'La única rosca es hacer las cosas bien': Wílmar Roldán

'La única rosca es hacer las cosas bien': Wílmar Roldán

El árbitro dijo que en el arbitraje están los mejores y explicó su exclusión del Mundial de clubes.

notitle
09 de diciembre 2014 , 11:00 p.m.

Este año para el juez central Wílmar Roldan ‘pintaba’ de la mejor manera, citado para la Copa Mundo y también estuvo entre los elegidos para el Mundial de Clubes, sin embargo, dos hechos hicieron que esas designaciones no se desarrollaran de la mejor manera; un error del asistente  Humberto Clavijo en el juego México vs. Camerún dio al traste su ilusión de avanzar más en Brasil-2014. Y en Marruecos, para la cita de clubes, esperaba su revancha, pero esta vez por otro asistente, Eduardo Díaz, quien no pasó las pruebas físicas, fue bajado de la competencia que se inicia este miércoles entre el Mogreb Atheletic de Tétouan de Marruecos y el Auckland City de Nueva Zelanda. (Lea aquí: 'A los árbitros nos las cobran todas': Humberto Clavijo).

El juez antioqueño, árbitro Fifa desde el 2007, con una voz en la que denota su frustración, habló sobre esas circunstancias que han afectado su desempeño y reflejó su molestar sobre algunos procedimientos del arbitraje.

¿Qué fue lo que pasó para que lo bajaran del Mundial?

“Por la premura del tiempo; el asistente (Eduardo Díaz) se lesionó y faltaban como ocho días para el viaje, entonces no hubo un tiempo apropiado para buscar otro asistente. Si él avisaba con más tiempo hubiera sido diferente, el manejo de la lesión no fue el adecuado”.

¿Por qué no fue adecuado?

“Se lesionó faltando 20 días para la prueba y creyó que se iba a recuperar y cuando presento la prueba, no le dio”.

¿Le parece injusto que no se hubiera reemplazado solo a él?

“Son reglas que existen y las decisiones que toman se tienen que respetar. No avisó (Diaz) con tiempo, ese fue el tema”.

¿Qué enseñanzas le deja esta situación?

“Hay que conseguir dos asistentes los cuales se preparen de una mejor  forma y tengan otra misión y visión de lo que es el arbitraje”.

¿Cómo se maneja el tema de los asistentes?

“Lo escogían ellos, uno también podía, pero para el 2015 los voy a escoger yo con relación a los conceptos de la Comisión Arbitral de Colombia, la Conmebol y la Fifa, los dos que mejores estén los voy a escoger, pensando en que tengan cinco elementos muy importantes: el físico, el técnico, el práctico, el médico y el tema del ser humano”.

¿Serán para torneos internaciones únicamente?

“Con lo que ha pasado, el traspiés que se tuvo en el Mundial y ahora esto, pienso que para que el arbitraje colombiano, encabezado por el Wílmar Roldán, pueda ser representado de la mejor forma, es mejor que seamos siempre los mismos para torneos locales e internacionales. Es primordial que el trabajo sea juntos. Cuando pasan estas cosas infortunadas se recoge lo bueno; y en este caso será un apoyo para que me colaboren en ese tema de escoger los asistentes”.

Hubiera sido un excelente 2014 para usted…

“Hubiera sido un año redondo. Yo estoy tranquilo porque siempre trato de prepararme de la mejor forma, de ser un ejemplo para los demás árbitros de tener una preparación adecuada y cuando me dan esas oportunidades trato de ir con lo mejor que tengo”.

¿Qué evaluación hace al arbitraje colombiano?

“Ha ido mejorando, pero hasta que no se profesionalice se van a seguir teniendo fallas. Acá el tema fundamental para uno estar en igualdad de condiciones a los futbolistas es que el árbitro viva las 24 horas del arbitraje y no tengamos que tener trabajos alternos que nos quitan la mayoría de tiempo. Que no tengamos problemas para levantarnos a estudiar, entrenar y prepararnos de una manera adecuada y de esa manera cuando nos toque dirigir estemos 100 por ciento concentrados. Pero cuando se tiene un trabajo que te demanda 10, 12 horas de tu día, ya no tienes ánimos de entrenar, de leer el reglamento o para revisar un partido, ahí estamos en desventaja”.

¿Por el tema laboral un árbitro ha rechazado designaciones?

“Claro, hay mucho, a mí me ha tocado decir que no a un partido porque tengo que trabajar. Hay jefes que colaboran, otros que no. Hay problemas en el tema laboral porque tienen que estar viajando y dejar sus puestos a la deriva, es un tema complejo”.

¿A usted cómo le ha ido con los jefes?

“Trabajo en el Inder Medellín, en un programa Deporte y Convivencia, es todo relacionado con el deporte entonces me da como esa tranquilidad de poder decir que pito y vuelvo, pero también es penoso cuando lo requieren para trabajos y uno tiene que decir que no se puede porque tengo que viajar, es molesto y uno los entiende a ellos que le pagan por un trabajo y uno no lo hace a cabalidad, es un tema complicado. Hay árbitros que han sido designados y no les dan permiso en el trabajo y prefieren ir a pitar; esto es una pasión”.

Por qué se critica tanto al arbitraje en Colombia

“Antes de criticar tenemos que saber las raíces del asunto y del porqué”.

Se habla de ‘rosca’ en el arbitraje…

“Los que hablan de ‘roscas’ deben tener las pruebas. La única ‘rosca’ que yo veo en el arbitraje es que el que lo hace bien, sigue pitando; y el que lo hace mal, sale; como en todas las profesiones de la vida. La única rosca es hacer las cosas bien”.

Por lo pronto Roldán se prepara para el 2015 en el que espera una mejor suerte con sus asistentes y seguir con la pasión que tiene desde los 10 años.

ANDRÉS FELIPE VIVEROS B.
Redactor de EL TIEMPO

Empodera tu conocimiento

Sal de la rutina

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.