jefe del DAS en el municipio de Mariquita (Tolima), se encontraba en la “nómina de pagos” del Frene Omar Isaza y era el encargado de informar al grupo paramilitar de los operativos del Ejército y la Fiscalía.

Para la Sala, en este caso hubo “graves violaciones a los Derechos Humanos, al Derecho Internacional Humanitario y al derecho de gentes”, por lo que el acto debe ser catalogado como de lesa humanidad.

Entre las medidas de reparación, la Sala ordenó al Ministro de Defensa, al comandante de las Fuerzas Militares, del a Policía y del Batallón Patriotas, realizar un acto público de perdón y reconocimiento a las víctimas. Además, envió la sentencia a la Fiscalía para que determine si el caso merece ser priorizado en las investigaciones que se adelantan por la comisión de violaciones a los Derechos Humanos.

JUSTICIA

 

Empodera tu conocimiento

Sal de la rutina

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.